LAS AUTORIDADES REABRIERON SÓLO TRES ACCESOS, PERO CON RESTRICCIONES. CONTINÚA EL RASTREO DEL FELINO QUE EL FIN DE SEMANA SE CRUZÓ CON TURISTAS.

 

Las Cataratas del Iguazú volvieron a recibir turistas esta mañana, después de permanecer cerrado el acceso al Parque durante dos días debido a la presencia de un puma que el pasado fin de semana mostró una actitud agresiva.

Parques Nacionales decidió que por el momento permanecerán cerrados el Paseo Inferior, el Sendero Macuco y las Isla San Martín; además de lugares de tránsito como la explanada del Sheraton al Circuito Inferior, Sendero Verde, el bar Dos Hermanas y la bajada a Punta Peligro. Los turistas podrán acceder al Paseo Superior, Garganta del Diablo y el Sendero Yacaratiá pero sólo a bordo de vehículos.

El rastrillaje que se realizó durante dos días fue frustrante, ya que no se hallaron rastros del animal y tampoco pudo ser olfateado por dos perros especialmente entrenados para el rastreo de grandes felinos y que fueron traídos de Brasil especialmente para la búsqueda.

 

El intendente del Parque Nacional Iguazú, Sergio Valdecantos, explicó que el operativo de captura del puma continuará “hasta que sea localizado”. El depredador será capturado con dardos anestésicos para luego enviarlo a un parque ecológico de la Provincia de Misiones, ya que pasó a ser considerado un “animal problema”, debido a que perdió el temor a la presencia humana.

Reabrieron algunos sectores de las Cataratas, mientras sigue la búsqueda del puma##

“El bicho se escondió y no sabemos dónde”, dijo Valdecantos. Las cámaras trampa no lo detectaron y tampoco se activaron las trampas lazo que se ubicaron en puntos estratégicos de la selva. Valdecantos agregó que los turistas que ingresen a Cataratas se encontrarán con guardaparques que portarán armas largas. “La intención es evitar cualquier incidente si aparece el puma”, aseguró.

Alrededor de 35 guardaparques, biólogos, veterinarios y baqueanos continuarán con la búsqueda del felino, que desapareció sin dejar rastros después que mostrara una actitud hostil el pasado domingo en uno de los senderos. Un turista aseguró que el animal se mantuvo agazapado y con la vista fija en su hijo menor, que se había quedado separado del resto de los integrantes de la familia.

Desde Parques Nacionales intentan evitar que se repita el ataque se produjo en 1997, cuando un viejo puma mató al hijo de un guardaparques.

 

Fuente: Clarin