NOROESTE, PARQUE NACIONAL

PARQUE NACIONAL BARITÚ

CLIMA

En general el clima es Tropical serrano con estación seca. La temperatura media es de 24ºC en verano (máximas de 35ºC) y 14ºC en invierno (mínimas bajo cero). Las lluvias alcanzan los 2000 mm anuales, sobre todo en días de verano. El momento más propicio para visitarlo es la temporada seca de invierno y principios de la primavera en dónde la temperatura se vuelve adecuada para transitar el parque por varias horas.

INFORMACIÓN Y SERVICIOS

El Parque cuenta con un camping agreste. La localidad cercana de Los Toldos cuenta 3 complejos de cabañas y varios hospedajes familiares, 2 comedores y posibilidad de realizar comidas por pedido.

Se encuentra en proceso de habilitación un alojamiento de pobladores de la comunidad. Comunidad Baritú: Doña Josefa Vilte ofrece habitaciones de alquiler en casa de familia.

ACTIVIDADES

Las recorridas turísticas por el Parque Nacional Baritú están reservadas a quienes posean un gran espíritu de aventura, de por sí, el solo hecho de acceder al área protegida implica un desafío. Los medios de traslado, una vez dentro del Parque, son a pie o a lomo de mula.

Senderos:

El Lipeo – Abra de Minas – Baritú. Recorrido: 16km. Parte desde la comunidad El Lipeo a 700 metros de altura sobre el nivel del mar (msnm) por el camino vehicular, pasa por “el cedral” y el punto panorámico “Abra de Minas”, el sitio más alto del recorrido a 1770msnm. Luego se llega a la comunidad Baritú que se encuentra a 1600msmn.

Sendero Cultural “El Molejón”- Parte a 100 m del Destacamento del Parque y visita un molino de piedra utilizado antiguamente por la comunidad, para molienda de maíz.

Sendero “El Cedral de Abra de Minas”. Recorrido: 8km hasta el ingreso. El sendero de 200metros recorre un sector poblado de árboles de Cedro Salteño de imponente envergadura.

El Lipeo – La Junta. Caminata corta que bordea el Río Lipeo y llega hasta la unión de los ríos San José y Cayotal. Recomendada para la observación de aves.El Lipeo – Las Termas del Cayotal. El trayecto de una hora y media de duración llega a un sitio con aguas termales que se encuentran fuera del Parque Nacional.

Baritú – Los Helechos Duración: 8 horas de ida y vuelta. El recorrido parte desde la comunidad Baritúy visita un área con helechos arborescentes. Se realiza solo con guía.

CONTACTO

Intendencia Parque Nacional Baritú: Casilla de Correo nº5 (4530), San Ramón de la Nueva Orán, Salta.
Teléfonos:
Intendente: (03878) 15511826
Mesa General de Entradas de la Intendencia: (0387)155074433
Jefatura de Guardaparques: (0387)155074432
Correo electrónico: baritu@apn.gov.ar

TARIFAS / HORARIOS

La entrada es gratuita.
La temporada de visita se concentra entre los meses de abril y diciembre.

ACCESO

Aislado vialmente del resto del país, el Parque Nacional Baritú no es un objetivo fácil. Solo grupos conocedores del terreno, que estén en buen estado físico, bien preparados y entrenados en la supervivencia en la selva deben intentar el ingreso, informando previamente al guardaparque en Los Toldos.

La única forma de llegar por vía terrestre, es partiendo desde la ciudad de San Ramón de la Nueva Oran, Salta, por la ruta nacional Nº 50 hasta la localidad de Aguas Blancas, en el límite con Bolivia. Desde allí, previa realización de trámites aduaneros y migratorios, se recorren 110 km. por la Ruta Panamericana Nº1 en territorio boliviano, pavimentada y de gran belleza escénica. Antes de la localidad “La Mamora” se toma el desvío al puente internacional regresando a Argentina y luego de transitar 18 km. por la Ruta Provincial Nº19, se ingresa a Los Toldos. Tras 26 km. más, se arriba al Parque Nacional Baritú.
Se recomienda la visita de junio a octubre ya que las lluvias estivales influyen en el estado del camino. El tramo desde Los Toldos al Parque es apto preferentemente para vehículos tipo camionetas, vehículos livianos altos o doble tracción. En Los Toldos hay una pista de aterrizaje para aeronaves de pequeña envergadura.

INFORMACIÓN

Ubicación e Historia

Ubicado al noreste de la Provincia de Salta, en el departamento Santa Victoria, pegado a la frontera con Bolivia, el Parque Nacional Baritú, es un espacio apenas alcanzado por el sol (y por el hombre), donde la Selva Tropical, rodeada por una serie de accidentes geográficos monumentales, ha permanecido inalterada a lo largo de los siglos.

Un espacio dominado por el aroma a tierra mojada y hojas, dónde la tierra y el cielo se vinculan a través del verde de las Yungas, conservando una de las perlas de biodiversidad del país. Este lugar enorme y de gran profundidad,  es el único parque tropical de la Argentina debido a la influencia del Trópico de Capricornio, y es considerado una de las reservas mejor protegidas del mundo.

En 1971, un grupo de naturalistas e investigadores del Instituto Miguel Lillo de Tucumán, elaboraron un informe para la creación del Parque Nacional Lipeo-Baritú. Los movilizaba la idea de salvar para el futuro un increíble ejemplo del patrimonio natural, constituido por un área que se había mantenido inalterada y sin transformaciones humanas a lo largo de los últimos 200 años.   Fue creado entonces en 1974 por Ley n.° 20 656  para preservar un sector de Nuboselvas que ha permanecido prácticamente virgen debido a sus dificultades de acceso, al aislamiento geográfico, las pocas vías de tránsito y su relieve, ya que el paisaje abrupto dificultó la extracción maderera. De esta forma los ambientes se conservan intactos y es un valor agregado para la exaltación de su belleza. Una estética que se mantiene viva y estoica a pesar del paso del tiempo. El decreto N.° 2149/90 del 10 de octubre de 1990 designó a un sector del parque nacional como reserva natural estricta.

Conserva además un patrimonio antropológico y arqueológico ligado a las culturas San Francisco y Ocloyas. Algunos acontecimientos relacionados al período preincaico e incaico, la conquista y colonización, las guerras de Independiencia y del Chaco, entre otros, han dejado marcas en las comunidades campesinas. Es así como este pasado aporta a la identidad cultural actual de la región y se refleja en los sistemas de agricultura y ganadería, rasgos arquitectónicos, comidas, topónimos, rituales, leyendas y mitos.

Relieve e Hidrografia

La región se caracteriza por un alto relieve, abrupto y muy quebrado, objeto de una erosión geológica importante, a causa de su ubicación en la alta cuenca del río Bermejo, en el tramo medio de la pendiente montañosa andina. El Parque se encuentra limitado por cordones montañosos de más de 2000 metros, como el Cerro de las Pavas y el Cerro Negro. Las cadenas serranas son interrumpidas por bolsones y valles, dónde ríos y arroyos buscan una salida hacia el oeste, volcando sus aguas al Bermejo, que forma el límite del parque hacia el noreste. Los ríos más destacados de esta cuenca son el Lipeo, Porongal, Pescado y, desde luego, el Bermejo, además de los arroyos Baritú, San Martín o Porongalito, y  Santelmita o Guandalcay.

Flora

Los cordones montañosos actúan como una barrera y obligan a la condensación debido a la humedad aportada por los vientos que vienen del este. Así es como se genera un espacio propicio para el desarrollo de una vegetación selvática que logra cubrir las montañas en toda su extensión. Al enfrentar los cordones montañosos de más de 2.000 metros de altura que limitan el área protegida, los vientos húmedos se ven obligados a ascender y a enfriarse. De esta manera, se condensan en masas nubosas que durante gran parte del año cubren como un manto las laderas. Este es el motivo por el cual también se conoce a esta selva de montaña como nuboselva. El aporte de la humedad que proviene de las precipitaciones permite que la vegetación adquiera características selváticas, exhibiendo ejemplares arbóreos de imponente tamaño, algunos de los cuales pueden superar los 40 metros de altura. La mayoría de las especies arbóreas pierden sus hojas durante el invierno y el conjunto toma un aspecto gris verdoso.  Sin embargo durante la primavera, antes de la aparición de estas lluvias, muchas de ellas se cubren de flores ofreciendo un espectáculo de gran belleza y color, como el brindado por los lapachos rosados y amarillos. El suelo y los troncos de los árboles de la reserva están salpicados de orquídeas azules, fucsias, blancas y amarillas, y muchos otros tonos vivos.

Hacia el este, acompañando el incremento de temperatura y humedad, predomina la selva montana, en la que se destacan helechos arborescentes como Nephelea incana y una singular epífita, la maroma (Ficus maroma), que crece velozmente rodeando con su tronco al árbol que le da soporte y con frecuencia lo mata, por lo cual se lo llama “el árbol asesino”. Otra especie de esta selva que merece mención es el cedro salteño (Cedrela balansae), que aquí alcanza tamaños imponentes y cuya madera es muy atractiva.

Fauna

Las Yungas son el hábitat ideal para albergar una gran variedad de fauna, entre los senderos se pueden avistar ardillas, hurones y monos caí, mientras que mamíferos como el yaguareté o tigre, actualmente en serio peligro de extinción, el puma, el chancho de monte, el oso hormiguero, el tapir, el carpincho y el zorro, son muy difíciles de avistar, aunque dejan evidencia de su presencia a través de los rastros. Recientemente se han encontrado rastros del oso de anteojos, también conocido como “sararas”, famoso por las leyendas de la zona.

Los ríos tales como el Lipeo, Pescado y Bermejo son hogar de peces autóctonos como sábalos, bogas, bagres y dorados. Sin embargo en los arroyos se encuentran dientudos, yuscas y viejas del agua. Todos ellos sirven de alimento a mamíferos como el lobito de rio y el mayuato. Otros habitantes característicos de estos ambientes acuáticos son las aves como el Pato de los Torrentes, el Mirlo de Agua y el Hocó Oscuro, a quienes se encuentran a menudo posados entre las rocas de los ríos.

En el cielo se encuentran desde las majestuosas águilas crestadas hasta el minúsculo picaflor enano.

Insectos y anfibios no pierden el protagonismo inundando la selva con sus llamados y aleteos constantes, durante la estación de verano, a la vera de los senderos, es posible sorprenderse con los llamativos coloridos de los “sapitos yungueños “o de “panza roja” y sus exquisitos sonidos que despiertan el ambiente.

Logo_APN_pns

FLORA - LISTADO DE ESPECIES

Aliso
Alnus acuminataIdentificación
Árbol con hojas alternas, dentadas. Estas se caracterizan por tener muchas venas secundarias rectas y paralelas, conectadas entre ellas por venas terciarias también paralelas y perpendiculares a las secundarias.Historia natural
Los alisos son árboles propios de lugares húmedos. Es fácil encontrarlos creciendo solos o formando agrupaciones a orillas de ríos, quebradas, lagunas y pantanos y cultivados a lo largo de cercas y en terrenos fértiles en las montañas. Son árboles muy apropiados para reforestar terrenos debido a su rápido crecimiento y a que dan albergue a muchos animales.Las flores masculinas y femeninas del aliso crecen por separado en el mismo árbol y no producen néctar ni atraen insectos; es el viento el que lleva el polen de unas flores a otras.El aliso es uno de los árboles nativos que alberga mayor número de insectos y otros invertebrados en su follaje. En éste son particularmente numerosas las chicharritas (Cicadellidae), pulgones (Aphidae), arañas y avispas diminutas. Estos invertebrados atraen, a su vez, a una gran cantidad de aves insectívoras, que frecuentan los alisos.Las semillas de los alisos son producidas en “piñas” parecidas a las de un pino, pero mucho más pequeñas (de unos 2 a 3 cm de longitud.) Estas semillas son consumidas por algunas aves, como chisgas (Carduelis), copetones (Zonotrichia) y palomas (Zenaida.)DistribuciónalisoSitios donde se veRegiones montañosas desde el sur de México hasta el noroccidente de Argentina.Subachoque, Bogotá.Datos para la observación
Los alisos tienen una extraordinaria vitalidad. Y no sólo hablamos de la rapidez con que crecen. Se puede observar cómo un solo árbol produce una enorme cantidad de semillas. Para esto, se deben buscar las “piñas” de un aliso, que se encuentran sobre el árbol o en el suelo bajo este. Se estrujan las piñas maduras, de color café y que aún estén medio cerradas y se cuentan las semillas. ¿Cuántas de estas semillas creen que podrán volverse árboles adultos?
Cedro Salteño

Cedrela angustifolia es una especie botánica, fanerógama de la familia de las meliáceas.

Índice

Distribución y hábitat

Se halla en Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay, Perú, Ecuador; hasta los 3.400 msnm . Está amenazada por pérdida de hábitat.

Descripción

Es un árbol inerme, de 7 a 17 m de altura, con fuste recto, de hasta 12 dm de diámetro. Florece australmente, de noviembre a enero; fructifica de febrero a marzo. Sumamente explotado por su madera. Hojas, al restregarlas, dan olor desagradable.

Uso

Muy apreciada por su madera: peso específico de 460 kg/, es liviana y bastante dura.

Para aberturas exteriores e interiores, persianas, muebles finos, chapas, tableros alistonados.2

Taxonomía

Cedrela angustifolia fue descrita por Sessé & Moc. ex DC. y publicado en Prodromus Systematis Naturalis Regni Vegetabilis 1: 624. 1824.3

Etimología

Cedrela: nombre genérico que es un diminutivo de Cedrus.

angustifolia: epíteto latíno que significa “con hojas estrechas”.4

Sinonimia

  • Cedrela boliviana Rusby
  • Cedrela herrerae Harms
  • Cedrela lilloi C.DC.
  • Cedrela steinbachii Harms
  • Pterosiphon multivenius Turcz.
  • Surenus angustifolia (DC.) Kuntze 5

Nombre común

  • Atoc cedro, cedro bayo, cedro coya, cedro de altura, cedro de Tucumán, cedro del cerro, cedro peludo, cedro salteño, cedro virgen.6
Guayacan

Guayacán es el nombre común con el que se conoce a varias especies de maderas de árboles que ocurren en bosques Neo-tropicales de América, que pertenecen a los géneros Tabebuia, Caesalpinia, Guaiacum y Porlieria. Todas las especies de guayacán se caracterizan por poseer una madera muy dura y de colores claros. Es justamente por su dureza que el nombre de Guaiacum se ha extendido por su uso a las otras maderas, aun cuando no guarden relación de parentesco entre ellas.

 

Maroma

Es el único parque donde se halla representada la “maroma”; planta parásita que envuelve y asfixia a otras. Helechos arborescentes gigantes de los que una persona se puede colgar. Además cobija una fauna amenazada.
El Parque se encuentra limitado por cordones montañosos de mas de 2.000 metros de altura como el Cerro de las Pavas y el Cerro Negro

Pino del Cerro

Podocarpus parlatorei

 Pino del cerro, Podocarpus parlatorei
 pinodelcerro
Estado de conservación
epino
Casi amenazado (UICN)
Clasificación científica
Superreino: Eukaryota
Reino: Plantae
División: Pinophyta
Clase: Pinopsida
Orden: Pinales
Familia: Podocarpaceae
Género: Podocarpus
Subgénero: P. subg. Podocarpus
Sección: P. sect. Capitulatis
Especie: P. parlatorei
Pilg. 1903
Sinonimia

Podocarpus parlatorei (pino de cerro) es una especie arbórea perteneciente a la familia de las Podocarpáceas. Es nativa de Argentina, Bolivia y Perú.

Es un árbol dioico, mediano a grande siempreverde, hasta de 30 m de altura y 15 dm de diámetro, muy ramificado, con ramas subverticiladas. Corteza rugosa, pardo oscuro, muy agrietada en sentido longitudinal, de mediano grosor (2–4 cm). Hojas perennes de 5–12 cm de largo, por 2,5-4,5 mm de ancho, y dos tiras estomáticas poco visibles, un ápice aguzado, helicadas, lineares, falcadas, acuminadas, con la nervadura central deprimida en el epifilo.

Los conos masculinos, de 1-2 cm de largo y, en número de 2-5 en el ápice de pedúnculo axilar. Los conos femeninos también en el ápice de un pedúnculo axilar de 5–20 mm de largo; 2-3 macrosporófilos, formando un receptáculo carnoso de 3–6 mm de largo; y se desarrolla un solo óvulo. Semilla drupácea ovoide de 6–8 mm de largo.

Índice

Nombre común

  • “Pino del cerro”, “pino blanco”, “pino del monte”.

Uso

De madera liviana, densidad 0,48 g/cm³. Es apta para chapas compensadas y para producir pasta química de celulosa, debido al largo correcto de sus traqueidas

 

Tarco

Jacaranda

 tarcoJacaranda
Clasificación científica
Reino: Plantae
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Orden: Lamiales
Familia: Bignoniaceae
Tribu: Jacarandeae
Género: Jacaranda
Juss.
especies
  • Unas 50 especies aceptadas: ver texto.
  • Lista completa de los taxones descritos con sinonimias1
Sinonimia

Jacaranda es un género de unas 50 especies aceptadas, de las 120 descritas,1 de árboles y arbustos de la familia de las bignoniáceas, típicos de la América intertropical y subtropical. Se conoce vulgarmente como jacarandá, jacaranda, gualanday o tarco.

Índice

Descripción

Fruto y semillas

Frutos de jacarandá in situ.

Flor de Jacaranda cuspidifolia.

Las variadas especies pueden alcanzar desde los 2 a los 30 metros de altura, de los cuales el fuste representa unos dos tercios. Éste llega a los 70 cm de diámetro, de forma recta y estilizada. La copa es poco densa y se asemeja a un cono invertido. En su especie Jacaranda mimosifolia es caducifolio en clima templado al llegar la primavera, como otras especies tropicales.

Sus hojas son opuestas, compuestas, con folíolos pinnatisectos en muchas de las especies, pinnadas, bipinnadas o simples en algunas pocas especies. Florece dos veces por año, en primavera y otoño, produciendo inflorescencias racimosas de flores de color azul violáceo y forma tubular en algunas especies, como la famosa Jacaranda mimosifolia, pero varía su color, hacia el rosado en algunas, y al blanco en unas pocas. Las flores, de un color azul violáceo, permanecen largamente en el árbol. El fruto es una cápsula plana y leñosa, con dehiscencia circuncisa, de unos 5 a 7 cm de diámetro, con semillas aladas.

Uso

Su madera gratamente aromática es muy apreciada en ebanistería y carpintería, en especial para realizar laminados. A algunas de estas variedades se las denomina impropiamente “palo rosa” aunque tal nombre corresponde más exactamente al “peroba“. Lo mismo ocurre con la denominación “palo santo” que corresponde con más precisión al guayacán.

Por su aspecto, los jacarandás son interesantes en jardinería. El jacarandá más típico es el Jacaranda mimosifolia, árbol caducifolio de gran porte con frondosa copa que se cultiva ornamentalmente en plazas, parques y jardines del mundo entero en climas cálidos o templados. Otra especie cultivada extensamente es la copaya (Jacaranda copaia), cuya madera es importante para la construcción, debido a la longitud de su tronco.

La decocción de las hojas del jacarandá tiene uso medicinal, como antiséptico y antibacteriano. La corteza es astringente, aunque no en dosis que admitan su uso industrial.

Taxonomía

Según el número de tecas (1 o 2) de las anteras, las especies de jacaranda pueden ser Monolobos y Dilobos. Las primeras la integran 18 especies y se localizan en el Caribe, México, Centroamérica y el oeste de Sudamérica incluyendo al jacaranda mimosifolia. En cambio las segundas, consideradas más primitivas, la integran 31 especies, ubicadas en Brasil.2 La estructura celular de la madera de las Monolobos es distinta de la de las Dilobos, y es otro de los caracteres que diferencian las 2 secciones.3 Estas diferencias entre los 2 grupos son inaprensibles directamente y esto impide distinguir las secciones de manera sencilla.
El género fue descrito por Antoine Laurent de Jussieu y publicado en Genera Plantarum 138. 1789.4 La especie tipo es: Jacaranda caerulea (L.) J.St.-Hil.

Etimología

Jacaranda: nombre genérico que deriva de la voz guaraní: hakuã= que tiene perfume + renda= lugar, sitio, o sea que significa “fragante”.

Es conocido también en el Paraguay como caroba’ o ka-í jepopeté que, también en idioma guaraní, significa algo como “aplauso de mono”, por sus frutos en forma de castañuelas.

Especies aceptadas

Sect. Dilobos (2 tecas)

Sect. Monolobos (1 teca)

Cebil

Anadenanthera colubrina (nombre común: vilca, huilco, kurupa’y, curupáy, wilco, cebil, angico, anguo) es una especie botánica de árbol de Sudamérica estrechamente relacionado con el yopo Anadenanthera peregrina. Crece de 5-30 m de altura (raramente 60 m) y su tronco, de 6-9 dm, es muy espinoso.2 Corteza gris oscura, con protuberancias cónicas. Hojas semejantes a Mimosa, de 3 dm de largo y de noche se doblan.3 En el sur de Sudamérica, A. colubrina produce flores de septiembre a diciembre y legumbres de septiembre a julio.4 En Brasil A. colubrina ha sido colocada en “alta prioridad” en estatus de conservación.5

Su madera tiene una densidad de cerca de 0,84 kg/dm²6

cebil

Índice

Geografía

  1. colubrina se halla en Argentina, Bolivia, Brasil, Ecuador, Paraguay, Perú y Mauricio.7

Condiciones de crecimiento natural

Crece a altitudes de cerca de 315-2200 msnm con lluvias de 250-600 mm/año, y Tº promedio de 21 °C. Tiende a crecer en colinas rocosas con suelo bien drenado, con frecuencia en la vecindad de ríos. Crece rápidamente a 1-1,5 m/año en buenas condiciones.8 Las áreas de crecimiento son “sabanas a selvas.” Florece tan pronto como dos años después de la germinación.9

Sus semillas son fáciles de germinar, mas requieren cuidados para llegar a plantas adultas. Son muy sensibles al ataque fúngico, se aconseja usar fungicida. La humedad en exceso pone a las semillas en putrefacción fácilmente, luego no regarlas en exceso. Crece bien en lugar soleado, en zonas tropicales y subtropicales; es sensible a la helada.

Uso general

Alimento

Se hace una bebida dulzona, con la corteza.10

Goma

La goma puede usarse de la misma manera que con la goma arábiga.11

Tanino

El tanino de A. colubrina’s se usa en la industria para procesar cueros animales.10

Medicina tradicional

Su corteza es parte muy común medicinalmente y shamanicamente.10 La goma se usa para tratar infecciones del tracto respiratorio superior, como expectorante y calma la tos.12

Madera

En el Brasil nordestino, es usado primariamente para madera en especial para aperos, en la construcción, para puertas, marcos de ventanas, cercas, vigas, plataformas, pisos, durmientes.”13 La madera se reporta como fuente preferida de leña para la cocina, porque da fuego fuerte y de largo aliento. Muy usada para hacer cercas, ya que las termitas parecen no atacarla. Fue en su tiempo, usada para construir casas, pero cada vez es más difícl encontrar suficientes árboles para tal propósito.10

Anadenanthera colubrina en Brasil.

Compuestos químicos

Los compuestos químicos en A. colubrina incluyen:

Uso enteogénico

Para hacer el polvo psicodélico vilca (o cebil), los granos negros de las legumbres de estos árboles primero se tuestan hasta que los granos estallan como pororó. El tostado facilita la remoción de la cáscara, y pone a los granos más fáciles para moler y hacer un polvo. Las cáscaras de las legumbres se remueven debido a su dificultad de pulverizarse. El polvo se mezcla en mortero con la forma natural de hidróxido de calcio (roca cálcica) u óxido de calcio. La mezcla se humedece a una consistencia similar a masa de pan, usando una pequeña cantidad de agua. Si se usa óxido de calcio, el agua reacciona, con reacción exotérmica y formando hidróxido de calcio. Una vez humedecido, se macera en una pelota por varios minutos, donde la bufotenina se pone en contacto con el hidróxido de calcio reaccionando para formar bufotenate cálcico (5-CaOdimetiltriptamina: DMT). El hidróxido de calcio también reacciona con algo de DMT y de 5-MeO-DMT presente en la forma de base libre de DMT y de 5-MeO-DMT. Luego se deja entre varias horas a varios días, dependiendo de la costumbre local. En ese periodo mucho del exceso de hidróxido de calcio reacciona con el dióxido de carbono del aire para formar carbonato de calcio. El hidróxido de calcio es cáustica en presencia de agua, muy irritante por el pasaje nasal, por eso es deseable que todo el hidróxido se convierta en carbonato. Luego se seca y está listo para usar.

Otro psicodélico parecido es el yopo, preparado de Anadenanthera peregrina.

El activo principal constituyente de vilca es el bufotenato de calcio (creado de la bufotenina presente en las legumbres. A. colubrina contiene 12,4% de bufotenina.16 Como el bufotenato se metaboliza rápidamente, sus efectos son de corta acción. Los chamanes wichí, reportes de 1996, usan activamente la Vilca, con el nombre de hatáj [Ott 2001, p.90].17 Se afirma que las legumbres las consumían los Incas.

Variedades

Guayabo

Psidium guajava

 Guayaba manzana
guayabo
Clasificación científica
Reino: Plantae
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Subclase: Rosidae
Orden: Myrtales
Familia: Myrtaceae
Subfamilia: Myrtoideae
Tribu: Myrteae
Género: Psidium
Especie: P. guajava
L.

El guayabo, guayaba manzana, Psidium guajava, es una especie de pequeño árbol perteneciente a la familia de las mirtáceas. Se trata de un árbol muy común en potreros dedicados al ganado vacuno, donde tradicionalmente debido a la facilidad que presentan para ser escalados, proveen de frutos a los habitantes de la zona.

Flores.

Índice

Descripción

Es un pequeño árbol perenne que alcanza los 2-7 metros de altura con tronco erecto y ramificado de madera dura. La corteza, de color gris, se descama con frecuencia y presenta manchas. Las hojas son opuestas, sencillas, oblongas o elípticas de color verde claro. Las flores son blancas, grandes, de 2,5 cm de diámetro, axilares y olorosas, se encuentran solitarias o en pequeños racimos. El fruto es una baya de hasta 15 cm de diámetro con pulpa rosada y numerosas semillas. Existen muchas variaciones en cuanto a los tamaños de sus frutos, ya que estos se presentan desde grandes de talla mayor a una naranja hasta aquellos pequeños como una ciruela, de colores de pulpa rosado intenso, naranja, blanca y sus intermedios.

Distribución y hábitat

Es un arbusto o árbol pequeño natural de América tropical que se ha asilvestrado en otras zonas tropicales del planeta. Donde se ha convertido en una especie muy habitual en regiones ganaderas del trópico húmedo debido a su facilidad de crecimiento en potreros dedicados para este fin.

Propiedades

Árbol en fructificación de Psidium guajava rosada.

Sinonimia

  • Myrtus guajava (L.) Kunze 1898
  • Psidium cujavus L. 1754
  • Psidium pomiferum L. 1762
  • Psidium pyriferum L. 1762
  • Psidium cujavillus Burm.f. 1768
  • Psidium angustifolium Lam. 1789
  • Psidium pumilum Vahl 1791
  • Psidium vulgare Rich. 1792
  • Psidium sapidissimum Jacq. 1798
  • Psidium pumilum var. guadalupense DC. 1828
  • Psidium aromaticum Blanco 1837, nom. illeg.
  • Psidium pyriferum var. glabrum Benth. 1840
  • Psidium fragrans Macfad. 1850
  • Psidium intermedium Zipp. ex Blume 1850
  • Psidium prostratum O.Berg 1856
  • Guajava pumila (Vahl) Kuntze 1891
  • Guajava pyrifera (L.) Kuntze 1891
  • Syzygium ellipticum K.Schum. & Lauterb. 1900
  • Psidium igatemyense Barb.Rodr. 1903.1

Véase también

Lapacho

Handroanthus impetiginosus

 Lapacho rosado
lapacho
Clasificación científica
Reino: Plantae
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Orden: Lamiales
Familia: Bignoniaceae
Género: Handroanthus
Especie: H. impetiginosa
(Mart. ex DC.) Standl. 1936
Sinonimia

El lapacho rosado (Handroanthus impetiginosus),1 2 es una especie arbórea nativa de América, donde crece desde el Paraguay, Bolivia, y el norte de Argentina hasta México. Prefiere suelos arenosos y húmedos.

Handroanthus impetiginosus en flor.

Inflorescencia.

Sumamente distintivo por sus vistosas flores rosadas, que aparecen cuando aún se encuentra desprovisto de follaje, a finales del invierno. Su madera se aprovecha en construcción, y a la infusión de su corteza se le atribuyen propiedades medicinales.

Es un árbol de buen porte, pudiendo alcanzar los 8 dm de diámetro en el tronco y los 30 m de altura, de los cuales 10 corresponden aproximadamente al fuste. La copa es semiglobosa, con el follaje concentrado en su parte más alta. Es caducifolio.

Las hojas se presentan opuestas y pecioladas. Muestran por lo general 5 folíolos, ligeramente aserrados, aunque a veces llegan a 7; éstos son elípticos y lanceolados, de 5 a 6 cm × 4 a 9 cm con el margen entero en la mitad inferior y levemente dentado en la superior. En el vértice de la nervadura media con las secundarias muestran un mechón de pelos.

Las flores aparecen entre julio y septiembre, antes del rebrote. Son grandes, de forma tubular; la corola es por lo común rosada o morada en esta especie, aunque excepcionalmente se presenta blanca, y supera los 4 cm de largo. Se divide en cinco lóbulos rizados, cuya garganta presenta estrías más oscuras. La flor muestra 4 estambres, amén de un estaminodio. El fruto es una cápsula cilíndrica y estrecha, dehiscente, que contiene numerosas semillas aladas.

La corteza, de color castaño grisáceo, es dura y difícil de desprender; la medicina popular la emplea para las afecciones renales o vesicales. La madera es de un agradable color amarillento, apenas veteada, y muy dura y pesada (0,935 kg/dm³); por su contenido en taninos es muy resistente a la intemperie. Aunque se emplea relativamente poco en mueblería, debido a la dificultad de su trabajo, se aprecia para piezas de exterior por su dureza e impermeabilidad.

Palmeras

Arecaceae

«Palmera» redirige aquí. Para otras acepciones, véase Palmera (desambiguación).

 Arecáceas
palmeras
Clasificación científica
Reino: Plantae
División: Angiospermae
Clase: Monocotyledoneae
Subclase: Commelinidae
Orden: Arecales
Familia: Arecaceae Schultz Sch. (Palmae nom.cons.) familia nº 76 en el LAPG III 20091
Subfamilias

Las arecáceas (nombre científico Arecaceae, sinónimo Palmae), son una familia de plantas monocotiledóneas, la única familia del orden Arecales (sinónimo Principales). Normalmente se las conoce como palmeras o palmas. Esta importante familia es fácil de reconocer. Son plantas leñosas (pero sin crecimiento secundario del tronco, sólo primario). A pesar de ser monocotiledóneas muchas de ellas son arborescentes, con grandes hojas en corona al final del tallo, generalmente pinnadas (pinnatisectas) o palmadas (palmatisectas). Sus flores poseen 3 sépalos y 3 pétalos, y se disponen en inflorescencias provistas de una o varias espatas. El fruto es carnoso: una baya o una drupa. Están ampliamente distribuidas en regiones tropicales a templadas, pero principalmente en regiones cálidas.

La familia fue reconocida por sistemas de clasificación modernos como el sistema de clasificación APG III (20092 ) y el APWeb (2001 en adelante3 ), y tradicionalmente también fue reconocida en otros sistemas de clasificación debido a sus caracteres morfológicos distintivos. En estos sistemas de clasificación, se ubican en su propio orden monotípico Arecales, en la subclase Commelinidae.

Entre las palmeras se encuentran especies de importancia económica y especies de valor ornamental, además de otras como el cocotero, la palmera datilera, el palmito, el ratán, la cera de carnaúba, la rafia, entre otras.

En el mundo crecen como especies propias de zonas tropicales, existen concentraciones de ellas en países como Madagascar. Colombia es el país con mayor número de variedades y una de ellas es el árbol nacional. Adicionalmente hay varios jardines botánicos especializados en las palmeras y son a menudo llamados palmetum. Entre algunas de estas colecciones se pueden citar el Palmetum de Santa Cruz de Tenerife y el Palmeral de Elche, en España, el Parque Nacional El Palmar en Entre Ríos, Argentina, y en menor medida, el Jardín Botánico de Caracas, en Venezuela, y el Jardín Botánico Nacional de La Habana, en Cuba.

Índice

Descripción

Introducción teórica en Terminología descriptiva de las plantas

Oncosperma filamentosum

Árboles o arbustos con troncos sin ramificar o raramente4 , ocasionalmente hierbas largamente rizomatosas, o lianas (Calamus spp.). El sexo de la planta es variable. El crecimiento secundario está ausente. Ápice del tallo con un meristema apical grande, las hojas se desarrollan helicoidalmente. Taninos y polifenoles muchas veces presentes. Pelos variados, y plantas a veces espinosas debido a segmentos de hojas modificados, fibras expuestas, raíces puntiagudas, o crecimientos del pecíolo.5

Las raíces son micorrícicas, sin pelos.

El tallo es usualmente arborescente con un tronco único sin ramificar (ramificado dicotómicamente en Hyphaene) o en un grupo cespitoso de tallos erectos, o en un rizoma erecto ramificado dicotómicamente (Nypa), o en una liana elongada con largos internodos (ratanes).

Hojas típicas son bastante grandes, alternas y espirales (raramente dísticas o trísticas), muchas veces agrupadas en una corona terminal (acrocaulis), pero a veces bien separadas, enteras, envainadoras en la base, con un elongado, erecto pecíolo (a veces referido como pseudopecíolo) entre la base envainadora y la lámina. En los taxones arborescentes las bases envainadoras de las hojas adyacentes pueden solaparse una a la otra, formando un capitel en el ápice del tronco. Las hojas pueden ser simples, usualmente divididas en forma pinada o palmada a medida que la hoja se expande, y en la madurez pareciendo palmadamente lobadas (con segmentos irradiando de un solo punto), costapalmadamente lobadas (con segmentos más o menos palmados divergiendo de un eje central corto, o “costa”), pinadamente lobadas o compuestas (con un eje central bien desarrollado portando segmentos pinados), o raramente dos veces pinadamente compuestas. A veces bífidas. Con foliolos convertidos en espinas presentes en algunos taxones. Lámina “plicada”, y los segmentos o bien induplicados (con forma de V en la sección transversal), o bien reduplicados (con forma de Λ en sección transversal), cada segmento con venas más o menos paralelas a divergentes. El pecíolo, en los taxones con hojas palmadas, con una solapa (“hastula”), entre el pecíolo y la lámina. Con tejidos blandos muchas veces decayendo hasta revelar variados patrones de fibras. Sin estípulas. Hojas típicamente liguladas, con el apéndice, la lígula, en la unión interna entre la lámina y el pecíolo. La venación es pinada -o palmado-paralela.

Ejemplares de Livistona chinensis.

Inflorescencias determinadas o indeterminadas, panículas o espigas de flores solitarias o de unidades cimosas, típicamente axilares o también terminales, con brácteas de persistentes pequeñas a grandes y deciduas. Las inflorescencias emergen de debajo (infrafoliares) o entre (interfoliares) o por encima de (suprafoliares) las hojas. El pedúnculo tiene por debajo un profilo muchas veces grande con 1 a numerosas espatas.

Flores bisexuales o unisexuales (y entonces plantas monoicas a dioicas), radiales, usualmente sésiles, con perianto usualmente diferenciado en cáliz y corola, hipóginas.

Usualmente 3 sépalos, separados a connados, usualmente imbricados.

Usualmente 3 pétalos usualmente, separados a connados, imbricados a valvados.

Estambres 3 o 6 a numerosos, filamentos separados a connados, libres o adnatos a los pétalos. Estaminodios presentes en algunas especies. Anteras longitudinales, raramente poricidas en dehiscencia.

Polen usualmente monosulcado.

Carpelos usualmente 3, pero ocasionalmente tantos como 10, a veces pareciendo que hay uno solo, separados a connados. Ovario súpero, usualmente con placentación axilar, pero placentación variable. Estilos, si presentes, separados o connados, estigmas sésiles o en la punta de los estilos, estigma variado. Óvulos 1 por lóculo, anátropo a ortótropo, bitégmico.

Nectarios en los septos del ovario o sin nectarios.

El fruto es una drupa, usualmente de una sola semilla, muchas veces fibrosa, o raramente una baya. Raramente dehiscente. Algunos con escamas externas (Calamoideae), pelos, aguijones, u otras cosas.

Semillas usualmente 1 por fruto y con endosperma con aceites o carbohidratos (hemicelulosas), a veces ruminado. Almidón ausente.

Ecología

Washingtonia filifera

Ampliamente distribuidas en regiones tropicales y subtropicales, principalmente lugares con alta humedad, con más de 2400 mm de precipitación media anual, más de 160 días con lluvia y más de 21°C. Por su abundancia, muchas veces son ecológicamente importantes donde están presentes. Tiene representantes también en las zonas templadas (por ejemplo Chamaerops), sobreviven en ambientes de desérticos ( Phoenix spp.), a bosques tropicales hasta manglares (Nypa fruticans), y desde el nivel del mar (Cocos nucifera) hasta altitudes muy elevadas (Trachycarpus).5 6

A nivel mundial existen más de 2400 especies, que pertenecen a 27 tribus en cinco subfamilias. En el Neotrópico crecen de forma silvestre alrededor de 790 especies (Dransfield et al. 2008). Las regiones neotropicales más ricas en especies se encuentran en la región del Chocó, donde se pueden encontrar hasta 83 especies en una cuadrícula de alrededor de 10,000 km2, y le sigue la región del Istmo Mesoamericano (Panamá y Costa Rica) (Bjorholm et al. 2005). Tan solo Colombia cuenta con 209 especies agrupadas en 44 géneros, por lo cual es considerado el país más rico en palmas del continente americano, además cuenta con el mayor número de endemismos con un total de 33 especies que equivalen al 15% del total de palmas del territorio; desafortunadamente Colombia también es el país con el mayor número de palmas amenazadas en América con 30 especies que se ubican en alguna categoría de peligro de las cuales 17 son endémicas). Los géneros más representativos en Colombia son: Astrocaryum, Bactris, Chamaedorea, Desmoncus, Euterpe, Geonoma, Mauritia, Oenocarpus y Syagrus7

Las flores de las palmeras son usualmente polinizadas por insectos, especialmente por escarabajos, abejas y moscas. Muchas veces el néctar es utilizado como recompensa de la polinización (Henderson 19868 ).

Los frutos de las palmeras son usualmente carnosos y dispersados por una gran variedad de mamíferos y aves, si bien algunos (como Nypha y Cocos) son dispersados por agua y flotan en las corrientes oceánicas (Zona y Henderson 19899 ).

Filogenia

Introducción teórica en Filogenia

Un gran cúmulo de trabajos en un período de unos 30 años ha clarificado nuestra comprensión de las palmeras (ver por ejemplo Dransfield 1986,10 Dransfield y Uhl 1998,11 Henderson 1995,12 Henderson et al. 1995,13 Moore 1973,14 Moore y Uhl 1982,15 Tomlinson 1990,16 Uhl y Dransfield 1987,17 Zona 199718 ). Dransfield et al. (200519 ) presenta una clarificación de la familia basado en relaciones moleculares (ver especialmente Asmussen et al. 200620 ).

Arecaceae es fácil de reconocer y monofilética. Las palmas se identifican fácilmente aunque no habría sinapomorfias consistentes para la familia. Uhl y Dransfield (1987) y Uhl et al. (199521 ) habrían identificado dos caracteres diagnósticos principales: 1) tallos “leñosos” (debido a la presencia de esclerénquima fibroso, no a crecimiento secundario), y 2) hojas plisadas en las yemas y subsecuente división en la mayoría de los grupos.

Calamoideae tiene hojas pinadas a palmadas y frutos distintivos que están cubiertos con escamas reflejas imbricadas (un carácter sinapomórfico). Géneros notables son Raphia, Mauritia, Lepidocaryum, Metroxylon, y Calamus.

Nypa (Nypoideae) tiene un tallo postrado que se divide dicotómicamente, y hojas erectas, pinadas, y los tépalos indiferenciados. Los fósiles se conocen en Europa y América temprano en el Terciario.

Análisis filogenéticos de múltiples secuencias de ADN muestran que la subfamilia Calamoideae es hermana de todas las demás palmeras. Nypa (el único género de Nypoideae), un distintivo género de las comunidades de manglares de Asia y el oeste del Pacífico, quedaría como hermana del resto de las palmeras (salvo Calamoideae). Entonces Nypa y Calamoideae forman un complejo parafilético, con hojas usualmente pinadas y reduplicadas, mientras que el resto de los géneros, con hojas usualmente costapalmadas o palmadas e induplicadas -las Coryphoideae- forman un grupo monofilético (Hahn 2002,22 Uhl et al. 199521 ).

Arecoideae tiene hojas pinadas y flores en grupos de 3 (tríadas), con una flor carpelada rodeada de dos flores estaminadas (probablemente una sinapomorfía, pero perdida en algunos subgrupos). Dentro de Arecoideae, unos pocos grupos monofiléticos bien definidos son evidentes.

Hyophorbeae (que tiene por ejemplo a Chamaedorea, Hyophorbe), tiene flores imperfectas en líneas.

Cocoeae tiene la inflorescencia asociada con una bráctea persistente, grande, leñosa, y los frutos con endocarpo de aspecto de hueso, triporado, e incluye géneros como Elaeis, Cocos, Syagrus, Attalea, Bactris, Desmoncus, y Jubaea.

Iriarteae (que tiene por ejemplo a Iriartea, Socratea) tiene raíces “stilt”, y segmentos de hojas con ápices despuntados y venas divergentes.

La mayoría de las Arecoideae están ubicadas dentro de un Areceae heterogéneo (Baker et al. 200623 ), los géneros representativos incluyen a Areca, Dypsis, Wodyetia, Veitchia, Ptychosperma y Dictyosperma. Estas palmeras a veces tienen una estructura formada de una serie de bases de hojas grandes o solapadas, que parece una prolongación vertical del tallo.

Coryphoideae son tradicionalmente divididas en las 3 primeras tribus que siguen, aquí se incluye una cuarta:

Taxonomía

Introducción teórica en Taxonomía

La familia fue reconocida por el APG III (20092 ), el Linear APG III (20091 ) le asignó el número de familia 76. La familia ya había sido reconocida por el APG II (200326 ).

En el sistema APG III se encuentra en el orden monotípico Arecales, subclase Commelinidae, clase Monocotyledoneae. El sistema de clasificación APG II, que no emplea nombres formales por encima del nivel de orden, la ubicaban dentro del clado de las comelínidas, que se mantenía desde la publicación del sistema APG de 1998 hasta la actualidad.

Sistemas anteriores ubicaban el grupo en la subclase Arecidae (Cronquist, 1981) o en el superorden Arecanae (Dahlgreen, Thorne).

El nombre Arecales, formado de acuerdo a las normas del Código Internacional de Nomenclatura Botánica a partir del género tipo Areca (que incluye la palma de betel, Areca catechu) es de uso relativamente reciente. Las nomenclaturas tradicionales usaban el nombre descriptivo Principales, del latín las primeras.

Como excepción a la regla de prioridad, para esta familia se pueden todavía utilizar los antiguos nombres usados por Linneo: Palmae para la familia y Principales para el orden. Los nombres Palmáceas o Palmaceae son rechazados por el Código Internacional de Nomenclatura Botánica. Son llamadas palmeras en España, Uruguay, Argentina y Chile, y palmas en la mayoría de los países de América.

La extensa familia posee 200 géneros, 2780 especies. Los géneros más representados son Calamus (370 especies), Bactris (200 especies), Daemonorops (115 especies), Licuala (100 especies), y Chamaedorea (100 especies).

A continuación, algunos géneros de la familia, con algunas de sus especies, su autoría botánica y sus nombres comunes, según se utilizan en distintos países de habla hispana.

Aiphanes caryotifolia (H.B.K.) J.C.Wendl. – Mararay (Venezuela, Ecuador y Colombia)

Astrocaryum aculeatum G.Mey. – cumare (Venezuela y Colombia)

Astrocaryum standleyanum – Guerregue, Wérregue, Chunga (Chocó).

Bactris gasipaes Kunth – chontaduro (Perú, Colombia y Venezuela)

Bactris brongniartii – Cubarro, Palma de Cubarro, Albarico.

Bactris guineensis (L.) H.E.Moore

Copernicia tectorum-Sará, Palmiche (Colombia y Venezuela)

Chamaedorea pauciflora -Iakake (Miraña)

Chamaerops humilis L.: Palmito, Margalló (España, en castellano y catalán)

Desmoncus polyacanthos -Matamba, Bejuco alcalde (Venezuela y Colombia)

Desmoncus mitis-Atajadanta (Amazonas), Bejuco alcalde

Elaeis guineensis Jacq. – Palma de aceite, Palmera del aceite, Palma africana

Elaeis oleifera (H.B.K.) Cortes – Nolí (Venezuela y Colombia)

Euterpe oleracea – Murrapo, Palmito, Naidí, Palmiche, Manaca (Colombia y Venezuela)

Euterpe precatoria – Asaí, Palmiche, Palma Manaca (Colombia y Venezuela)

Geonoma deversa – Goguire de centro de monte (Uitoto), Tataba (Miraña)

Geonoma macrostachys – Ucsha (Ecuador), Palmiche (Perú)

Iriartea deltoidea – Bombona, Bombonaje, Corneto, Trompeto, Barrigona, Cachudo (Venezuela y Colombia)

Jessenia bataua Burret Nombre correcto: Oenocarpus bataua

Jubaea chilensis (Molina) Baill. (Chile)

Jubaeopsis caffra Becc.

Howea forsterana (C.Moore & F.Muell.) Becc.

Leopoldina piassaba– Chiquichiqui (Colombia), Málama (Vaupés), Piassava (Brasil), Fibra

Lepidocaryum tenue – Pui, Caraná, Erere (Uitoto)

Livistona australis (R.Br.) Mart.

Lodoicea maldivica Coco de mer (Seychelles), Coco de mar o Coco de las Seicheles)

Manicaria saccifera Gaertn. – Napa (Panamá y Colombia) o Cabecinegro (Colombia)

Mauritia minor Burret

Mauritia flexuosa L.f. – Moriche (Venezuela), Canangucha (Colombia) o Aguaje (Ecuador)

Oenocarpus bataua– Seje, Milpesos (Colombia), Milpé, Komaña (Uitoto), Ungurahua (Perú)

Phytelephas seemanii – Tagua, Palma Tagua. Palma de marfil.

Phoenix canariensis Chabaud– palmera canaria

Phoenix dactylifera L. – palmera datilera

Trachycarpus fortunei (Hook.) H.Wendl.

Washingtonia filifera (Linden) H.Wendl.

Washingtonia robusta

La siguiente clasificación fue propuesta por N.W.Uhl y J.Dransfield en 1987 en Genera palmarum: una clasificación basada en el trabajo de Harold E. Moore, Jr. (pero ver nuevas clasificaciones como la de Asmussen et al. 200620 ):

La lista de todos los géneros de la familia botánica Arecaceae en Anexo:Géneros y tribus de Arecaceae.

Sinonimia

Sinonimia, según el APWeb3 (visitado en enero del 2009):

  • de Arecales: Cocosales Dumort.Arecanae Takht.Arecidae Takht. – Phoenicopsida Brongn.
  • de Calamoideae: Calamaceae Perleb, Lepidocaryaceae O.F.Cook
  • de Nypoideae: Nypaceae Le Maout & Decne.
  • de Coryphoideae: Borassaceae Schultz Sch., Coryphaceae Schultz Sch., Phoeniciaceae Burnett, Sabalaceae Schultz Sch.
  • de Ceroxyloideae: Phytelephaceae Perleb,
  • de Arecoideae: Acristaceae O.F.Cook, Ceroxylaceae O.F.Cook, Chamaedoraceae O.F.Cook, Cocosaceae Schultz Sch., Geonomataceae O.F.Cook, Iriarteaceae O.F.Cook & Doyle, Malortieaceae O.F.Cook, Manicariaceae O.F.Cook, Pseudophoeniciaceae O.F.Cook, Synechanthaceae O.F.Cook

Importancia económica

El Parque nacional El Palmar, Entre Ríos, Argentina, es con 8500 hectáreas un inmenso territorio protegido con abundantes ejemplares de palmeras yatay. El parque atrae a miles de turistas anualmente.

En general, las palmas constituyen uno de los elementos más importantes para las comunidades amazónicas por su valor económico, cultural y ecológico, ya que de este recurso obtienen su alimento, su vivienda y múltiples artículos que satisfacen sus necesidades materiales. Muchas especies de palmas tienen un gran valor actual y potencial como fuentes de alimento, aceites, fibras, medicinas y otros productos, incluyendo su valor como plantas ornamentales; todas las anteriores potencialidades (aprovechadas de manera sustentable) pueden llegar a ser una fuente de recursos valiosa para la economía27

Es una de las familias botánicas de mayor importancia económica.

Plantas para alimentación provienen de Areca, Attalea, Bactris, Cocos (cocotero, Cocos nucifera), Elaeis (que dan aceite, por ejemplo Elaeis oleifera), Metroxylon (que proveen almidón), y Phoenix (datilera). Muchos géneros poseen un brote apical comestible.

Otras palmeras económicamente importantes son Calamus (ratán), Copernicia (cera de carnaúba, Copernicia cerifera: palmera de la cera), Phytelephas (tagua), Raphia (raffia), y muchos géneros que proveen paja.

Finalmente la familia incluye un gran número de ornamentales, Caryota, Chamaerops, Livistona, Roystonea, Sabal, Syagrus, Washingtonia, Chamaedorea, Raphidophyllum, Thrinax, Coccothrinax, Licuala, Veitchia, Acoelorraphe, Butia, Copernicia, Dypsis, y Wodyetia. Entre las ornamentales destacan Phoenix canariensis (palmera canaria) y Roystonea regia (palma real cubana) y muchas otras.

Algunas especies son cultivadas en grandes extensiones, como el cocotero Cocos nucifera, la palmera del aceite Elaeis guineensis y la datilera Phoenix dactylifera.

La savia de algunas especies es concentrada o fermentada para elaborar “mieles” y “vinos” de palmera.

El fruto de Areca catechu se masca en Asia como estimulante y se conoce como betel.

Véase también

Referencias citadas

  1. Elspeth Haston, James E. Richardson, Peter F. Stevens, Mark W. Chase, David J. Harris. The Linear Angiosperm Phylogeny Group (LAPG) III: a linear sequence of the families in APG III Botanical Journal of the Linnean Society, Vol. 161, No. 2. (2009), pp. 128-131. doi:10.1111/j.1095-8339.2009.01000.x Key: citeulike:6006207 pdf: http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/j.1095-8339.2009.01000.x/pdf
  2. The Angiosperm Phylogeny Group III (“APG III”, en orden alfabético: Brigitta Bremer, Kåre Bremer, Mark W. Chase, Michael F. Fay, James L. Reveal, Douglas E. Soltis, Pamela S. Soltis y Peter F. Stevens, además colaboraron Arne A. Anderberg, Michael J. Moore, Richard G. Olmstead, Paula J. Rudall, Kenneth J. Sytsma, David C. Tank, Kenneth Wurdack, Jenny Q.-Y. Xiang y Sue Zmarzty) (2009). «An update of the Angiosperm Phylogeny Group classification for the orders and families of flowering plants: APG III.» (pdf). Botanical Journal of the Linnean Society (161):  pp. 105-121.
  3. Stevens, P. F. (2001 en adelante). «Angiosperm Phylogeny Website (Versión 9, junio del 2008, y actualizado desde entonces)» (en inglés). Consultado el 12 de enero del 2009.
  4. {video{cita web|url=https://www.youtube.com/watch?v=YSP40xXRNzQ&feature=youtu.be}}
  5. José Antonio del Cañizo (2002). Palmeras. Ediciones Mundi-Prensa. ISBN84-7114-989-3.
  6. Izco, J., Barreno, E. (1997). botánica. McGraw_Hill. ISBN84-486-0182-3.
  7. Galeano, G.2000. Estado de conservación de las palmas en Colombia. En: Revista Pérez – Arbelaezia, Volumen 5, Nº 11 (Abril); Pág. 68 – 70.
  8. Henderson, A. (1986). «A review of pollination studies in the palms.». Rev. (52):  pp. 221-259.
  9. Zona, S.; Henderson, A. (1989). «A review of animal-mediated seed dispersal in palms.». Selbyana (11):  pp. 6-21.
  10. Dransfield, J. (1986). «A guide to collecting palms.». Missouri Bot. Gard. (73):  pp. 166-176.
  11. Dransfield, J.; Uhl, N. W. (1998). «Palmae.». En K. Kubitzki. The families and genera of vascular plants. vol. 4, Monocotyledons: Alismatanae and Commelinanae (except Gramineae). Berlin: Springer-Verlag. pp. 306–389.
  12. Henderson, A. (1995). The palms of the Amazon. New York: Oxford University Press.
  13. Henderson, A.; Galeano, G., y Bernal, R. (1995). Field guide to the palms of the Americas. Princeton, NJ.: Princeton University Press.
  14. Moore, H. E. (1973). «The major groups of palms and their distribution.». Gentes Herb. (11):  pp. 27-141.
  15. Moore, H. E.; Uhl, N. W. (1982). «The major trends of evolution in palms.». Rev. (48):  pp. 1-69.
  16. Tomlinson, P. B. (1990). The structural biology of palms. Oxford: Clarendon Press.
  17. Uhl, N. W.; Dransfield, J. (1987). Genera palmarum. Ithaca, NY: L. H. Bailey Hortorium and International Palm Society.
  18. Zona, S. (1997). «The genera of Palmae (Arecaceae) in the Southeastern United States.». Harvard Pap. Bot. (11):  pp. 71-107.
  19. Dransfield, J.; Uhl, N., Asmussen, C. B., Baker, W. J., Harley, M. M., y Lewis, C. E. (2005). «A new phylogenetic classification of the palm family, Arecaceae.». Kew Bull. (60):  pp. 559-569.
  20. Asmussen, C. B.; Dransfield, J., Deichmann, V., Barfod, A. S., Pintaud, J. -C., y Baker, W. J. (2006). «A new subfamily classification of the palm family (Arecaceae): evidence from plastid DNA phylogeny.». J. Linnean Soc. (151):  pp. 15-38. Consultado el 25/02/2008.
  21. Uhl, N. W.; Dransfield, J., Davis, J. I., Luckow, M. A., Hansen, K. H., y Doyle, J. J. (1995). «Phylogenetic relationships among palms: cladistic analyses of morphological and chloroplast DNA restriction site variation.». En Rudall, P. J., Cribb, P. J., Cutler, D. F., y Humphries, C. J. Monocotyledons: Systematics and evolution. (Royal Botanic Gardens edición). Kew. pp. 623–661.
  22. Hahn, W. J. (2002). «A molecular phylogenetic study of the Palmae (Arecaceae) based on atpB, rucL, and 18S nrDNA sequences.». Biol. (51):  pp. 92-112.
  23. Baker, W. J.; Zona, S., Heatubun, C. D., Lewis, C. E., Maturbongs, R. A., y Norup, M. V. (2006). «Dransfieldia (Arecaceae): a new palm genus from western New Guinea.». Bot. (31):  pp. 61-69.
  24. Asmussen, C. B.; Baker, W. J., y Dransfield, J. (2000). «Phylogeny of the palm family (Arecaceae) based on rps16 intron and trnL-trnF plastid DNA sequences.». En Wilson, K. L. y Morrison, D. A. Monocots: Systematics and evolution. (CSIRO Publ. edición). Collingwood, Australia. pp. 525–535.
  25. Asmussen, C. B.; Chase, M. W. (2001). «Coding and noncoding plastid DNA in palm systematics.». J. Bot. (88):  pp. 1103-1117. Consultado el 25/02/2008.
  26. APG II (2003). «An Update of the Angiosperm Phylogeny Group Classification for the orders and families of flowering plants: APG II.» (pdf). Botanical Journal of the Linnean Society (141):  pp. 399-436. Consultado el 12/01/2009.
  27. Galeano, G. 1992. Las palmas de la región de Araracuara. Estudios en la Amazonia colombiana. Facultad de Ciencias Naturales, Universidad Nacional De Colombia. Segunda Edición.
Queñoa

La keñua o queñoa de altura (Polylepis tarapacana) es una especie de planta con flor de la familia de las rosáceas (Rosaceae). La especie se distribuye a lo largo de la Coordillera Andina desde Perú hasta Chile, incluyendo Bolivia. En Argentina la presencia de la especie todavía está sujeta a confirmación.

Índice

Hábitat y Distribución

La especie se distribuye en un rango elevacional entre 3900 hasta 4700 msnm, algunos individuos aislados pueden llegar hasta 5200 msnm en el Parque Nacional Sajama. Es conocida mundialmente porque en su distribución la especie alcanza más altitud que cualquier otro árbol en el mundo.

Habita principalmente cerros y laderas volcánicas rocosas.

En Bolivia, P. tarapacana forma bosques en el altiplano que incluye vegetación típica de la región árida como Festuca orthophylla, Parastrephia lepidophylla y Parastrephia quadrangularis. En bosques conservados, se encuentra comunmnete Mutisia lanigera. Los bosques se encuentran entre 3900 hasta 4800 msnm a lo largo de la Cordillera Occidental y el Altiplano de Bolivia en zonas áridas y frías. Desde la región oeste del departamento de La Paz hasta el sudeste del departamento de Potosí.2

Morfología

La especie incluyeárboles (1 a 3,5 m de alto, hasta 8 m) y arbustos pequeños (0,5-1 m de alto). Siempreverde, tronco retorcido, posee una corteza café-rojiza la cual se desprende fácilmente en delgadas láminas.3 Hojas compuestas, congestionadas en las puntas de las ramas, alternas, glabras en el haz, tomentosas en el envés, imparapinadas con 3 foliolos (de 7 x 3 mm). Inflorescencia tipo racimo que sale entre las vainas estipulares, 1-2 flores. Flores perfectas, actinomorfas, pequeñas e incoloras de 0,4-0,8 cm de diámetro. Fruto aquenio cubierto por tricomas glandulares o lanosos, con 3 a 4 regiones con espinas. El fruto posee una semilla.4

La especie puede formar híbridos con Polylepis tomentella tomentella.5

Floración entre septiembre y diciembre. Fructificación entre septiembre hasta diciembre.

Conservación

Los principales factores que amenazan a las poblaciones de la especie son la pérdida de hábitat.,6 extracción de leña, quemas, cambio climático e infección por el hongo patógeno, Leptosphaeria polylepidis.7

En algunas regiones, las poblaciones de P. tarapacana se encuentran bajo intensa explotación, especialmente por la sobre extracción de leña para ser utilizada como combustible y como fuente de carbón para las minas, especialmente minas de wolfran en la región norte de Chile. En otras regiones, particularmente a lo largo de la Coordillera Occidental de Bolivia, los bosques de P. tarapacana sufrieron de intensa explotación durante el siglo XIX hasta mediados del siglo XX. La madera extraída se quemaba para producir carbón vegetal, el cual era empleado en hornos de fundición de minas y locomotoras. Es así que en 1959, el presidente Germán Bush promulga la formación del Parque Nacional Sajama con la intención de proteger los bosques de P. tarapacana presentes alrededor del Nevado Sajama.

Los incendios son otro factor antrópico que afecta la estructura poblacional de los bosques de P. tarapacana. En el Parque Nacional Sajama, los incendios en los bosques se producen generalmente por la expansión accidental de incendios producidos en los pastizales para promover la regeneración de pastos anuales así como pequeñas fogatas utilizadas para espantar pumas.

En el Parque Nacional Sajama algunos individuos pueden llegar hasta 5.200 msnm, el bosque es considerado como la formación vegetal leñosa más alta del mundo.8 En Chile se encuentra en 42.000 km²

Hay evidencia precolombina de su uso como combustible y para construcciones9

Nombre común

Keñua, queñoa de altura, queñoa del altiplano, queñoa de Tarapacá, queñoa, quiñua, keñue, kewiña, qiñwa10

Taxonomía

Polylepis tarapacana fue descrita por Rodolfo Amando Philippi y publicado en Anales del Museo Nacional de Chile. Segunda Sección — Botánica 8: 21, en el año 1891.11

Sinonimia

  • Polylepis tarapacana var. brevifilamentosa Bitter
  • Polylepis tarapacana var. multisquama Bitter
  • Polylepis tarapacana var. pycnolopha Bitter
  • Polylepis tarapacana var. sajamensis Bitter
  • Polylepis tomentella subsp. dentatialata Bitter
  • Polylepis tomentella subsp. pentaphylla Bitter
  • Polylepis tomentella var. pilosior Bitter
  • Polylepis tomentella subsp. tetragona Bitter
Yuchan

Ceiba insignis

 Palo borrachoyuchan
Ejemplar adulto de Chorisia insignis, en Mónaco
Clasificación científica
Reino: Plantae
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Orden: Malvales
Familia: Bombacaceae
Subfamilia: Bombacoideae
Género: Ceiba
Especie: Ceiba insignis
(Kunth) P.E.Gibbs & Semir

Ceiba insignis es una especie de árbol de la familia Bombacaceae, endémica de Bolivia y del Perú. Erróneamente, durante décadas se conoció con este nombre un taxón que habita las yungas y el chaco seco de la Argentina, y el Paraguay, el cual en realidad se trata de otra especie: Ceiba chodatii.1

Detalle de las flores

Detalle del tronco

Índice

Descripción

Árbol caducifolio, de 4-18 m de altura (hasta 30 m en su área nativa), tronco espinoso, fuera de su área nativa suele ensancharse hacia la base; corteza lisa, verde, con estrías longitudinales. Hojas con pecíolo de 5-12 cm de largo y 5(-7) folíolos obovados, margen aserrado, acuminados, glabros, y peciólulos de 2 cm de largo, y limbo de 6-7 cm x 3,5-4 cm. Flores aisladas, en cortos y fuertes pedicelos; pétalos obovado-oblongos, blancos o cremosos, de 8-12 cm de largo, pilosos por el haz. fruto cápsulas oblongas de 10-12 cm x 5-7 cm, verdosas, lisas, abren en 5 valvas; semillas globosas de 8-11 mm de diámetro, con una lana blanca.

Florece australmente, de marzo a abril, y fructifica de abril a mayo.

Cultivo y usos

Se multiplica por semillas, y por esqueje, con estacas de 2 a 30 cm. El fruto maduro comienza a abrirse y muy pronto las semillas se dispersan por el viento.

Las semillas se siembran directamente, sin tratamientos previos y germinan con facilidad.

Árbol resistente a sequía, de rápido crecimiento, poco exigente en suelos, soporta heladas ligeras. Prefiere sitios bien drenados.

Se cultiva aislado, en grupos, en alineaciones con suficiente espacio para su copa redondeada. En lugares públicos se eliminan las espinas inferiores de su tronco. La lana de sus frutos es aprovechada localmente como relleno de almohadas, cojines, colchones, salvavidas, etc. y también como aislante térmico y acústico. En algunos países de Sudamérica, también se usa como combustible o impregnada en grasa para fabricar velas.

La madera es blanca, blanda y muy liviana. La madera esponjosa del tronco sirve para almacenar agua en épocas de sequías.

Los indígenas hacían canoas de los troncos. Y debajo de la corteza extraían fibra para hacer sogas. En los huecos de los troncos, abiertos por los pájaros carpinteros o formados por las ramas quebradas, hay reservas de agua que los indios aprovechaban durante sus excursiones en el bosque.

Taxonomía

Ceiba insignis fue descrita por (Kunth) P.E.Gibbs & Semir y publicado en Notes from the Royal Botanic Garden, Edinburgh 45(1): 134. 1988.2

Etimología

Ceiba: nombre genérico que fue otorgado a J. L. Choris (1795-1828), artista ruso y compañero de viaje del naturalista Kotzebue;

insignis: epíteto del latín insignis-e, distinguido, que resalta.

Nombre común

  • Castellano: palo borracho, p. borracho blanco, árbol botella, chorisia, yuchán, yucán, algodón, algodonero, palo botella, palo barrigudo, árbol de la painera, painera de Corrientes, painero, peinera, árbol de lana, toborochi, toborochi blanco, paina de seda, árbol de la seda, ceiba de Brasil, kapok. En Bolivia: toborochi
  • Guaraní: samohú, samu’u, mandiyú-rá, mandiyú

Sinonimia

  • Ceiba integrifolia (Ulbr.) Ravenna
  • Ceiba mythica Ravenna
  • Chorisia insignis Kunth
  • Chorisia integrifolia Ulbr.3

FAUNA - LISTADO DE ESPECIES

Aguti

Dasyprocta punctata

 Agutí centroamericanoaguti
Estado de conservación
eaguti
Preocupación menor (UICN 2.3)
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Orden: Rodentia
Suborden: Hystricomorpha
Familia: Dasyproctidae
Género: Dasyprocta
Especie: D. punctata
Gray, 1842
Sinonimia
Dasyprocta callida
Dasyprocta caudata
Dasyprocta colombiana
Dasyprocta isthmica
Dasyprocta pandora
Dasyprocta variegata

El agutí centroamericano (Dasyprocta punctata), también conocido como: Guaqueque alazan (Chiapas, México), cotuza, guatusa, ñeque, guatín, jochi colorado, cherenga, picure o añuje, es una especie de roedor histricomorfo de la familia Dasyproctidae que se encuentra desde el sur de México y Centroamérica hasta el norte de la Argentina, principalmente en los bosques, a menos de 2.000 m.s.n.m.

Índice

Características

Reproducir contenido multimedia

Agutí centroamericano buscando alimento.

La longitud de su cuerpo va de 42 a 62 cm; su peso de 2 a 3 Kg. El pelambre es castaño rojizo, más oscuro en las partes altas.

Historia natural

agutí centroamericano.

Es diurno, pero adopta comportamiento nocturno si se siente amenazado. Se alimenta principalmente de frutos. Sepulta semillas en su territorio y en épocas de escasez de alimentos dependen de esas semillas sepultadas. Una pareja ocupa un área de 2 a 3 hectáreas que defiende. Utiliza como refugio madrigueras que escarba en la tierra, o entre las raíces de los árboles o que encuentra entre las rocas.

El período de gestación dura entre 93 y 104 días, después de los cuales la hembra pare 1 a 3 crías. Tiene entre dos y tres camadas al año. Viven algo más de trece años.

Gato Onza u Ocelote

(LEOPARDO PARDALIS)

 Ocelotegato
Estado de conservación
egato
Preocupación menor (UICN 3.1)1
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Orden: Carnivora
Suborden: Feliformia
Familia: Felidae
Subfamilia: Felinae
Género: Leopardus
Especie: L. pardalis
Linnaeus, 1758
Distribución
gatodist
Distribución del ocelote
Subespecies
Véase el texto

El ocelote (del náhuatl océlotl) (Leopardus pardalis, antes Felis pardalis) es una especie de mamífero carnívoro de la familia Felidae.2 Se encuentra ampliamente distribuido en América, donde se diferencia en numerosas subespecies.2

Figura mochica de esta especie 200 a. C. Museo Larco, Lima, Perú.

Índice

Nombres comunes

El ocelote se conoce también como jaguarcito (Chaco), manigordo (Costa Rica y Panamá), cunaguaro (en Venezuela), tigrillo (en Colombia, México, Ecuador, El Salvador y Perú), jaguatirica (en Brasil), jaguarete´i o mbarakaja (en Guaraní pequeño jaguarete o gato respectivamente) (en Paraguay), gato onza en Argentina y Ocelote en Uruguay. Es de notar que los nombres de ocelote y de tigre son compartidos, según las zonas, con el distinto y mucho mayor félido llamado usualmente jaguar (Panthera onca).

Descripción

Ocelote

El ocelote es una especie de felino de mediano tamaño, con una longitud de cabeza y cuerpo de 70 – 90 cm, cola relativamente corta (30-40 cm, un 45% de la longitud de cabeza y cuerpo) y un peso en el entorno de los 11 kg. Poseen grandes orejas y gran sentido del oído, con unos ojos grandes y expresivos. Las extremidades anteriores tienen cinco dedos y las posteriores cuatro; las zarpas están provistas de almohadillas, que permiten al animal caminar sin hacer ruido, y con uñas largas, afiladas y completamente retráctiles, esto le resulta muy útil cuando no es necesario utilizarlas como, por ejemplo, al correr, y evitar, de este modo, su deterioro. Sus ojos están muy bien adaptados a los cambios de luminosidad: las pupilas se contraen hasta formar una fina y negra línea vertical durante los días de mucha luz, pero se abren y se redondean en situaciones de oscuridad.

Su fórmula dentaria es la siguiente:3 3/3, 1/1, 2-3/2, 1/1 = 28-30.

Distribución

Ocelote en Bolivia

El ocelote está presente desde el sur de Estados Unidos hacia el sur, en todos los países de América continental, el norte de la Argentina y del Uruguay.

Hábitat

Presenta una gran versatilidad en el uso de hábitat pudiendo habitar selvas húmedas, zonas montañosas y hasta semidesérticas, su hábitat se extiende desde Texas a Argentina. Son de hábitos nocturnos, pasando la mayor parte del día durmiendo en las ramas de los árboles o escondidos entre la vegetación. Es de hábitos solitarios. Tiende a emboscar a sus presas.

Comportamiento

Reproducción

Alcanzan la madurez sexual a partir de los 24 meses.3 Tras un periodo de gestación que oscila entre los 72 y 82 días, las hembras paren de una a dos crías, excepcionalmente tres o cuatro.3 Al nacer pesan unos 250 g y no abren sus ojos hasta 15 o 18 días más tarde.4 En cautividad se le estima una longevidad de unos 20 años; es posible que sea mucho más corta en la naturaleza.

Alimentación

Se alimenta de mamíferos medianos y pequeños; como zarigüeyas, monos, murciélagos y otros. También comen reptiles (caimanes jóvenes, lagartos y serpientes) y los huevos de las tortugas. Cazan aves y algunos son buenos pescadores. Además, se han registrado casos de canibalismo.3 Cazan en solitario o en grupos familiares, y el éxito de la captura dependerá sobre todo de la vista y el oído; el olfato también está muy desarrollado, pero éste lo suelen emplear en el examen de la presa y en el reconocimiento del territorio marcado con orina por otros machos de la especie. Las técnicas empleadas para cazar son variadas: en unos casos acechan a la presa y, en otros, en esperar escondidos y lanzarse después por sorpresa sobre sus víctimas.

Subespecies

Se conocen 10 subespecies de ocelote:2

Conservación

La destrucción de su hábitat es la principal amenaza para su supervivencia. Además, este animal es buscado por cazadores furtivos con el objetivo de comercializar su piel, en razón de los valores estéticos que la misma posee

 

Mayuato

Procyon cancrivorus

 MayuatoMapache cangrejero
Estado de conservación
emayuato
Preocupación menor (UICN)1
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Clase: Mammalia
Subclase: Theria
Infraclase: Placentalia
Orden: Carnivora
Suborden: Caniformia
Familia: Procyonidae
Subfamilia: Procyoninae
Género: Procyon
Especie: P. cancrivorus
Cuvier, 1798
Distribución
mayuatodist
Distribución
Subespecies
  • P. c. cancrivorus
  • P. c. aequatorialis
  • P. c. nigripes
  • P. c. panamensis

El mapache austral (Procyon cancrivorus), también conocido como aguará popé, mapache cangrejero, mapachín, zorra patona, manopelada, nutria romanguera, oso manglero, gato manglatero, mayuato y osito lavador, es el mapache nativo de América del Sur. Se encuentra en las regiones tropicales a ambos lados de los Andes y actualmente habita desde Costa Rica hasta Brasil, Paraguay y el noreste de Argentina.

Su cara es blancuzca con un antifaz negro sobre los ojos; cola negra con anillos blanco-amarillentos; patas y manos de apariencia desnuda, con dedos terminados en garra. Miden de 23 a 30 cm de altura, la longitud del cuerpo con la cabeza es de 42 a 70 cm y la de la cola de 20 a 41 cm. Pesan hasta 15 kg.

Es un animal nocturno de hábito solitario y terrestre, buen trepador. Se alimenta principalmente de cangrejos, camarones, peces, aves pequeñas, caracoles, insectos, tortugas y ranas. También come frutas, semillas y ciertos vegetales. Se refugia en huecos de árboles, grietas de rocas, madrigueras de otros animales e instalaciones humanas abandonadas, siempre cerca de cursos de agua.

 

Mono Cai

Sapajus apella

 monoMono maicero
Estado de conservación
emono
Preocupación menor (UICN)1
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Orden: Primates
Suborden: Haplorrhini
Infraorden: Simiiformes
Parvorden: Platyrrhini
Familia: Cebidae
Género: Sapajus
Especie: S. apella
(Linnaeus, 1758).
Distribución
monodist
Distribución de las subespecies mono maicero
Subespecies
S. a. apella Violeta
S. a. fatuellus Azul
S. a. margaritae Rojo
S. a. tocantinus Amarillo
Sinonimia
Cebus apella

El Sapajus apella, también conocido como mono maicero, capuchino de cabeza dura, mono silbador o mono caí, es un primate platirrino de Sudamérica. Es la especie de primate más ampliamente distribuida en el Neotrópico.2

Índice

Otros nombres

Nombres del Sapajus apella
Nombre País
bondo Surinam
cachón
cachudo
capuchino de cabeza dura
kesi-kesi Surinam
macaco preto Brasil
maicero Colombia
maicero cornudo
mico maicero Colombia
mono caí
mono negro Venezuela
mono silbador
Sapajus apella apella Guayanas y norte de Brasil
Sapajus apella fatuellus Este de Colombia, sur de Venezuela
Sapajus apella margarítae Isla Margarita (Venezuela)
Sapajus apella tocantinus Este de la Amazonia brasileña

Descripción

El mono maicero es un animal omnívoro, que se alimenta preferiblemente de frutas e invertebrados, aunque algunas veces atrapa pequeños vertebrados, tales como lagartijas y polluelos de aves; también se alimenta de otras partes de plantas. Este cébido puede encontrarse en diferentes tipos de ambientes, incluyendo la mayoría de los bosques tropicales y subtropicales, y en bosques de crecimiento secundario.

Está ampliamente distribuido en Sudamérica. Se caracteriza por presentar en el cuerpo un pelaje que varía de castaño claro a castaño oscuro o marrón a rojizo; en las extremidades y cola presenta una coloración que varía de marrón oscuro a negro, siendo estas últimas las partes más oscuras del cuerpo. En la frente presenta pelaje erecto semejando unos cachos de allí su nombre, el rostro puede presentar pelaje corto que se esparce sobre la piel negra. Es una especie relativamente grande, la longitud entre cabeza cuerpo está entre 35 y 49 cm, y posee una cola prensil de entre 38 y 49 cm, los machos pesan alrededor de 3,7 kg y las hembras 2,3 kg. Al igual que otros cebides habita en la selva húmeda tropical, se desplaza en árboles de gran altura y se caracterizan por presentar hábitos diurnos, ser activos e inquietos.

Su dieta está constituida principalmente por frutas, semillas, néctar, insectos, crustáceos, reptiles, ranas, huevos de las aves y pequeños mamíferos por lo tanto los maiceros pueden ser considerados como animales omnívoros. Respecto a su desplazamiento, aunque usualmente se apoyan en las cuatro extremidades pueden adoptar una postura bípeda, así mismo utilizan la cola prensil para desplazarse y alimentarse.

Al igual que otras especies de capuchinos (género Sapajus), son animales sociales. Vive en grupos sociales conformados por 6 a 18 individuos, en el cual hay un macho dominante el cual se puede reproducir con varias hembras. El área de dominio vital se ha calculado entre 90 y 158 ha y realizan desplazamiento por zonas descubiertas de vegetación para llegar de un fragmento de bosque a otro. En cuanto a la reproducción esta especie se caracteriza por que generalmente sólo tienen una cría en cada parto, con un período de gestación de 149 a 158 días y de lactancia de 270 días; el ciclo estral es de 18 días y los juveniles se valen por sí mismos al año y medio.

Taxonomía y filogenia

Individuo de la subespecie S. a. apella.

Esta especie de primate platirrino (monos de Nuevo Mundo) pertenece a la familia Cebidae y al género Sapajus llamados genéricamente monos capuchinos robustos, debido a que la distribución y pelaje de la cabeza recuerda a los monjes. Carlos Linneo describió a los integrantes de este género como Simia capucina en su obra Systema Naturae (1758); posteriormente, Erxleben en 1777 acuñó el nombre pasado del género, Cebus.

Groves en Mammal Species of the World considera 6 subespecies de Sapajus apella:2

  • Sapajus apella apella
  • Sapajus apella fatuellus
  • Sapajus apella macrocephalus
  • Sapajus apella margaritae
  • Sapajus apella peruanus
  • Sapajus apella tocantinus

Silva en cambio estableció que Sapajus macrocephalus es una especie diferente.3 4 Según el estudio genético de Ruiz García el linaje C. a. apella de Guayana francesa, Surinam, Guyana, nordeste de Venezuela en la cuenca norte del Amazonas y el interfluvio entre los ríos Tapajós y Xingú, se relaciona más cercanamente con C. a. fatuellus del oriente y centro de Colombia, sur de Venezuela y noroeste de Brasil; mientras que el linaje único y separado macrocephalus incluye a las anteriormente descritas subespecies C. a. macrocephalus, C. a. peruanus, C. a. maranonis y C. a. Pallidus y está ampliamente distribuido en la cuenca alta del oeste de la Amazonia, en el Perú, oriente del Ecuador, sureste de Colombia y norte de Bolivia.5 Considerando entonces que S. macrocephalus es una especie diferente, se tendrían las iguientes subespecies de S. apella:

  • Sapajus apella apella
  • Sapajus apella fatuellus
  • Sapajus apella margaritae
  • Sapajus apella tocantinus

Los individuos (especialmente las hembras adultas y lo machos subadultos) presentan un copete característico por lo que también se les conoce como maicero cornudo, cachón o cachudo.6

Descripción

Su longitud cabeza cuerpo varía entre 35 y 49 cm, y posee una cola prensil que tiene entre 38 y 49 cm y alcanza un peso alrededor de los 2 a 5 kg. Los machos son más grandes (3,7 kg en promedio) que las hembras (2,3 kg en promedio). El pelaje del cuerpo generalmente varia de color castaño claro hasta castaño oscuro o marrón rojizo; las piernas, brazos y cola van desde color marrón oscuro a negro pero siempre son más oscuros que el resto del cuerpo. A cada lado de la frente, presentan en la mayoría de los casos pelaje erecto a manera de «cachos». El rostro está cubierto por pelaje corto (a veces ausente) esparcido sobre la piel negra.6

Distribución geográfica y hábitat

Sapajus apella adulto.

En Colombia, Sapajus apella se encuentra en casi toda la Amazonía y en las tierras bajas del piedemonte amazónico de la cordillera oriental, donde alcanzan una altura de por lo menos 1300 msnm. No se encuentran en algunas áreas bien definidas en el oriente del Vichada en el alto Cahuinarí (Amazonas), el trapecio amazónico colombiano y en el norte de Arauca, donde es desplazado ecológicamente por Cebus albifrons. Penetra en el alto valle del alto río Magdalena en el departamento del Huila, hasta una altura de 2700 msnm (en la región de San Agustín) y en la región de Tierraadentro en el departamento del Cauca, a alturas de hasta 2500 msnm, cerca a Inzá.7 Cebus apella tiene la distribución geográfica más amplia de cualquier especie de primate neotropical. Aunque en Colombia penetra al occidente de la cordillera Oriental en el alto valle del río Magdalena, la mayor parte de su distribución se encuentra al oriente de la misma y en general al oriente de los Andes al sur del río Arauca y Meta, por la Amazonia venezolana; en Guyana, Surinam, Guayana francesa; en el norte de Brasil y el centro y este de la Amazonia brasileña; y en el oriente del Ecuador y el Perú.4 5

Hábitat preferido

Se encuentra en gran diversidad de ecosistemas, desde bosque caducifolio de galería en los Llanos Orientales hasta bosque húmedo permanente (perenne), así como también en aquellos de crecimiento secundario. En algunas áreas de Colombia pueden ser considerados como plaga para la agricultura, pues se alimentan principalmente de cultivos de maíz (de ahí el nombre de «maicero»), caña de azúcar, cacao y árboles frutales, Sapajus apella es un generalista en términos de uso de hábitat, sin embargo a diferencia de Cebus albifrons, generalmente no se desplaza ni busca alimento en el bosque inundado, constituyendo esto una marcada diferencia entre estas dos especies de Cebidae.8 S. apella prefiere ambientes más secos en bosques semi decicuos de los Llanos Orientales, mientras que C. albifrons utiliza más frecuentemente los bosques de palma espinosas, Bactris, las cuales crecen sobre los lechos secos y arenosos de los ríos. Adicionalmente en la Amazonia colombiana Cebus albifrons es más comúnmente encontrado en bosques que rodean colinas rocosas y en bosques que crecen sobre arenas blancas, mientras que Sapajus apella elige bosques más diversos y fértiles. Este último puede encontrarse también en bosques aislados, bosques de neblina y en manglares. Pueden también cruzar áreas de vegetación muy abierta, con el propósito de desplazarse de un segmento de bosque a otro. Durante sus actividades, S. apella utiliza con mayor frecuencia los estratos medio y bajo del bosque.9 Los hábitat preferidos de S. apella son los bosques secundarios altos y en etapas sucesionales, en donde suele usar los estratos medios del dosel y el sotobosque. Es generalista en términos de uso de hábitats, opta por ambientes secos, diversos, y fértiles y normalmente utiliza árboles con copas pequeñas.10

Sapajus apella en la reserva Pirajú (Brasil).

Tamaño de grupos

El promedio en los Llanos Orientales es de 8 a 9 individuos/grupo, compuestos generalmente por un macho adulto, varias hembras y juveniles.11 En el Parque Nacional Natural Tinigua, en el centro de investigaciones primatologicas La Macarena, los grupos están conformados hasta por 23 individuos, siendo 16 el tamaño promedio. Estos grupos están compuestos por machos de diferentes edades, varias hembras e individuos juveniles.12 13 14 15 En 1985 Janson encontró grupos de cerca de 10 individuos en el Parque Nacional Manu en el Perú.16 Sobre el río Meta el tamaño del grupo fue de 6 a 12 individuos17 18 19 Soini19 en el parque nacional Pacaya Samiria al norte del Perú, registro de 6 a 11 individuos y una media de 8,7 animales por grupo.6

Área de dominio vital (ADV) y recorrido diario

Varía de acuerdo a la calidad del hábitat. Se han registrado ADV de 90 ha en el Parque Nacional Natural El Tuparro.11 158 ha en el Parque Nacional Natural Tinigua en Colombia15 y para el Parque Nacional Manu en el Perú se cuenta con dos informes: 125 ha y 80 ha14 20 Un grupo observado al norte de Manaos (Brasil) en el bosque sobre arenas blancas utilizaba un ADV de alrededor de 900 ha (Pedzonni, comunicación personal). Respecto a los recorridos diarios, Terborgh20 calculó un promedio de 2070 m en el Parque Nacional Manu (Perú), mientras que en el Parque Nacional Natural Tinigua es estimado un promedio de 1667 m (rango 370 a 2300 m).15

Densidad de la población

Se calculó en 16 individuos/km² para el Parque Nacional Natural Tinigua,15 mientras que en el Parque Nacional Manu fue de 40 individuos/km². En el Parque Nacional Natural El Tuparro es de 16-17 individuos/km².21 En la estación Biológica Caparú, al oriente de Colombia, las densidades llegan a 8 individuos por cada km² y en el río Puré a 5,8 individuos por cada km².6

Patrón de actividad

Terborgh20 estimó la utilización del tiempo en el Parque Nacional Manu en Perú, así: 12% descanso, 21% desplazamiento, 66% forrajeo, del cual el 16% es sobre material vegetal y 50% sobre insectos.20 En el Parque Nacional Natural Tinigua,15 registraron 7% de descanso, 27% de desplazamiento, 62% de alimentación y 4% de otras actividades.6

Locomoción y postura

Locomoción y postura de Sapajus apella.

Utiliza una amplia variedad de patrones de locomoción, sin embargo, su forma de desplazamiento más común es cuadrúpeda. Emplean también con frecuencia el galopear, correr, saltar y escalar. Por otra parte, es muy común que desciendan al suelo del bosque con el objeto de buscar invertebrados y lagartijas, y para beber agua de ríos y quebradas cuando esta no se encuentra disponible en los árboles, su fuerte cola prensil les permite adoptar posiciones seguras de alimentación similares a las utilizadas por los Atelinae y otras especies de Sapajus y de Cebus.6

Dormideros

Zhang22 encontró que la mayoría de los dormideros en la Guyana Francesa eran sobre las hojas de la palma Oenocarpus bataua que se concentraba en un área particular de su dominio vital. Los maiceros también utilizan frecuentemente estas mismas palmas como dormideros en el oriente colombiano.23 6

Comportamiento

Dieta

Puede ser considerado omnívoro. Una porción extremadamente importante de su dieta la conforman los invertebrados, siendo estos representados por Lepidópteros, Himenópteros (especialmente hormigas) y ortópteros, cuyo conjunto representa en conjunto un 50% de su tiempo de alimentación.20 También consumen huevos de aves y pueden capturar vertebrados tales como ranas, lagartijas, aves y pequeños mamíferos.24 12 13 20 25

Comportamiento social

Janson investigó las interacciones sociales de agresión en la especie,16 encontrando diferencias en la tasa de alimentación de acuerdo al estatus social dentro del grupo. Los animales dominantes tenían una dieta con un 20% o más de energía total que la de los subordinados, y así mismo, los animales que recibían poca agresión tenían una dieta energéticamente alta. Por otra parte, un macho del grupo que emigro, tenía el nivel más bajo de consumo energético y los niveles de competencia dentro del grupo eran diez veces mayores que el nivel de competencia intergrupal. Los machos adultos pasan mayor cantidad de tiempo en la periferia del grupo, comen menos y vigilan más que las hembras, detectando a los predadores potenciales más frecuentemente que las hembras. El alto riesgo de predación puede ser una presión importante que desarrolla la capacidad de los machos dominantes para vivir por más largo tiempo.26 Janson11 14 plantea la posibilidad de que el sistema de apareamiento de Cebus albifrons y Sapajus apella puede haber determinado el sistema social que posee cada especie y encontró diferencias en el tamaño del parche de alimentación utilizados en las dos especies. Sapajus apella se alimenta en árboles mucho más pequeños que los utilizados por C. albifrons, asegurando así que los miembros de su grupo social permanezcan en promedio, mucho más cerca uno del otro que los miembros de un grupo de Cebus albifrons. De esta forma el macho dominante de Sapajus apella puede ofrecer beneficios a la hembra y sus crías, en respuesta a que muy probablemente ella se aparee con él y no con otro macho. Igualmente el macho dominante exhibe una mayor tolerancia hacia las hembras y sus crías en los árboles con espacios reducidos.6 Por su parte, el macho dominante enfrenta a los predadores manteniéndose visible y avisando con un alarido particular, mientras los demás se esconden. Para ahuyentar la otra manada de una cosecha, él lidera el ataque, seguido de las hembras, y los machos subdominantes no participan.27 Las hembras son filopátricas, con algunas excepciones en las que se ha reportado que abandonan el grupo y forman uno nuevo. Los machos suelen alejarse de su grupo natal para formar un grupo por su cuenta. Sin embargo, existe un conjunto de individuos que permanecen en el grupo por periodos relativamente largos.10 Las hembras desarrollan afiliaciones unas con otras, se acicalan, interactúan entre ellas y se sientan juntas; por el contrario, los machos, interactúan agonística y afiliativamente tanto entre ellos como con las hembras. Las afiliaciones que se crean entre hembras al parecer son de tipo matrineal por parentesco.10

Comportamiento reproductivo

Las hembras presentan un periodo estral de 18 días.28 y la gestación se ha calculado en 160 días.29 Para copular el macho monta la hembra apoyándose directamente sobre el sustrato de la rama en que se encuentren o sosteniéndose con sus pies de las patas traseras de la hembra. En muchos grupos se presenta únicamente un macho reproductor, mientras que son las hembras fértiles.30 encontraron que en los grupos más grandes esta situación puede cambiar y pueden presentarse otros machos en edad reproductiva, pero generalmente, el macho dominante hace prevalecer su derecho a copular, impidiendo a los otros acceder a las hembras. Igualmente las hembras muestran preferencia por el macho dominante.11 Soini19 observó nacimientos durante todos los meses excepto durante la estación seca (octubre a junio, en el Parque Nacional Pacaya Samiria) e Iwaza25 para el río Duda, informaron nacimientos durante la época seca, la cual es más pronunciada en aquel sitio que en el lugar de estudio de Soini (en el Perú).6

Vocalización y despliegue

Freese y Oppenheimer31 6 describen 17 vocalizaciones de Sapajus apella:
1) fu, fuerte y prolongado y consistente de 1-3 repeticiones, utilizado por todos los individuos para localizar el grupo
2) mik: emitido 2 o 3 veces por infantes y jóvenes cuando están asustados, para atraer la atención de la madre;
3) quejido, utilizado por todos los individuos para mantener contacto con el grupo;
4) pio vocalización corta y repetida, comúnmente utilizada por infantes para mantener contacto con la madre;
5) gruñido, vocalización pulsada de bajo tono, usualmente acompañada por una sacudida de cabeza, emitida por la hembra para apaciguar al infante;
6) como flauta, vocalización poco común, emitidas por los machos adultos cuando se acercan a una hembra en estro;
7) igk, trino común emitido por los machos adultos cuando se acercan a una hembra en estro;
8) kecker, vocalización común consistente en pulsos de amplia frecuencia, emitida por todos los individuos para demostrar miedo intenso o mientras persiguen o amenazan;
9) grito, vocalización común de amplia frecuencia emitida por todos los individuos para indicar miedo extremo;
10) moler dientes, poco común consiste en frotar los molares, y es utilizado por machos adultos como señal de amenaza;
11) iku, vocalización menos común de frecuencia baja, emitida por adultos en señal de alarma;
12) ika, vocalización común consistente en una larga seria de gritos entrecortados.

Amenazas

Parásitos

Los primates neotropicales comparten diversas enfermedades parasitarias, entre las que se encuentran:32

Ectoparásitos

Las enfermedades causadas por parásitos externos en los primates neotropicales están poco documentadas. Se han descrito miasis causadas por larvas de moscas del género Cuterebridae como Cuterebra y Dermatobia, y Alouattamyia con procesos quísticos locales e infecciones secundarias.

Recientemente un sarcoptiforme, el Fonsecalges saimirii originalmente documentado como ectoparásito de mono ardilla, se ha visto en Sapajus apella.32

Predadores

Los monos maiceros se ven afectados por serpientes tales como Boa constrictor, felinos como Leopardus spp, y aves rapaces como Harpia harpyja.

Interacción con humanos

Los monos maiceros son mantenidos como mascotas, pero la mayor parte de ellos son empleados en investigación biomédica.32

Estado de conservación

Se encuentra en el apéndice II del CITES (siglas del inglés Convention International for the Traffic of Endangered Flora and Fauna Species), aunque se considera abundante en vida silvestre. Recientemente la especie fue catalogada LC o preocupación menor en la Lista Roja de la UICN. La decisión se justifica en la amplia zona de distribución y que en la actualidad no existen amenazas significativas que puedan producir una disminución marcada del total de individuos de la especie.1 Sin embargo 2 de las subespecies están en estado crítico o vulnerable (S.a marginatae y S.a. robustus respectivamente). La subespecie que habita en territorio colombiano, Sapajus apella apella no se encuentra amenazada y se encuentra en la categoría de la UICN en bajo riesgo, así como en el libro rojo de mamíferos de Colombia

 

Pecari de Collar

Pecari tajacu

 pecariPecarí de collar
Estado de conservación
epecari
Preocupación menor (UICN)1
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Orden: Artiodactyla
Familia: Tayassuidae
Género: Pecari
Especie: P. tajacu
(Linnaeus, 1758)
Distribución
 pecaridist
Sinonimia
Tayassu tajacu
Dicotyles tajacu

Pecarí de collar.

El pecarí de collar (Pecari tajacu), también conocido como taitetú, coyámel (nahuatlismo de coyámetl)2 saíno, k ´itam,3 sajino, coche de monte, chancho rosillo, chácharo o báquiro, es una especie de mamífero artiodáctilo de la familia Tayassuidae.4 Se encuentra en sabanas y bosques hasta 2000 msnm desde el sur de Estados Unidos hasta Argentina.

Índice

Descripción

Presenta una altura de medio metro en la cruz y una longitud de 70 a 110 cm y cola de 2 a 5 cm. Se caracteriza por un pelaje de cerdas castañonegruzcas y una mancha blanca que recuerda a un collar en la base del cuello. En el lomo tiene una cavidad glandular de 12 a 1 cm de la que secreta un aceite de olor almizclado.

Rango y hábitat

El pecarí de collar es una especie ampliamente dispersada desde la América tropical hasta subtropical, desde el sudoeste de Estados Unidos hasta el norte argentino en Sudamérica. La única isla caribeña donde es nativo es la Isla Trinidad, aunque se ha introducido esta especie a Cuba. Habita en los montes xerófilos y desérticos, pastizales tropicales y subtropicales, sabanas, montes bajos, sabanas y pastizales inundados, bosques de hojas anchas tropicales y subtropicales, como en otros hábitats. También el pecarí de collar se adaptó a vivir con los humanos.

Comportamiento

Los pecarís de collar son animales diurnos que viven en grupos de 1 a 20 miembros, pero en promedio entre 6 a 9 miembros generalmente. Duermen por la noche en madrigueras, o con frecuencia bajo las raíces de los árboles.

Aunque usualmente ignoran la presencia humana, los pecarís de collar podrían reaccionar si son amenazados, utilizando largos colmillos que se afilan solos cuando abren y cierran su boca. Además, liberan un almizcle muy fuerte si se sienten alarmados.

Alimentación

Se alimenta de frutos, tubérculos, pastos, invertebrados, y pequeños vertebrados.[cita requerida]

Reproducción

Pueden reproducirse al año y medio de edad. La gestación dura 138 días y la hembra pare generalmente dos crías.

 

Rana Pintas Rojas
Rana Verde Pintas Rojas
Hypsiboas punctatus
Red and Green Tree Frog

Familia: Hylidae
Órden: Anura
Clase: Amphibia
Filo: Chordata
Reino: Animalia

 

 

Cantidad de Fotografías: 3

Ver detalles Ver detalles Ver detalles
ID Fotografía: 30847
Adulto
El Espinillo
Chaco
Argentina
19/01/2013
Walter Prado
ID Fotografía: 30778
Juvenil
Tres Marías
Formosa
Argentina
24/11/2013
Jorge La Grotteria
ID Fotografía: 30777
Juvenil
Tres Marías
Formosa
Argentina
24/11/2013
Jorge La Grotteria

Agregar una fotografía de esta especie

 

Cantidad de Filmaciones: 0

Agregar una filmación de esta especie

 

Cantidad de Vocalizaciones Grabadas: 0

Agregar un audio de esta especie

 

 

 Cantidad de Registros: 2
  Página 1 de 1  
ID Registro Fecha País Provincia / Departamento Lugar Filmada Fotografiada Vocalización Grabada Observada Oida Usuário Detalle
83896 24/11/2013 Argentina Formosa Tres Marías  Jorge La Grotteria Detalle
83983 19/01/2013 Argentina Chaco El Espinillo  Walter Prado Detalle
  Página 1 de 1  

Agregar un registro de esta especie

 

 

Final del formulario

 

Yaguareté

(LEO ONCA PALUSUIS)

Yaguareté
 yaguarete
Características
El yaguareté es el felino de mayor tamaño de¡ continente americano. Puede pesar entre 70 y 130 kilos, y desde el lomo al suelo mide 80 centímetros. El pelaje del yaguareté tiene un color de base amarillo anaranjado, salpicado de rosetas negras dispuestas irregularmente. La región ventral es blanca. La subespecie que habita en la Argentina es la de mayor tamaño.
Yacaré overo

 

Nombre
El yaguareté ha recibido diferentes nombres, de acuerdo con los grupos humanos que to hen conocido a to largo de América. Para los araucanos es nahuel para los tobas, kiyué; en guaraní, yaguá‑eté. También se to (lama jaguar, tigre, tigre americano. su nombre científico es Leo onca palusuis (Ameghino). Pertenece a la clase de los mam(feros, orden carnivore y familia felidae. t..a legislación argentina prohíbe totalmente la comercialización de ejemplares vivos o sus restos para vender pieles o realizar trofeos.
Habitat 
Dentro del territorio argentino, el yaguareté habita actualmente la selva húmeda salteña y jujeña, algunos sectores del chaco y la selva misionera, donde encuentra una gran variedad de ambientes naturales: bosques tupidos, caminos y en especial, sitios cercanos al agua (costas fuviales, esteros, bañados, etc.) El yaguareté puede nadar con gran facilidad, y puede cobrar víctimas en el ague.
Alimentación
Dado que el yaguareté es un gran cazador solitario, exclusivamente carnívoro, captura y consume pequeños roedores, pecaríes, corzuelas, carpinchos, pacas, coatíes y yacarés. Además es el único que puede enfrentar con éxito al poderoso tapir.
Sus crías
Los cachorros nacen después de unos 100 días de gestación. Pueden ser entre uno y cuatro, aunque to más común es que sean dos.La madre les prodiga cuidados por dos años, hasta que los cachorros se independizan.
Por qué está en peligro
El hombre ha perseguido al yaguareté desde mucho tiempo atrás, dado que to consideró peligroso para el ganado o para su propia vida. Además, su piel ha sido siempre un trofeo valioso. Actualmente el mayor problema se debe a la profunda alteración de los ambientes naturales donde vivía el yaguareté, debido a la explotación agropecuaria o de energía.

 

Zorro de Monte

zorro

¿Cómo se llama?

 

En cada región llevan un nombre distinto, como: zorro carbonero, zorro de monte, zorro patas negras, lobo, perro-zorro, zorro-perro, zorro común y muchos más.

 

¿Dónde Vive?

 

Vive en lugares como bosques, humedales, arbustales y selvas

 

¿Cómo es?

 

Pesa entre 5 y 7 kilos, su cola tiene la punta negra y la base es oscura. Su pelaje es gris oscuro y en el dorso negrusco, su cara es alargada y su cuello de color claro.

 

Alimentación

 

Este animal come un poco de todo, desde ratones, lagartijas, anfibios, pájaros, cangrejos y también comen invertebrados, por increíble que parezca también llegan a comer frutas.

 

 

Coati

Nasua nasua

coati

 

Clasificación:
Clase: Mammalia
Orden: Carnivora
Familia: Procyonidae
Se omiten los taxa con rango de sub o supercategoría.
Género: Nasua
Nombre científico: Nasua nasua (Linneaeus, 1766)
Subespecies en la Argentina: N. nasua aricana, N. nasua cinerascens y  N. nasua solitaria.
Estatus Nacional: Potencialmente vulnerable (SAREM, 2000)
Estatus Internacional: LRlc. Preocupación Menor, dependiente de la conservación (IUCN, 2006)
CITES: Apéndice III (para Nasua nasua solitaria)

Otros nombres comunes: Kuatí, en guaraní; osito de los palos; sacha-mono (quichua); quatí, quatí mundéo o quati –de-vara en Brasil; tejón lo llaman en Bolivia, Ecuador y Colombia, y también en Colombia le dicen cusumbo o guache;  coachí  en la Guayana Francesa; ring-tailed coati  y  south american coati en inglés.

Caracteres externos
Es un animal muy característico por su cuerpo, al cual resulta difícil encontrarle un parecido. El cuerpo es alargado, robusto, cabeza triangular, la cola muy larga y voluminosa, el hocico también es largo y puntiagudo y las patas son cortas y poseen cinco garras fuertes. L as orejas son bastante pequeñas, la mandíbula superior sobrepasa a la inferior y la nariz está desprovista de pelo y la mueve con facilidad.

La coloración sufre variaciones de acuerdo a la zona donde habita y a la edad de los individuos, siendo el pelo largo y tupido. Los tonos son aproximadamente como se indica a continuación: el dorso y las partes laterales son pardas  o pardo oscuras  y la zona ventral es blanca o bien puede ser de un todo anaranjado. La cara es negruzca, contrastando con la parte inferior que es blanca y dos manchas próximas a los ojos del mismo color. Las orejas presentan también un reborde blanco. Las patas son de un tono amarronado bastante más oscuro que el resto del cuerpo y la cola tiene una serie de anillos oscuros, a veces poco evidentes. El macho es de mayor tamaño que la hembra. (Canevari y Vaccaro, 2007).

La longitud del cuerpo con la cabeza pasa frecuentemente los 75 cm y las cola mide algo más de 50 cm (Rodino, 1981).

Comportamiento
Es de hábitos arborícolas. Sobre los árboles  se moviliza con gran  destreza, desplazándose a través de las ramas como si fuera un mono, utilizando su larga cola para aferrarse en caso de correr el riesgo de caerse. Es interesante aclarar con el nombre quechua que se mencionó en el ítem correspondiente –“sacha-mono”- significa justamente la expresión “casi un mono”. No obstante de pasar la mayor parte de su tiempo sobre los árboles muchas de sus acciones las realiza sobre el suelo. En la tierra se desplaza con las cuatro patas y apoya toda la planta del pie y  su desplazamiento entre las ramas puede asemejarse al de un mono. Es un animal gregario, viéndoselo casi siempre en grupos, las hembras y juveniles de ambos sexos, suelen agruparse los que están emparentados. Apartados de estos grupos los machos son más bien solitarios y salen a buscar su alimento más durante el crepúsculo y la noche que durante el día. Al llegar la noche se refugian  todos en lo alto de los árboles donde constituyen sus dormideros.

El coatí  practica una alimentación omnívora. En efecto, come alimentos de origen vegetal y animal como frutos, insectos, caracoles y pequeños vertebrados entre los se puede mencionar ranas, víboras, aves y mamíferos de reducidas dimensiones. Sus principales depredadores naturales son los felinos – puma, yaguareté, ocelote y yaguarundí- y algunas aves  rapaces de gran tamaño y las boas (CEAL, 1985).

Su reproducción: El celo se produce en el coatí de nuestro país aproximadamente entre fines invierno y principios de primavera, momento en que los machos solitarios se incorporan a los grupos y muestran un notable aumento de la agresividad hacia otros machos adultos. Después de haber realizado los ritos de reconocimiento mutuo, la pareja de coatíes esta lista para proceder al acoplamiento, que se realiza en tierra firme y el macho copula con varias hembras (Parera, 2002). La gestación dura aproximadamente 70 días y la hembra da a luz una sola vez al año entre los meses de marzo y abril, de  2 a  6 crías. La madre las oculta en resguardos que encuentra en troncos huecos o entre matorrales bien espesos. Poco después de una semana abren los ojos y antes del mes caminan por la ramas. Las crías son destetadas a los 4 meses, tienen el tamaño del adulto  al primer año y alcanzan la madurez al segundo (Parera, op. cit.).

Hábitat
Habitan en ambientes selváticos o semi-selváticos  húmedos y cercanos a cuerpos de agua o ríos cuando el ambiente no es tan húmedo como el selvático (chaqueño de transición, por ejemplo). El bosque chaqueño de árboles de alto porte, selvas en galería de esta región, selvas de las yungas ocupando laderas hasta los 1500 metros de altura (Parera, op. cit.), son todos los hábitats que le son propicios. En Misiones frecuenta las capueras y otros ambientes antropizados, mostrando de esta forma una cierta flexibilidad para habituarse a lugares con algún tipo de alteración humana.

Distribución
La subespecie N. nasua aricana se extiende por toda América Central desde México hasta Panamá e incluyendo una angosta franja sobre el extremo occidental  de Colombia. Las restantes subespecies mencionadas de distribuyen por toda Sudamérica con excepción de una franja occidental paralela a los Andes, una parte en el extremo oriental de Brasil y Chile. En Uruguay sólo ocupa la zona norte.

Dentro del territorio argentino se lo ve en las provincias de Misiones (muy común en el área Cataratas), parte oriental de Chaco y Formosa, extremo norte de Santa Fe y la franja que ocupa la Selva Nublada en Salta, Jujuy y Tucumán y presumiblemente en Corrientes.
Fue introducido en la Isla de Pascua.

Situación de sus poblaciones
La diversidad alimentarla del coatí le permite cumplir una importante función en las cadenas tróficas locales. No es depredador de roedores considerados perjudiciales por el hombre pero consume gran cantidad de ofidios e insectos.

Sus poblaciones has sido circunscriptas a las localidades donde persiste el hábitat adecuado para su vida. Antiguamente ocupaba las provincias de Corrientes y norte de Entre Ríos por ejemplo, pero la expansión de las tierras ocupadas por el hombre para cultivo y ganadería, que conlleva la destrucción de los ambientes naturales, ha confinado sus poblaciones a las provincias que tienen remanente de selvas o montes cerrados.

El estatus de Potencialmente vulnerable a nivel local, según Chebez (1994) podría ser cambiado a Vulnerable.
Es cazado por los habitantes de los lugares donde reside por considerar su carne apetitosa. “En sitios donde no se lo molesta llegan a acostumbrarse a la presencia humana…” según refiere Parera (op. cit.).

Además de numerosas áreas protegidas provinciales cuya nómina sería muy extensa (especialmente las misioneras), protegen poblaciones de la especie los siguiente Parques o Reservas Nacionales: Baritú,  Calilegua, Campo de los Alisos, Chaco, El Rey,  Formosa,  Iguazú, Río  Pilcomayo y  San Antonio.

 

Lobito de Rio

Lontra longicaudis

 lobitoLobito de río
Estado de conservación
Datos insuficientes (UICN 3.1)1
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Clase: Mammalia
Subclase: Theria
Infraclase: Placentalia
Orden: Carnivora
Suborden: Caniformia
Familia: Mustelidae
Subfamilia: Lutrinae
Género: Lontra
Especie: L. longicaudis
(Olfers, 1818)
Distribución
 lobitodist

El lobito de río (Lontra longicaudis) es un mustélido de la subfamilia Lutrinae, que se encuentra en Centro y Sudamérica, desde el sur de México hasta Uruguay y el centro de la Argentina.

Índice

Anatomía

Mide entre 50 y 130 cm de longitud y pesa entre 5 y 12 kg; los machos son más pequeños que las hembras. El pelaje es pardo, de canela a grisáceo. La nariz es negra. Las patas son relativamente cortas y presentan garras fuertes con uñas robustas y membranas interdigitales. La cola cónica termina en punta.

Ecología

Vive en diferentes hábitats ribereños, incluyendo bosques deciduos y siempreverdes, sabanas, llanos y pantanales. Es posible que esta especie prefiera los claros, ríos y arroyos de montañas hasta 3000 msnm y sea menos frecuente en terrenos llanos.

Estos lobitos son tanto diurnos como nocturnos solitarios. Se alimentan, básicamente, de peces y de crustáceos.

Es una especie en extinción, de acuerdo a CITES Apéndice I.

Subespecies

Mirlo de Agua

Mirlo de agua (Cinclus schulzi). especie de ave passeriforme de la familia Cinclidae. Su hábitat incluye entornos acuáticos en América, Europa, y Asia.

Contenido[ocultar]

Descripción

El mirlo acuático es negro o pardusco con babero blanco, que contrasta claramente con el resto del cuerpo, limitado por una franja pardorrojiza, de silueta rechoncha y con la cola corta, que a menudo mantiene levantada. Párpado blanco muy visible cuando parpadea. Mide unos 18 cm de altura y 30 de envergadura. No hay diferenciación sexual. Se sumerge en un promedio de 3 segundos. Pueden permanecer bajo el agua hasta 30 segundos. Sus adaptaciones le permiten sumergirse y caminar por el fondo del río para alimentarse de insectos, ayudándose con un pequeño aleteo si la corriente es fuerte. Encuentra los insectos volteando los guijarros del lecho del río.

Distribución

Es parte de una familia muy pequeña que se encuentra en América, Europa y Asia. En Argentina hay una sola especie. Vive entre las rocas de los torrentes y construye su nido entre las rocas del costado de los mismos. Se zambulle en el agua y camina por el lecho. Su rol en el ecosistema no es ocupado por prácticamente ningun otro animal en el planeta; excepto, en parte, por el Pato de Los Torrentes (Merganetta armata).

Hábitat

Es un ave precavida y tímida. Es huésped típico del tramo alto y medio de la red fluvial, y prefiere afincarse en los parajes escabrosos, de márgenes rocosas y abundantes cascadas. Asciende por los arroyos de montaña hasta los 2.500 m de altitud, observándose ejemplares erráticos en los ibones y lagunas de las cubetas alpinas. Empujados por el hielo que inhabilita ciertos regatos, los mirlos acuáticos montanos descienden en invierno a las llanuras cercanas para repartirse algunos por los ríos y bordes de embalses, donde ninguno se quedará a criar.

Costumbres

Tiene una alimentación muy completa y variada, pues lo mismo captura las larvas acuáticas de efémeras y libélulas, renacuajos o cangrejos, que pesca pequeños peces, como pardillas, bermejuelas, lamprehuelas y cachos, todos ellos bajo el agua. En la superficie busca caracoles y limacos, o en un vuelo rápido sobre el agua atrapa mariposas y otros insectos. Para cazar se mantiene primero al acecho, se zambulle y camina sobre el fondo.

Reproducción

Anida cerca del agua, nunca a grandes alturas, en árboles, puentes y grietas. El período de cría tiene lugar de febrero a julio con puestas que varían de los 4 a 6 huevos, blancos y de unos 26×18 milímetros, que son incubados únicamente por la hembra. Los pollos eclosionan a los quince días de la puesta, y son cebados por ambos adultos durante aproximadamente un mes, hasta que abandonan el nido. Es habitual que la misma pareja realice dos puestas en la misma primavera, aunque la segunda con únicamente 3 o 4 huevos

 

Murciélago

Los murciélagos son vertebradosmamíferos (son animales con pelo, las crías nacen vivasde la madre tras un periodo de gestación variable y sealimentan, en las primeras etapas de su desarrollo, de leche materna)y pertenecen al Orden QUIROPTERA, que es una palabra que proviene dellatín, y significa animales con alas en las manos.

En el mundo existen unas 1000 especies demurciélagos, siendo, después de los ratones, el grupode mamíferos mas diverso. En Costa Rica se han encontrado,hasta el momento, 108 especies de murciélagos.

Lonchorhina aurita, murciélago con hoja nasal muy grande que indica un tipo de ecolocación muy especializado. Foto / M. Tschapka.murcielago De estas, solo 3 se alimentan de sangre, una de sangre de mamíferos, y dos de sangre de aves. Los murciélagos tienen hábitos nocturnos, salen de sus refugios al atardecer, y recorren el bosque en busca de alimento, parejas… y regresan al refugio antes del amanecer, donde permanecerán descansando todo el día.FORMA, FUNCION Y HABITOS ALIMENTARIOSEn la naturaleza, la forma de los organismos va muy ligada a la función que sus órganos realizan. Así, cada característica que observamos en los murciélagos tiene una razón de ser, un por qué.

La característica más sobresaliente esla presencia de membranas o alas, que les permite ser losúnicos mamíferos verdaderamente voladores. Sus alas(llamadas PATAGIO) se han formado por la extensión de loshuesos de los dedos, y por la presencia de membranas interdigitales,que se prolongan hasta los lados del cuerpo, que estánformadas por piel y por tejido conjuntivo, con vasossanguíneos y músculos.

Las alas de los murciélagos tienen muchacirculación sanguínea, para llevar todos los nutrientespara el vuelo, que requiere mucha energía. Tienen tresfunciones básicas: servir para el vuelo, para termorregular(mantener constante la temperatura del cuerpo) y para capturarinsectos.

Otra característica es la presencia de unamembrana entre las patas, que incluye también la cola, y quese llama UROPATAGIO. Su forma varía según las especies,pero en algunos está muy desarrollado y tienen unasestructuras cartilaginosas que salen del tobillo (CALCAR) y que danforma de bolsa a esta membrana, y la usan para capturar insectos.

La cabeza de los murciélagos tiene una forma determinada según sus hábitos alimentarios, es decir, lo que come cada especie. Algunos tienen una membrana en la zona de la nariz llamada hoja nasal, que ayuda en la emisión de los sonidos, para hacerlos mas dirigidos.INSECTIVOROSSon de pequeño tamaño, capturan insectos (hasta 600 en una hora) utilizando un sistema de radar llamado ECOLOCACION.Ellos envían ondas de alta frecuencia que se dispersan en el medio, chocan contra objetos o contra sus presas y vuelven a recibirlas con sus orejas, pudiendo calcular las distancias a las que esos objetos están, y así no se chocan,o pueden saber donde están sus presas y capturarlas.  dibujomurciDibujo tomado de: BATS A NATURAL HISTORY John E.Mil y James O. Smith. Universidad de Texas, Press Austin.

Por ello tienen muy desarrolladas las orejas, ytienen otras membranas adicionales para la recepción llamadasTRAGUS.

Los ojos casi no los utilizan y por eso sonpequeños, pero ningún murciélago es ciego. Susbocas son grandes y tienen dientes muy afilados para triturar losinsectos. El uropatagio es grande, como una bolsa, en la que capturaninsectos. Vuelan a bastante altura y tienen alas largas y estrechas,para tener un vuelo muy rápido y potente.

FRUGIVOROS

Se alimentan de frutas que encuentran en el bosqueutilizando una mezcla de sentidos: con el olfato detectan lapresencia de árboles con frutos maduros y vuelan hacia esaszonas.

Cuando están cerca son la vista y laecolocación lo que les ayuda a encontrar los frutos. El hocicode los frugívoros es corto, con dientes muy fuertes ymandíbulas grandes. Los ojos son grandes y las orejas detamaño medio. Arrancan las frutas y vuelan hasta alguna ramacercana donde se perchan y consumen los frutos, escupiendo laspieles, las semillas o la pulpa, dejando rastros fácilmentereconocibles. Las alas son cortas y anchas, muy maniobrables, parapoder volar entre la vegetación del bosque.

NECTARIVOROS

Vuelan buscando flores del bosque, atraídospor sus olores extraños, un poco acres. Consumen elnéctar de las flores con su larga lengua, llena de pelitos.Tienen un hocico largo, para introducirlo en la corola de las flores.Suelen ser pequeños, con ojos y orejas de tamaño medio.Tienen la capacidad de tener vuelo sostenido, como loscolibríes, delante de las flores que visitan. El polen deestas flores queda impregnando su pelaje y ellos lo retiran luego conayuda de uñas y lengua, y lo consumen. Parece que puedengerminar estos granos de polen en el estómago y aprovechar sucontenido en proteínas.

dibujomurci2Dibujo tomado de: BATS A NATURAL HISTORY John E.Mil y James O. Smith. Universidad de Texas, Press Austin.   CARNIVOROSConsumen otros vertebrados, como peces, ranas, otros murciélagos, aves, roedores… Son muy grandes y fuertes, con dientes enormes entre los que matan a sus presas. Capturan a las aves que están descansando entre las ramas, o a murciélagos perchados.PISCIVOROSVuelan bajo, sobre la superficie de las quebradas o los esteros y cuando detectan alguna perturbación en la superficie del agua, utilizan sus largos pies

 

que acaban en unas poderosas garras para atrapar los peces. Son grandes y de alas fuertesVAMPIROSSon los hematófagos, o sanguívoros. Tienen un aparato digestivo muy especializado para poder digerir la sangre.Sus pulgares y sus piernas están muy desarrollados, lo que les da capacidad locomotora, esto les permite aterrizar cerca de las presas y treparse silenciosamente para no ser detectados.Los incisivos son como cuchillos y practican una pequeña incisión o herida en la piel de la víctima. En la saliva tienen sustancias anestésicas y anticoagulantes, de forma que la sangre empieza a manar y por capilaridad, la van tomando apoyando los labios suavemente. Un vampiro Centurio senex, murciélago frugívoro con una cara muy especial, se encuentra principalmente en lugares secos, ACG. Foto:M.Tschapka. 

puede tomar 15ml de sangre en una noche, pero causantanto daño al ganado porque cuando se van, la sangrecontinúa fluyendo.

Hay muchos mitos acerca de los murciélagospor culpa de los vampiros, pero el hombre es el culpable de que seantan abundantes, al introducir ganado y aves de corral.

Desmodus rotundus, vampiro hematófago; tiene incisivos como cuchillos. Foto: C.Drews.  Demodus rotundus, vampiro con capacidad locomotora para llegar hasta su presa sin ser detectado. Foto: C.Drews.

ECOLOGIA DE LOS MURCIELAGOS

Los murciélagos viven en refugios muyvariados, como agujeros en troncos viejos, casas abandonadas, cuevas,huecos de las rocas, bajo puentes o tuberías, cielo rasos…Sus movimientos dependen de la disposición de los recursos ycambian con las estaciones. Algunos migran una época delaño, cuando escasean los recursos o por cambios detemperatura. Los murciélagos del viejo mundo, en el invierno,tienen una época de hibernación, en cuevas y sumetabolismo se reduce al mínimo hasta la primavera.

 Cueva de murciélagos en quebrada “El Duende”, Parque Nacional Santa Rosa., ACG. Foto / C. Camargo. No están toda la noche volando, si no que presentan diferentes períodos de actividad a lo largo de la noche: un periodo activo en las primeras horas, que va seguido de períodos de descanso en los que el murciélago digiere la comida y evacúa heces y líquidos. Sus principales depredadores son búhos, lechuzas, boas y otros murciélagos carnívoros. Por eso, en las noches de luna, evitan las áreas abiertas y claras, donde serían más vulnerables.COMPORTAMIENTOViven en COLONIAS de hasta cientos de individuos, en grupos familiares estables a lo largo de los años, o solitarios. Las colonias pueden ser permanentes o formarse sólo en las épocas de cría de los pequeños. Es muy común la estructura

en harenes de hembras controladas por un macho. Enestas colonias, las hembras a veces colaboran en el cuidado de lascrías, e incluso mientras unas van a buscar alimentos, otrasamamantan a las crías, aunque no sean las propias. Los machosa veces hacen labores de vigilancia.

En las áreas de forrajeo, losmurciélagos suelen defender territorios de alimentacióny son fieles a esas áreas. A veces tienen un comportamiento debúsqueda curioso, en que recorren los recursosperiódicamente cada ciertos minutos y es predecible cuando vana volver a la misma flor, etc.

REPRODUCCION

Normalmente tienen una sola cría por hembraal año, pero en el trópico es común que algunasespecies tengan dos períodos reproductivos. La pareja demurciélagos se junta por señales visuales, olfativas ysonoras y se da la cópula, que es desde atrás.

Después de un periodo de gestación variable, la hembra tiene la cría en el refugio y en cuanto sale, se cuelga del pezón de ésta, y allí permanece como dos meses, lactando, aunque en el último periodo de lactancia el juvenil ya es más independiente, realiza vuelos cortos y empieza a comer alimentos. Las hembras los cargan hasta las áreas de alimentación y mientras comen, les dejan en alguna rama segura.IMPORTANCIA DE LOS MURCIELAGOSLos murciélagos son animales temidos y hay muchas leyendas y mitos acerca de ellos, pero la realidad es muy distinta. Los murciélagos no son animales desagradables o peligrosos, si no que desempeñan su papel ecológico, que es vital para la permanencia de los bosques y otros ecosistemas. Ectophylla alba, murciélago pequeño que duerme en tiendas que ha hecho en las hojas de Heliconia. Foto / M. Tschapka. 

En primer lugar, los insectívoros son muyimportantes para controlar las plagas de insectos y son beneficiosospara la agricultura, pues una colonia puede consumir millones deinsectos en una noche.

Los frugívoros, al alimentarse de frutos,las semillas pasan por el tubo digestivo y son defecadas enáreas distintas de donde las consumieron, con lo cual sondispersores de esas semillas. Y son bien importantes, pues suelenconsumir plantas pioneras del bosque, es decir, aquellas que crecenen los potreros en los primeros estadíos de sucesión, yque dan sombra y cobijo para queotras semillas de árboles delbosque maduro crezcan a su sombra.

Ademas, el paso de las semillas por el tubodigestivo hace que aumente su capacidad de germinación, puesatacan algunas capas del tegumento de las semillas.

Los nectarívoros también son muyimportantes pues al visitar flores e impregnarse con el polen deéstas, lo transmiten a otras flores, depositándolo enlos estigmas, causando su polinización. Hay una grancoevolución entre las flores y los murciélagos que laspolinizan, a menudo los murciélagos son muy específicosy ningún otro animal podría polinizar esas flores. Sinla polinización, las plantas no se reproducirían y nodarían semillas para la regeneración delbosque.

Los demás murciélagos tambiéndesempeñan su función en los ecosistemas, participandoen las cadenas tróficas y contribuyendo al equilibrioecológico.

PERJUICIOS DE LOS MURCIELAGOS

Algunas especies de murciélagos se hanhecho muy abundantes por culpa de los cambios que el hombre introduceen el ambiente. Por la agricultura, con los monocultivos, algunosfrugívoros aumentan sus poblaciones y se hacen dañinosatacando frutales.

Por otro lado, con la introducción masivade ganado, los vampiros, que en un bosque natural son muy escasos, sehacen muy abundantes, causando daños en laganadería.

Es muy raro que los vampiros ataquen a personas,pero se ha dado el caso en zonas aisladas. Suelen morder en el dedopulgar del pie, dejando luego un reguero de sangre. Si esto ocurre esbueno consultar al médico, pues algunos vampiros y otrasespecies de murciélagos pueden ser portadores de enfermedadescomo la rabia.

Por otro lado, no es bueno entrar en los refugiosde murciélagos, pues en el guano pueden crecer hongos quecausan enfermedades al aspirarlos.

AMENAZAS A LA CONSERVACION DE LOSMURCIELAGOS

La principal es la pérdida dehábitat: con la destrucción de bosques se quedan sinrefugios, sin recursos…

La contaminación, los pesticidas einsecticidas, se acumulan en los organismos vivos, reduciendo suéxito reproductivo causando daños en los animales,disminuyendo sus poblaciones.

Por desconocimiento o por mitos, algunas personasmatan murciélagos, o queman los refugios, las cuevas, muriendomuchos murciélagos beneficiosos…

 

Pescador Grande

GRANDE   (MEGACERYLE TORQUATA)

El martín gigante neotropical o martín pescador de collar (Megaceryle torquata)1 es una especie de ave coraciiforme de la familia Alcedinidae distribuida desde el sur de Texas hasta Tierra del Fuego. En Argentina se distribuye por todo el país con excepción de la zona precordillerana que va de Jujuy hasta el norte de Neuquén y la ecozona xerófita del monte.

Índice

Características

Tiene un largo total de 36 a 41 centímetros, dependiendo de la subespecie. Tiene la forma típica de los martínes pescadores, pico largo de coloración negruzco, robusto, copete bien marcado. Cabeza y dorso de coloración gris celeste, cresta con línea negra.

Ambos sexos tienen un collar blanco rodeando el cuello, con la garganta de color blanco, el vientre es acanelado rufo, con subcaudales blancas en el macho y rufas en la hembra. Cubierta interna de las alas de color blanco en el macho y rufas en la hembra. Patas parduzcas.

Las hembras son idénticas a los machos, salvo por presentar el pecho de color azul pizarra, separando el blanco de la garganta con el rojizo del vientre y subcaudales (macho subcaudales rojizas), las cubiertas internas de las alas de color rojizo, las distingue en vuelo de los machos que las tienen blancas.

Historia natural

Vive a orillas de arroyos, ríos, lagos, lagunas, esteros, bañados, en zonas suburbanas y urbanas.

Se lo observa de manera solitaria o en parejas. Para alimentarse se zambulle desde la rama de un árbol como todos los Martín pescadores, cuando la turbidez del agua no le permite capturar peces, se alimenta de insectos, anfibios, reptiles o mamíferos. Tiene la costumbre de golear la presa contra la superficie donde se posa (rama, piedra, etc.)

El nido lo construye en barrancas de tierra o arena, tienen 2 metros de profundidad y 15 centímetros de diámetro, al final una cámara donde ponen de 3 a 5 huevos de color blanco. Incuban ambos sexos, los pichones abandonan el nido a los 35 días aproximadamente.

Subespecies

Hay tres subespecies de martín pescador grande:2

 

Tapir

(TAPIRUS) Se denomina tapir a cada una de las 5 especies de mamíferos del género Tapirus: el tapir malayo, el tapir de Baird, el tapir Kabomani, el tapir de montaña y el tapir brasileño. 4 de ellas son sudamericanas y sólo 1 es asiática.

Se trata de un animal primitivo que no ha modificado su aspecto físico desde hace millones de años. Es conocido en la mitología china y japonesa por la creencia de que “comen” las pesadillas de las personas. En cuanto a su taxonomía, pertenece al orden Perissodactyla, a la superfamilia Tapiroidea, a la familia Tapiridae y al género Tapirus.

tapir

Descripción del tapir

La apariencia del tapir es semejante a la de un cerdo; poseedor de una morfología robusta y redonda. Su rasgo más llamativo es la probóscide, que consiste en un hocico, labios gruesos y una grande abertura nasal; está compuesto de tejido blando. Tiene cortas extremidades y una cola también corta. Tiene 3 dedos que en realidad son pezuñas en las patas traseras, y 4 en las patas delanteras. Las orejas son ovaladas.

Un pelaje corto y erizado cubre todo su cuerpo, que suele ser color marrón oscuro, gris o negro. Mide aproximadamente 1 metro de altura hasta los hombros, alrededor de 2 metros de longitud y su peso oscila entre 150 y 300 kilogramos.

Tapir-Tapiridae

Distribución y hábitat del tapir

El tapir se distribuye a lo largo de Centroamérica y América del Sur, con una mínima disponibilidad en el sur de Norteamérica. Está presente en México hasta Venezuela, teniendo a Paraguay y Brasil como límites sureños. El continente asiático alberga al tapir en Birmania, Tailandia, Malasia y Sumatra.

Pertenece a los hábitats selváticos, a los bosques caducifolios y de montaña, a los pantanos y a las praderas, con la condición de que existan fuentes de agua suficientes. En los Andes, el tapir vive en las zonas montañosas.

Comportamiento del tapir

Realiza la mayor parte de sus actividades durante la noche y al caer el crepúsculo, pero los individuos que habitan las montañas de los Andes son más bien diurnos.

Se caracteriza por manifestar un comportamiento tranquilo y tímido, lo que no implica que sea incapaz de defenderse. Si se asusta, es posible que ataque con sus mandíbulas y provoque heridas muy graves, pero regularmente evita las confrontaciones y huye hacia las fuentes de agua para protegerse.

Alimentación del tapir

Dispone de una dieta herbívora en la cual las hojas, brotes, ramas, hierbas, flores, frutas y en general las plantas, son parte de su día a día. Después de las horas de sol, sale por las noches para conseguir su alimento en las zonas arbóreas y su apetito no rechaza ni las plantas acuáticas. Su peculiar nariz le sirve para explorar el suelo sin tener que mover la cabeza.

Reproducción del tapir

Comienza a aparearse entre los 3 y los 5 años de edad, pero la hembra alcanza la madurez sexual antes que el macho y da a luz cada 2 años. Posteriormente a la copulación ocurrida en el agua, el tapir tiene una sola cría, que nace después de un período de gestación de 13 meses, aproximadamente.

El pequeño tapir viene al mundo con los ojos cerrados y es así hasta después de 1 o 2 horas. Su piel posee franjas marrones o beiges que se desvanecen poco a poco, y cuando cumplen 6 meses de edad, están exentos de ellas o son mucho menos visibles.

Hembra con su cría

La esperanza de vida de un tapir es de unos 25 o 30 años, tanto en estado salvaje como en cautiverio.

Amenazas del tapir

La situación del tapir no es muy optimista: 4 especies del género están en peligro de extinción o vulnerables. Son, a saber, el tapir brasileño (Tapirus terrestris), el tapir de montaña (Tapirus pinchaque), el tapir de Baird (Tapirus Bairdii) y el tapir malayo (Tapirus indicus).

¿A qué se debe? Primordialmente, a la caza indiscriminada para obtener su carne o para comerciar con el animal, a la destrucción de su hábitat natural como consecuencia de la contaminación, la tala y la urbanización y a la invasión de las áreas protegidas.

Por otra parte, sus depredadores naturales son los jaguares, los cocodrilos, los tigres y las anacondas.

Artículos relacionados con el tapir

Principio del formulario

Suscribase a nuestra Revista Digital

Final del formulario

Menú

Etiquetas

América América del norte Animal animales Animal marino Artiodactyla Asia Australia aves Biomas Carnívora carnívoro Carnívoros Depredador diurnos Ecología educación electricidad energía especies herbívoros infografía Mamíferos medio ambiente migratorios monógamos naturaleza Nocturnos Oceanía océano Atlántico océano Pacífico Océanos Omnívoros ovíparos peces polígamos Preocupación Menor Recursos naturales recursos renovables Reptiles sociales solitarios territoriales visual África

 

 

Yapu

(PSAROCOLIUS DECUMANUS)

Psarocolius decumanus

 yapuOropéndola crestada
Estado de conservación
eyapu
Preocupación menor (UICN)1
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Aves
Orden: Passeriformes
Familia: Icteridae
Género: Psarocolius
Especie: P. decumanus
(Pallas, 1769)
Distribución
 yapudist

La oropéndola crestada, conoto yapú o conoto negro (Psarocolius decumanus)2 es una especie de ave paseriforme de la familia Icteridae que vive en las regiones bajas de Sudamérica al este de los Andes, desde Colombia hasta el norte de Argentina, además de Panamá y Trinidad y Tobago. Si fuera considerado válido el género Gymnostinax para la oropéndola mayor sus parientes cercanos, esta especie probablemente pertenecería a ese género.3

Índice

Distribución

Se encuentra en el norte de Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, la Guayana francesa, Guyana, Panamá, Paraguay, Perú Surinam, Trinidad y Tobago y Venezuela.1

Descripción

Detalle de la cabeza.

Los machos adultos son principalmente negros con el obispillo castaño y la cola de un color amarillo brillante con dos plumas centrales oscuras. Tiene una cresta estrecha que es algo difícil de apreciar. El iris de sus ojos es azul y su largo pico es blanquecino. Las hembras son de color más apagado y no tienen cresta. Los machos son algo mayores que las hembras, miden unos 46 cm y pesan unos 300g, mientras que las hembras miden 37 cm y pesan alrededor de 180g.

Su plumaje desprende un olor almizclado debido al aceite de su glándula uropígea.

Taxonomía

Se reconocen cuatro subespecies:

  • La subespecie nominal P. d. decumanus se extiende desde Colombia hacia el sur por el Amazonas en Brasil.
  • P. d. insularis, de Trinidad y Tobago, tiene el borde de las plumas de las alas y la espalda más castaño.
  • P. d. maculosus cría al sur del Amazonas. Es más pardo, y tiene plumas amarillas dispersas por el cuerpo.
  • P. d. melanterus, la variedad de Panamá y el oeste de Colombia, es muy similar a la nominal y solo se diferencia en la cantidad de plumas terminadas en castaño, por lo que es dudoso su estatus como subespecie.

Comportamiento

Las orepéndolas crestadas viven en los claros y los bordes de los bosques. Crían colonialmente construyendo largos nidos entretejidos en forma de lágrima que cuelgan de las ramas de los árboles. Sus nidos suelen medir más de 125 cm. Cada colonia tiene un macho dominante, que se empareja con la mayoría de las hembras tras una elaborada exhibición nupcial con reverencias. Puede haber entre 15-30 hembras y solo unos 3-4 machos en cada colonia. Cada hembra pone dos huevos moteados de color gris azulado, que tardan entre 15–19 días. Los pollos tardan unos 24–36 días en abandonar el nido.

Fuera de la estación de cría esta especie es bastante móvil y realiza algunos desplazamientos estacionales. Mientras se alimentan se encuentran solos o en pequeñas bandadas en los árboles de grandes insectos, frutos y néctar.

Los machos emiten cantos característicos que incluyen vibrantes «CreeeEEEoooooooooo». Ambos sexos emiten fuertes llamadas que suenan como un «clack»

 

CONTENIDOS RELACIONADOS

OTROS CONTENIDOS

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: