NOROESTE, PARQUE NACIONAL

PARQUE NACIONAL EL COPO

CLIMA

El clima es subtropical cálido, con temperaturas máximas absolutas para el continente. Subtropical cálido. Las precipitaciones alcanzan los 700 mm anuales, concentrados entre octubre y marzo. Las temperaturas medias son de 15° C en invierno y 28° C en verano. En esta época suele alcanzar temperaturas muy altas que superan los 50° C. Se recomienda visitar durante otoño, invierno y primavera; en verano el calor resulta excesivo y las lluvias suelen cortar los accesos.

INFORMACIÓN Y SERVICIOS

Servicios

El parque no cuenta con servicios para el visitante, aunque tiene un sector de acampe libre (consultar con el guardaparque).

En Pampa de los Guanacos hay hospedaje, casa de comidas, proveeduría, estación de servicio, teléfono público y sala de primeros auxilios.

En Los Pirpintos, a 27 km, una oferta similar.

ACTIVIDADES

Parque Provincial Loro Hablador (Chaco). A 80 km de Pampa de los Guanacos, por la llamada Picada Interprovincial, protege 30.750 hectáreas de hábitat para la especie. Está financiada por el Proyecto Elé, un programa de aprovechamiento biológicamente sustentable.

A unos 80 km aproximadamente del Parque, se encuentra la localidad de Nueva Pompeya (Chaco), donde se pueden ver interesantes restos de una antigua misión franciscana erigida en 1900 por los tobas de la zona y por iniciativa del presbítero Bernabé Tamolleo.

Un poco más lejos, a unos 150 kilómetros y también en territorio del Chaco, hay un hermoso rincón veraniego, Villa Río Bermejito, que cuenta con vistosas playas sobre el curso de agua que da nombre a la localidad y donde se pueden practicar deportes acuáticos como la pesca.

CONTACTO

Intendencia Parque Nacional Copo: Ruta Nacional 16, Acceso Francisco Solano 20, (3712) Pampa de los Guanacos, Santiago del Estero.

Telefax (03841) 491183

E-mail: copo@apn.gov.ar

TARIFAS / HORARIOS

Entrada gratuita.
El horario de ingreso es de 07 a 20 horas.

ACCESO

Hay varios accesos al Parque Nacional Copo que parten de la ruta nacional Nº 16, que une la ciudad de Resistencia con la provincia de Salta, permitiendo llegar en combinación con otras rutas a la ciudad Capital. Uno de los que se encuentra en mejor estado es el que coincide con el límite este del Parque y, a la vez, actúa como división interprovincial entre Santiago del Estero y Chaco. Si bien es de tierra, como el resto de los accesos, es mantenido por consorcios camineros de la provincia del Chaco.

En auto

Desde Santiago del Estero, por RN 34 hasta Taboada, RN 89 hasta Quimilí y RP hasta Pampa de los Guanacos, sede de las oficinas del parque (398 km). Al este y el oeste de esta localidad, sobre la RN 16, se abren los principales accesos.

También se puede llegar desde Resistencia y Salta, por RN 16. Se accede al sector sur del parque por un camino de tierra en buen estado, que parte de la RN 16 a la altura de la Escuela “Islas Malvinas” (15 km hasta la entrada y 35 hasta la casa del guardaparque). Y al sector oriental, por el camino de tierra que bordea el límite con la provincia de Chaco (28 km hasta la casa del guardaparque).

Otros medios de transporte

La localidad de Pampa de los Guanacos está conectada por ómnibus con Buenos Aires, Resistencia, Salta y Santiago del Estero.

INFORMACIÓN

Ubicación e Historia

Ubicado en el extremo noreste de la provincia de Santiago del Estero, en el Departamento de Copo, situado en el centro del Chaco Argentino, el Parque Nacional Copo, con una superficie de 114.250 hectáreas, forma parte de la eco-región Chaco Seco. Declarado Reserva Natural Provincial en 1968, recién a partir de 1993 se constituye en Parque Provincial.

El 9 de diciembre de 1998 comienza el traspaso de Copo al ámbito nacional a través de la Ley Provincial 6.450 y el 22 de noviembre de 2000 se sancionó la Ley Nacional 25.366 -promulgada el 28 de diciembre del mismo año- que creó este Parque Nacional.

En 1997 el Banco Mundial aprobó el Proyecto de Conservación de la Biodiversidad presentado por la Argentina para entrar dentro del Global Environmetal Facility (GEF, por sus siglas en inglés), programa de asistencia que se otorga a países en desarrollo para proteger el medio ambiente. Uno de los objetivos del plan argentino era ampliar la representatividad del sistema de áreas protegidas mediante la creación de cinco nuevos parques nacionales, entre los que figuraba Copo como prioridad.

El principal fundamento de su creación fue la preservación del Quebracho colorado santiagueño, que durante el siglo XX ha sido talado sin reparo, por lo que un gran porcentaje de los bosques había casi desaparecido.

Relieve e Hidrografia

Técnicamente, el área donde se sitúa la unidad de conservación se conoce como Paleoderrames de los Ríos Salado-Juramento que es una amplia planicie formada por antiguos desplazamientos laterales de los mencionados ríos, lo cual generó dos tipos de unidades paisajísticas. En primer lugar las “Llanuras de Interfluvio”, es decir, porciones de terreno situadas entre dos corrientes de agua, antiguas en este caso, que presentan pocas variables topográficas y se caracterizan por estar cubiertas de vegetación boscosa. En segundo lugar la unidad de paisaje que se conoce como “Vías de Desagües Fósiles”, que son las depresiones de los antiguos cauces rellenadas con material arenoso casi hasta llegar a la cota de la llanura que las circunda.

Desde el punto de vista geológico, Santiago del Estero está asentada sobre el macizo de Brasilia. Este macizo ha sufrido fracturas que hicieron emerger algunos bloques y sumergieron a otros. Con estos movimientos, acentuó dichas características y convirtió al lugar en una gran depresión que propició la mayor de las ingresiones marinas de la Argentina. Luego, tras el retiro del mar, se produjo la deposición de los sedimentos continentales.

Precisamente, un rasgo que caracteriza al Parque Nacional Copo es la ausencia de cuerpos de agua superficiales, con excepción de tajamares y pequeñas represas hechas por el hombre para acumular agua. Además, Santiago del Estero carece de una red fluvial importante, ya que sólo las cuencas de los ríos Salado y Dulce proveen humedad al sur y oeste del territorio provincial.

El Salado es el río más extenso. Su larga historia geológica comienza en el terciario, cuando su curso era casi paralelo al del Bermejo. Aún hoy pueden apreciarse rasgos geomorfológicos que señalan su antiguo cauce.

Flora

El gran protagonista del parque es el conocido Quebracho, que dio lugar a la preservación de esta área natural. Siendo uno de los pocos espacios que no ha sufrido tala rasa. Como mencionábamos anteriormente, el más conocido de su especie es el quebracho colorado santiagueño. De gran porte y tronco recto, tiene una madera muy dura y pesada que tradicionalmente fue utilizada para hacer durmientes del ferrocarril y obtener taninos para el curtido de cueros. También se utiliza para fabricar postes y carbón. La actividad de extracción en los bosques determinó un ambiente de difícil regeneración natural. De los montes que cubrían el territorio solo se encuentra hoy día un pequeño porcentaje. Asimismo, una interminable extensión de pastizales bajos, entrecortada por montes y bosques silvestres, dan cuenta de un paisaje único que combina ocres fuertes y verdes oscuros que deleitan la vista. El quimil, es un cactus muy particular y típico de la región.

Fauna

El Parque Nacional Copo es una planicie cubierta por bosques chaqueños secos, sin cursos o cuerpos de aguas permanentes o estacionales. Los únicos sitios donde se concentra el agua son represas o excavaciones hechas por el hombre. La disponibilidad de agua a fines de la primavera y durante el verano es un factor determinante para el desarrollo de la fauna.

A pesar de estas dificultades, es hogar de una gran comunidad de especies en extinción; Yaguaretés, Tigres, Osos Hormigueros Grandes, el Tatu Carreta, la boa de las vizcacheras, y el Chancho Quimilero- un raro Pecarí conocido con este nombre por alimentarse del fruto del Quimil- el Tamanduá- un edentado, similar al Oso Hormiguero pero más pequeño, que vive en los árboles y se alimenta de insectos y miel- , son sólo algunas de ellas.

Pero el gran repertorio de fauna de la zona no termina aquí. También podemos encontrar entre las aves el loro hablador, que encuentra en este parque un lugar propicio para nidificar, convirtiéndolo en hogar y refugio.

Logo_APN_pns

FLORA - LISTADO DE ESPECIES

Algarrobo Negro

ALGARROBO NEGRO

algarrobon

Nombre Científico: Prosopis nigra
Descripción: Es un árbol poco espinoso, de hasta 16 metros de altura y 1,10m de diámetro en el arco. Copa aparasolada con ramas flexibles
Hoja: Son compuestas. En cada una de ellas se encuentran entre 20 y 35 pares
Tronco: Tiene una corteza color pardo oscura
Flor: Las flores son pequeñas y amarillentas con manchas moradas
Fruto: Vainas duras amarillentas con manchas negras.
Distribución en
Argentina:
Se encuentra en las provincias de Formosa,Chaco, Tucumán Santiago del Estero, Córdoba, San Luis, Norte de Santa Fe, Centro Este de Salta, La Rioja y San Juan
Usos: Su madera es dura y pesada, se utiliza para túneles

 

 

 

 

Garabato

Acacia praecox

 Garabato
Clasificación científica
Reino: Plantae
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Orden: Fabales
Familia: Fabaceae
Subfamilia: Mimosoideae
Tribu: Acacieae
Género: Acacia Mill. (1754)
Especie: Acacia praecox
Griseb.
Sinonimia

Acacia praecox, yuquerí negro, garabato o garabato hembra, es una especie de leguminosa de la subfamilia Mimosoideae.

Índice

Descripción

El garabato presenta púas curvas en las ramas y en las hojas. Sus flores son amarillas y se agrupan en espigas. Crece en zonas de clima subtropical, en Argentina, Bolivia, Paraguay y Uruguay.

Es un arbusto o árbol de 3 a 9 m de alto, copa irregular cuando joven, alta y estrecha al madurar.

Hojas compuestas, bipinnadas, caducifolias, alternas, verdosas oscuras, grandes. Eje principal y pecíolo incluido, de 2-7 cm de largo, 3-6 pares de ejes secundarios de 2-6 cm de largo, cada uno con 15-45 pares de foliolulos de 4-8 mm de largo, aguzados en la punta.

Ramas grisáceas, y puntos claros (lenticelas), espinas o aguijones curvos hacia abajo, esparcidos en forma irregular, parecidos a los de los rosales, de 5 mm de largo. Puede haber especímenes inermes.

Corteza grisácea, lisa, pocos surcos longitudinales, superficiales. En ejemplares viejos se torna rugosa.

Inflorescencia: flores perfectas, completas, muy pequeñas, de 6 mm de largo. Cáliz y corola tubulares. Muchos estambres, ovario súpero. Se agrupan en inflorescencias esféricas (capítulos), como pompones, blanco cremosas, fragantes, en racimos de 3-6 cm de largo. Florece antes de la foliación (de allí el epíteto específico).

Fruto vaina membranosa, chata, seca, de 5 a 14 por 1,5 a 2,5 cm, pardo claro al madurar, con 9 semillas.

Es inconfundible por sus púas curvas. Se parece bastante a Acacia visco, pero éste es inerme.

Ecología

De amplia distribución en el Chaco paranaense y en el Espinal. Abunda a orillas del río Paraná, las estribaciones de las sierras chaqueñas, y el Chaco semiárido. Vive hasta los 1000 msnm.

Taxonomía

Acacia praecox fue descrita por August Heinrich Rudolf Grisebach y publicado en Abhandlungen der Königlichen Gesellschaft der Wissenschaften zu Göttingen 19: 136. 1874.1

Etimología

Acacia: nombre genérico derivado del griego ακακία (akakia), que fue otorgado por el botánico Griego Pedanius Dioscorides (A.C. 90-40) para el árbol medicinal A. nilotica en su libro De Materia Medica.2 El nombre deriva de la palabra griega, ακις (akis, espinas).3

praecox: epíteto latino que significa “con maduración temprana”.4

 

Itin

Prosopis kuntzei

«Itín» redirige aquí. Para otras acepciones, véase Itín (desambiguación).

 itinItín – Barba de tigre
Estado de conservación
eitin
Preocupación menor (UICN 2.3)
Clasificación científica
Reino: Plantae
Filo: Tracheophyta
Clase: Magnoliopsida
Orden: Fabales
Familia: Leguminosae
Subfamilia: Mimosoideae
Tribu: Mimoseae
Género: Prosopis
Especie: P. kuntzei
Harms
Sinonimia
Prosopis casadensis Penz.

Prosopis kuntzei (sin. Prosopis casadensis) es una especie botánica de árbol leguminoso de Sudamérica, de los bosques del oeste del Gran Chaco de Argentina, Bolivia, Paraguay, donde participa como componente natural. Es hábil para colonizar las cercanas sabanas de pasturas.1 Se adapta bien a climas áridos, pero puede también sobrevivir en terrenos inundados por un largo tiempo.

Índice

Nombre común

Itín, palo mataco, carandá, barba de tigre

Morfología

Es un árbol liso de 4 a 10 m de altura. Su tronco mide 40 a 60 cm de diámetro, con ramas muy altas y rígidas, presentando incontables espinas. Hojas pequeñas (3 a 5 mm de largo), bipinnadas, tienden a caer muy temprano en primavera después que los jóvenes brotes desarrollen espinas. La inflorescencia consiste en racimos aislados de 3 a 7 cm de largo. Flores blancas amarillentas, perfumadas, de 3 mm de largo. Fruto en legumbre dehiscente negro violáceo, de 10 a 17 cm de largo, de forma recta y fuertemente perfumado. Contiene dentro una pasta almidonosa. Semillas chatas, ovoides, de 7 a 10 mm de largo y 5 a 6 mm de ancho. Brotes bien anchos salen entre julio y noviembre.2

Sus flores aparecen entre septiembre y noviembre y fructifica de diciembre a enero, colgando sus vainas leguminosas hasta agosto.

El xilema es amarillo suave, mientras el floema es pardo, con parches de negro violáceo. Madera de fina textura, recta, cerosa en los intergranos. Al momento de cortar es muy perfumada. Es una de las más densas y notablemente más durables del género.3

Uso

Debido a sus propiedades técnicas maderables, Prosopis kuntzei es considerada una especie importante dentro de las Mimosaceae. Aunque proporciona poca madera, y en tamaños pequeños y limitadas cantidades, es sin embargo muy usada localmente por artistas y artesanos para tallar estatuas, mangos, partes de carruajes y sus ruedas, instrumentos musicales, bastones, etc. Debido a su coloración casi negra y a su notable dureza, es con frecuencia sustituta del ébano. Madera con textura fina y homogénea, grano oblicuo, veteado y brillo suave. El color de su duramen es de un marrón violáceo oscuro, que con el tiempo llega casi al negro y se diferencia claramente de la albura blanco amarillenta. El Itín está entre las maderas más duras y pesadas de la Argentina por lo que es poco apta para aserrar, perforar y clavar. Se cepilla y tornea sin inconvenientes, dando superficies lisas y brillantes que favorecen el acabado superficial. Como otras maderas duras argentinas, el Itín no es permeable a los tratamientos de preservación, pero es muy duradera aún en contacto con el agua y el suelo.

 

Palo Santo

palosanto

Palo Santo significa “madera sagrada” y es el nombre para la bursera graveolens. También se le llamó “quebracho” por los colonizadores españoles ya que por su dureza quebraba el hacha al ser cortado.

  • ÁRBOL

De unos 18 metros de altura, es un árbol mediano con copa de hojas pequeñas bifoliadas, gran cantidad de ramas y frutos en forma de capsula color verde oscuro. Este árbol vive en la región sudamericana de Peru, Ecuador, Bolivia y en Mato Grosso brasileño. El Palo Santo que nosotros importamos procede de la selva seca de Lambayeque, región del Norte del Perú y es conocido mundialmente por ser el de mayor calidad de todos debido a su privilegiada localización.

Para poder usar los aceites esenciales por medio de la destilación al vapor, el árbol debe morir por sí solo y hay que dejarlo secar 4 años cómo mínimo.

De la leña del árbol, se obtiene el aceite corporal, los inciensos y los aromas. La corteza macerada en alcohol se utiliza para aumentar la sudoración y contra el reuma. Las hojas se utilizan contra los espasmos y como insecticida.

  • AROMA

Tiene un aroma sorprendentemente fuerte y dulce cuando es quemado, por eso el palo santo es usado como incienso. Se le considera un árbol con dotes medicinales. Sus múltiples beneficios hacen del palo santo un perfecto limpiador energético, todo ello debido a sustancias como el LIMONENE, principio activo presente en un alto porcentaje en su tronco; el LIMONENE pertenece a la familia de los solventes o trementinas, que son los responsables de la limpieza, tanto física, como espiritual. Algo limpio es algo alineado, algo armónico.

Tiene un aroma sorprendentemente fuerte y dulce cuando quemado, por eso el Palo Santo es usado como incienso, es quemado y el humo se dispersa para limpiar y purificar el ambiente contra los espíritus malos, las energias negativas, y otras fuerzas negativas. Quemando un pequeño pedazo de madera, obtienes un ambiente pacífico, lo que nos lleva a un estado de espíritu relajado. Esta madera tiene un aroma muy agradable y calmante, no comparable a cualquier otro.

El aroma de Palo Santo es el único dulce y leñoso. La fragancia del Palo Santo recuerda a un embriagador combinación dulce de inciensos, cedro atlas, hierba dulce, limón, eucalipto y un sutil toque de menta.

 

Quebracho Colorado Santiagueño

Schinopsis lorentzii

 quebrachocoloQuebracho colorado santiagueño
Estado de conservación
equebracolo
Vulnerable (UICN)
Clasificación científica
Reino: Plantae
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Orden: Sapindales
Familia: Anacardiaceae
Género: Schinopsis
Especie: S. lorentzii
(Griseb.) Engl. 1881
Sinonimia

El quebracho colorado santiagueño (Schinopsis lorentzii, o S. quebracho-colorado) es una especie arbórea nativa de Sudamérica, muy apreciado por su madera, utilizada en ebanistería, y por su alto contenido en taninos.

Vista del árbol (se trata de un ejemplar joven y por eso de poca altura y poca corpulencia).

Índice

Distribución

Crece en la zona oriental de la región chaqueña, y se extiende más al sur y al oeste que se congénere S. balansae, aunque debido a la muy intensa explotación del pasado siglo XX, y a la muy reducida tasa de crecimiento la población se ha reducido de manera alarmante.

Usos

Su madera es fina y uniforme, de color rojizo oscureciéndose hacia el exterior y de grano irregular. Es muy dura, de allí el nombre “quebracho” ya que deriva de la frase «quiebra hacha», y virtualmente imputrescible. Debido a la dificultad de su trabajo y a la actual dificultad para obtenerla se emplea solo ocasionalmente en construcción; su alto rendimiento en taninos, hasta un 25%, la destina por lo general a la industria de la curtiembre.

 

Tala Blanco
tala
Nombre científico: Celtis tala Gillet ex Planchon, syn. Celtis spinosa Spr. = Celtis sellowiana Miq.

Familia: Ulmáceas.

Otros nombres populares: tala árbol, tala blanco, tala crecido, tala del asador, churqui tala (Córdoba); tala amarillo (Tucumán); yuasi-í, ibirá yuazú (en guaraní).

DESCRIPCION

Arbol en lugares con suficiente humedad o arbusto sobre terrenos mas o menos secos de entre 4 y 12 m de altura, con copa amplia y extendida, fuste a menudo torcido, con la corteza agrietada, escamosa, color castaño ferruginoso cuando adulto o, lisa, delgada y grisácea cuando joven; ramas principales tortuosas, ramas jóvenes en zig zag, con espinas geminadas. Hojas simples, alternas, caedizas, aovadas, trinervadas, con ápice agudo y base redondeada, ligeramente asimétrica; margen aserrado en el extremo distal. Flores en cimas axilares breves, paucifloras, color verdoso amarillento; las masculinas basales con 5 estambres con filamentos glabros y gineceo abortado, reemplazado por un mechon de pelos claros; las hermafroditas con 5 tépalos libres, oblongos caedizos, el androceo similar al de las flores masculinas y ovario súpero, glabro, estigma bífido. Fruto, drupa poco carnosa, color amarillo-anaranjado en la madurez, con resto del estigma en el ápice. Semilla dura, rugosa.

La madera del Tala presenta una coloración amarillo ocráceo y es dura y pesada (Peso específico 0,815 kg/dm3), aunque es poco recomendable para usos en contacto con el suelo sin un tratamiento previo.

En Doña Dolores crece principalmente como arbusto, florece en primavera y fructifica, por lo común, a partir de los meses de noviembre/diciembre (las fotografías fueron tomadas en enero de 2008).

DISTRIBUCION

Bolivia, Brasil, Paraguay, Uruguay, Argentina. En la Argentina se lo halla desde el norte del país hasta el sur de Buenos Aires: Jujuy, Salta, Catamarca, Tucumán, La Rioja, Santiago del Estero, San Juan, Mendoza, Formosa, Chaco, Misiones, Corrientes, Entre Ríos, Córdoba, San Luis, Santa Fé, La Pampa, Buenos Aires.

HABITAT

Se lo encuentra formando manchones (Talares) a menudo a la vera de arroyos, ríos y aguadas. No es raro encontrarlo al pié de alambrados y pircas, donde sus semillas son eliminadas por los pájaros que han comido los frutos.

PARTE UTILIZADA

En medicina popular la hojas, ramitas tiernas y la corteza; como alimento: los frutos; para usos varios: la madera; para teñir: la raíz.

Esta especie no se halla inscripta en la Farmacopea Nacional Argentina.

 

 CULTIVO

Esta especie es aprovechada por la gente a partir de la recolección de ejemplares que crecen silvestres.

Se la puede multiplicar a partir de semillas o, también, por esquejes.

Crece en suelos secos o moderadamente húmedos, con buen drenaje, calcáreos, aunque prospera mejor en suelos sueltos, bien drenados y con disponibilidad de agua y buena luminosidad.

 

 COMPONENTES QUIMICOS AISLADOS

Domínguez, J.: (1928:138-139), menciona que en tallos foliáceos de Celtis sellowiana Miq., colectados en San Isidro (Norte de la ciudad de Buenos Aires) en el mes de noviembre, encontró que no contiene: cianoglucósidos, saponinas, alcaloides ni oxidasas y, si contiene: peroxidasas. También que en tallos foliáceos-floríferos de Celtis tala Gill., colectados en Golf (?) en le mes de octubre, encontró lo mismo.

 USOS Y PROPIEDADES

Parodi, D.: (1881: 49), la cita entre las plantas que la gente del pueblo usa en medicina casera, aunque sin indicar su utilidad.

Hieronymus, G.: (1882:260-261), escribió para Celtis sellowiana Miq., nombre vulgar: tala árbol, tala blanco, tala crecido. Distribución geográfica: Buenos Aires, Entre Ríos, Santa Fé, Córdoba, Catamarca, La Rioja, Tucumán, Santiago del Estero, Jujuy, Orán, etc. (Bolivia, Brasil meridional, Uruguay); menciona: “Arbol que alcanza á la altura mayor de 8 á 12 metros, segun crece en terrrenos mas ó menos secos o húmedos, y cuyo tronco llega a tener hasta medio metro de diámetro. La raíz se usa para teñir color café. Con las hojas se prepara un té que obra contra las afecciones del pecho y las indigestiones; se pretende tambien que la infusion de las hojas cura los constipados mas recrudecidos y pertinaces. Cuando el cólera azotó la provincia de Córdoba, se curaron muchos personas con dicha infusión. Las frutitas son comestibles. La madera es fuerte y se usa para ejes de carretas, postes para casas, cabos de herramientas, látigos, etc., es también empleada por los torneros y es buen combustible” (sic).

M

 

Yuchan

Chorisiayuchan

Se ha sugerido que este artículo o sección sea fusionado con Ceiba (discusión).
Una vez que hayas realizado la fusión de artículos, pide la fusión de historiales aquí.

«Corisia» redirige aquí. Para la población griega de la isla de Ceos, véase Coresia.

«Yuchán» redirige aquí. Para la localidad de la Provincia de Santiago del Estero, argentina, véase Yuchán (Argentina).

 Palo borracho
Ejemplar juvenil de C. speciosa, en Rosario (Argentina)
Clasificación científica
Reino: Plantae
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Orden: Malvales
Familia: Bombacaceae
Género: Chorisia
Kunth
Especies

Chorisia es un género de árboles caducifolios de la familia de las bombacáceas, nativos de los bosques cálidos y húmedos de las regiones tropicales y subtropicales de América Central y del Sur.

Se lo conoce (según las especies) por varios nombres vulgares. Entre ellos palo borracho, toborochi, yuchán, algodonero, palo botella, palo barrigudo, samohú, samuhú, ñandubay y painero.

Índice

Descripción

Característica del palo borracho es la forma del tronco, que presenta un marcado engrosamiento en su parte central, ahusándose hacia los extremos superior e inferior; éste, que puede alcanzar los 2 m de diámetro, le sirve para almacenar agua, pudiendo así resistir meses de sequía de ser necesario. En el palo borracho blanco o amarillo (C. insignis) el engrosamiento es más señalado que en otras especies, dándole forma de botella.

Aguijones del tronco de C. speciosa.

Es de gran utilidad para el hombre ya que aprovecha no sólo su tronco sino también la corteza y el fruto. Este último contiene en su interior una fibra parecida al algodón que se utiliza en almohadas y cojines, por lo que suele ser llamado en algunas zonas algodonero.

La corteza es lisa en los ejemplares juveniles, y de color verdoso por su elevado contenido en clorofila, que le permite realizar la fotosíntesis durante la estación seca, cuando pierde las hojas. Con la edad se endurece y torna grisácea. Está cubierta de espinas protectoras, que pueden alcanzar gran tamaño y que aparecen en los ejemplares cumplido el primer año de edad.

Cuando los ejemplares toman una altura considerable, que puede llegar a los 15 m, en Argentina (donde popularmente son conocidos como palos borrachos y en menor medidad -según la región del País, como yuchanes, ñandubays y samohús-) es común encontrar nidos de hornero, ya que su tronco espinado es un arma adicional contra los depredadores. En su hábitat natural al norte de Argentina, Paraguay, al este de Bolivia y zona meridional de Brasil puede desarrollarse hasta 25 m.

Preferentemente se desarrolla con un solo tronco pero si por determinada razón tiende a secarse, puede desarrollar brotes que lo dividan. De forma natural sus ramas aparecen cumplidos los dos años de edad.

Palo borracho en flor.

No resiste, sobre todo de joven, bajas temperaturas y heladas, lo que ocasiona la pérdida de hojas rápidamente.

Taxonomía

La relación entre el género Chorisia y Ceiba parece ser estrecha; estudios recientes reclasifican las especies del primero en el último, trasladándolo así a la familia de las malváceas.

Fue descrito por Karl Sigismund Kunth y publicado en Malvaceae, Buttneriaceae, Tiliaceae 6. 20 A.1 en el año 1822. La especie tipo es Chorisia insignis Kunth.1

Bonsái

Es un ejemplar ideal para los principiantes en bonsái por una suma de características, ya que es fácil de conseguir sus semillas, y resiste las inclemencias de la poda inexperta y la falta de agua, como así también las defoliaciones inadecuadas; además, son pocas las plagas y enfermedades que puede sufrir.

 

Duraznillo

Solanum glaucophyllum

 duraznilloDuraznillo blanco
Solanum glaucophyllum
Clasificación científica
Reino: Plantae
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Orden: Solanales
Familia: Solanaceae
Género: Solanum
Especie: S. glaucophyllum
Desf. 1829
Sinonimia

Solanum glaucophyllum (duraznillo blanco) es una especie de planta tóxica de la familia de las Solanáceas.

Es endémica de Brasil, Bolivia, Argentina, Paraguay y Uruguay.

Índice

Otros nombres comunes

Además de “duraznillo blanco”, se la conoce también con el nombre común de “i-byra-né”, “yuyo hediondo del agua” o “palo hediondo”

Descripción

Es una planta rizomatosa, de tallos simples, cilíndricos, poco ramificados, de 1-2 m de altura o más. Hojas simples, ovales, lanceoladas, verdoso-grisáceas, de 1-2 dm de largo; flores azulinas violáceas. El fruto es una baya globosa de 1-2 cm de diámetro, azul negruzco, y presenta varias semillas en su interior. Cuatomate, es una planta silvestre, perenne, semileñosa y de tipo trepador en proceso de domesticación, ampliamente utilizada para el consumo humano. Un aspecto sobresaliente de la especie consiste en que, aun cuando todas sus flores son completas y hermafroditas, cuando se propaga por semilla se producen individuos infértiles asociados con una anomalía conocida como heterostilia, pues mientras algunas plantas producen flores con estilos largos fértiles, otras poseen flores con estilos cortos que no pueden ser fecundados. Su fruto sustituye ventajosamente al tomate y jitomate.

Se multiplica vegetativamente por raíces gemíferas de altísima capacidad de regeneración en suelos no saturados de agua, bordes de lagunas y así se expande su área. En sequía se propaga de la misma manera en el fondo de la laguna. Sus semillas no germinan en terrenos inundados, pero hacen propagar el duraznillar a distancia. La dispersión de las mismas se da por aves y mamíferos que ingieren bayas o semillas o mediante el arrastre por las aguas. La planta adulta, sometida a inundación permanente, es capaz de crecer y de reproducirse debido a diversas adaptaciones anatómicas que facilitan el traslado de aire hacia las partes sumergidas, y una evolución adaptativa bioquímica de las células a la deficiencia de oxígeno.1

Duraznillo blanco en la Laguna Merín.

 

Importancia

Su ingestión por el ganado produce enteque seco (enteque ossificans”, “bichoquera”, “guata-í” (del guaraní: caminar corto), “espichamiento”, “espichacao”) , afectando el metabolismo del calcio. El animal no consume voluntariamente la planta, sino que la intoxicación se da en los potreros donde el duraznillo está, como son los bajos dulces, compartiendo con pastizal denso que evita que la hoja caída del duraznillo llegue al suelo y se pudra; así, el animal levanta la hoja del duraznillo junto con el bocado y se intoxica en forma progresiva y acumulativa. Una ingesta de 40 hojas por día es suficiente para entecar una vaca en el término de 4 a 6 semanas.2

Factores ambientales

El cuatomate se desarrolla en ambientes con precipitación de 800 a 1800 msnm y los climas predominantes son el cálido subhúmedo con lluvias en verano y el semiseco muy cálido y cálido, con temperatura y precipitación media anual de 20 a 26 °C y 700 a 1000 mm, respectivamente. Los suelos más importantes son Leptosol y Phaeozem. La vegetación dominante es selva baja caducifolia.

Tipos

Aunque existen diferencias en características de frutos, hojas y tallos de las plantas de cuatomate que se desarrollan en el área de estudio, se pueden diferenciar 3 tipos: verde, blanco o cenizo, y moteado. Los tipos de cuatomate identificados están relacionados con el color externo del fruto desde sus primeras etapas de desarrollo hasta el inicio de su maduración (en la cual todos los tipos adquieren un color amarillo-naranja). Así, mientras el verde y el blanco se identifican con esos colores, el moteado se caracteriza por ser un fruto de fondo verde con manchas blancas.3

Cultivo

Actualmente el cuatomate tiene una gran importancia debido a que su venta y consumo se ha incrementado y los procesos son los siguientes:

  • Siembra: debido a que el cuatomate es una especie de tipo trepador, necesita de un tutor o espaldera para desarrollarse bien. En este aspecto, se utilizan tanto tutores vivos como muertos; entre los primeros, 13.7% de los productores usa especies de la vegetación nativa como el guamúchil (Pithecellobium dulce) y 19.6% otras especies introducidas como el limón (Citrus limonum) y la toronja (Citrus aurantium). También se utilizan “enramadas y espalderas” (49 y 19,6%, respectivamente); las primeras están compuestas por varas de cubata (Acacia pennatula) o huizache (Acacia farnesiana) y las segundas se fabrican con alambre requemado o galvanizado.
  • Fertilización: el 51% de los productores no realiza esta práctica. El 49% que sí la lleva a cabo aplica materia orgánica, principalmente estiércol de caprino. Del total de productores que fertiliza, 68.63% hace las aplicaciones durante todo el año, porque la especie es capaz de producir durante todo el año si se le nutre y maneja bien. El 5.8% fertilizan en junio y julio, al inicio del temporal; 9.8% en agosto, en la época de producción más importante y; 15.69% la realizan de noviembre a febrero.
  • Riego: 40% lo hace con cubetas, 34% con manguera conectada a la llave, 12% por cintilla y 13.3% aplica riego rodado.
  • Enfermedades: mosquita blanca (Bemisia tabaci), gusano barrenador (Elasmopalpus angustellus), gusano trozador (Agrotis ipsilon) y gallina ciega (Phyllophaga spp.) Respecto a las enfermedades, sólo registran mínimos ataques de “chahuixtle” y “secadera” de plantas.4

Geografía

Este fruto, se encuentra principalmente en los estados de Puebla y Oaxaca, sin embargo, la mayor parte se encuentra en el primero, en los municipios de Nicolás Bravo, Vicente Guerrero, Ajalpan, Coyomeapan Coxcatlán, Zoquitlán.

Uso gastronónomico

Este fruto, se usa principalmente en guisados y salsas, por su alto contenido de vitaminas y minerales. Se acompaña de carne de pescado pollo y conejo.

 

Guayacan
Caesalpinia paraguariensis
GUAYACÁN

guayacan

Especie botánica de árbol leguminosa de la familia de las Fabaceae.Se halla endémico de Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay, Uruguay.Está amenazado por pérdida de hábitat.Habita variedad de sitios, de muy secos hacia Bolivia a los húmedos. En los bosques chaqueños ocupa gran porcentaje del estrato superior.No tolera suelo salino ni alcalino. Las semillas son dispersadas por el ganado. Rebrota fácilmente de cepa.

 

  Alcanza de 5 a 25 m de altura y 1 metro de diámetro, con un tronco relativamente corto (2 a 8 m), con corteza delgada (2 a 3 cm de espesor) constituida de escamas pardo verdoso oscuro, que se despega y cae en trozos dejando manchas irregulares gris claras a verde claras.Copa amplia, rala, y follaje solo en el extremo de las ramas.Hojas caducifolias, compuestas, de 3 a 6 yugas imparipinadas y 12 cm de largo; cada pina formada por 6-10 pares de folíolos opuestos, elípticos u ovoides, márgenes enteros, nervadura central demarcada, de 4 a 8 mm de largo por 1,5-5 mm de ancho, insertos sobre un raquis. Las hojas nuevas tienen color ferroso. Las ramas son finas y tortuosas, inermes; suelen fusionarse.

 

Flores hermafroditas, en racimos axilares simples, cortos, de 2 a 3 cm de largo, con 8-16 flores cada una, amarillas anaranjadas resaltantes.Florece en septiembre-noviembre.Fruto vaina indehiscente, ovoide o elíptica, negra violácea, lustrosa, leñosa, achatada, de 3-5 cm de largo x 1-3 de ancho y 1 cm de grosor, con 2-4 semillas brillantes pardas rojizas, ovoides de 8 mm de largo, comprimidas, lisas, con abundante albumen claro.Cada racimo de flores formará una o dos vainas, que maduran de marzo a junio. Los frutos permanecen en las ramas, hasta la próxima floración.

 

Molle
Schinus longifolius
MOLLE

molle

Es endémico de Argentina, Brasil, Chile, Paraguay, Perú y Uruguay.Arbolito dioico, a veces de porte arbustivo siempreverde de 2 a 5 metros de altura (excepcionalmente 8 metros), y 3 metros de diámetro, ramificado casi desde la base.Tiene tronco color pardo grisáceo, tortuoso, de 20 a 40 cm de diámetro, con ramas terminales que se transforman en espinas (terminan en una espina).

 

Hojas simples, alternas, o agrupadas, subcoriáceas, glabras, base cuneada, ápice agudo a obtuso, pecíolo mínimo de 3 a 5 mm de largo; enteras o con lóbulos o dientes, especialmente en las hojas jóvenes; haz verdoso oscuro, envés verdoso claro y nervaduras poco notables, 2-7 cm x 0,5-1,6 cm; sumamente polimorfas, de lanceoladas a oblongas.Florece de agosto-septiembre a mayo.
Inflorescencias axilares.
Flores blanquecinas amarillas, 4-5 mm de diámetro, en glomérulos de 1 cm de longitud, 4-5 sépalos y pétalos (masculinas con 10 estambres, 5 mayores que los restantes, las femeninas con estaminodios y 3 estilos); ovario súpero.

 

Fruto drupa globosa, de 3 a 7 mm de diámetro, violácea oscura a negra azulada; epicarpio papiráceo, mesocarpio carnoso y oleoso, endocarpio óseo.Fructifica de diciembre-abril, a junio. Semilla comprimida, cuasilenticular.

 

Quebracho Blanco
 quebracho Nombre científico: Aspidosperma quebracho-blanco Schletchtendal = A. quebrachoideum Roj. Acos..

Nombre popular: Quebracho blanco, quebracho llorón; guariró ba en Paraguay.

Familia: Apocináceas.

La familia a la que pertenece el quebracho blanco es muy interesante desde el punto de vista químico, farmadinámico y medicinal, por la gran cantidad de alcaloides que poseen, sobre todo en su corteza.

DESCRIPCION

Árbol de mediano a gran porte, con tronco de 30 a 100 cm de diámetro, corteza rugosa, gruesa y resquebrajada, de color castaño ocráceo caraterístico, presenta ramitas jóvenes por lo común péndulas. Hojas persistentes simples, elípticos lanceoladas, brevemente pecioladas, cuneadas en la base, con nervadura central notable, coriáceas, rígicas, espinescentes y punzantes en el ápice, dispuestas en verticilos de a tres o, a veces, dos opuestas. Flores dispuestas en inflorescencias cimosas, axilares y terminales, hermafroditas, de color blanco amarillento, perfumadas, de entre 8 y 10 cm de largo. Fruto folículo leñoso bivalvo, dehiscente, de color verde grisáceo y de 7 a 12 cm de largo. Semillas numerosas, aladas.

En Doña Dolores se lo encuentra en flor desde principios de primavera hasta principios del verano; fructifica desde fin de primavera, permaneciendo los frutos en el árbol hasta entrado el otoño.

Su madera es pesada, amarillo-rosada o amarillenta, textura fina, homogénea y de veteado suave.

HABITAT

Bolivia, Paraguay, Uruguay y Argentina. En nuestro país se la encuentra en las provincias de Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca, Santiago del Estero, Chaco, Formosa, Corrientes, Santa Fé, Entre Ríos, Córdoba, La Rioja, San Juan y San Luis; constituye una de las especies forestales más características del Parque Chaqueño y es una de las especies arbóreas argentinas con mayor área de dispersión.

PARTE UTILIZADA Es una especie forestal; a los fines medicinales, se usan en primer lugar su corteza desecada y raíces, también sus frutos y el follaje.Esta especie se halla inscripta en la 6ta. edición de la Farmacopea Nacional Argentina.

COMPONENTES QUÍMICOS AISLADOS

Youngken, H.: (1951:893-895) incluye entre sus componentes a aspidospermina, quebrachina, aspidospermatina, aspidosamina, quebrachamina e hipoquebrachamina; taninos y los azúcares quebrahcita e inosita.

Cita que aspidospermina es el alcaloide principal y que también ha sido aislado de Vallesia cymbaefolia y otras especies de Vallesia, siendo la quebrachina idéntica a la yohimbina. Agrega que importantes estudios de los alcaloides del quebracho han sido realizados por investigadores argentinos.

 

Sacho Poroto

Erythrina edulis

 sachoBalú
Erythrina edulis
Clasificación científica
Reino: Plantae
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Orden: Fabales
Familia: Fabaceae
Subfamilia: Faboideae
Tribu: Phaseoleae
Género: Erythrina
Especie: Erythrina edulis
Triana ex Micheli 1892

El chachafruto, sacha poroto, pisonay, balsui, balú o cáñaro es una de las 115 especies de leguminosas fabáceas pertenecientes al género Erythrina. Se encuentra en Sudamérica.

Vista del árbol

Inflorescencia

Índice

Descripción

Es un árbol con ramas espinosas, pubescentes, que alcanza hasta 14 m de altura; 7 m de diámetro de follaje y 4 dm de diámetro del tronco. Hojas alternas pinnadas con tres folíolos, el terminal más grande que los laterales, caducas en las ramas en floración. Inflorescencias con 2 ó 3 racimos terminales o axilares largamente pedunculados de 30-45 cm de longitud, soportando muchas flores rojo anaranjadas. Vainas marrón oscuras sub-leñosas de 8 a 30 cm de largo, con constricciones poco profundas.

Distribución y hábitat

Originario de los Andes tropicales, prospera entre los 1.200 y los 2.600 msnm y requiere entre 1.500 a 2.000 mm de lluvia al año.

Usos

Se cultiva especialmente para la alimentación, ya que se obtiene un fríjol gigante, de 2 a 7 cm de largo, 1,5 a 3 cm de ancho y 3 cm de grueso, que tiene 23 por ciento de proteínas. Es apto para el manejo industrial en la producción de harinas, fritos, encurtidos, potajes y concentrados. Además es usado en la medicina tradicional como regulador de la función renal, hipotónico y contra la osteoporosis. Registra una alta productividad, florece y fructifica entre los 3 y los 4 años y alcanza máxima productividad entre los 6 y 7 años, hasta 36 t de fríjol por hectárea 400 árboles por hectárea (5 m x 5 m).

Historia

Ya era cultivado por los amerindios, por ejemplo por los incas, desde antes de la llegada de los europeos. También se encuentran variedades silvestres.

Taxonomía

Erythrina edulis fue descrita por Triana ex Micheli y publicado en Journal de Botanique (Morot) 6(8): 145. 1892. 1

Etimología

Erythrina: nombre genérico que proviene del griego ερυθρóς (erythros) = “rojo”, en referencia al color rojo intenso de las flores de algunas especies representativas.2

edulis: epíteto latino que significa “comestible”.3

Sinonimia

 

Tala

Celtis ehrenbergiana

 talasTala
Celtis tala
Clasificación científica
Reino: Plantae
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Orden: Rosales
Familia: Cannabaceae
Género: Celtis
Especie: C. ehrenbergiana
(Klotzsch) Liebm.

Celtis ehrenbergiana, (sin. C. tala, C. spinosa), o tala es una planta arbórea o arbustiva nativa de América, desde América del Norte hasta el centro-sur de América del Sur. Dotado de fuertes espinas, es uno de los componentes principales de los espinales de las praderas y montes del Gran Chaco y ciertas zonas de la llanura pampeana. Es apreciado por su madera dura y pesada, que produce excelente leña y se utiliza para artículos duraderos y de pequeño tamaño.

Tala de alrededor de 100 años, en Laguna de Rocha. El tala de la foto es centro de ceremonias sagradas por pueblos originarios de la región.

Índice

Descripción

Su bello y tortuoso tronco, lo hace ideal para ornamentación.

El tala es un árbol de porte medio, entre 4 y 7 m de altura. Según la disponibilidad de agua puede adoptar hábito arbóreo o arbustivo. Está recubierto de una corteza clara, de color pardogrisáceo, que se vuelve dehiscente en los ejemplares adultos. Ramifica abundantemente, produciendo un denso enramado en zigzag con fuertes espinas geminadas en las axilas foliares, rectas, de hasta 15 mm de largo. Presenta hojas alternas, pecioladas, simples, con la lámina aovada de hasta 35 x 20 mm, la base redondeada y el margen aserrado en la región apical

Hábitat y distribución

Detalle de sus ramas.

El tala se encuentra desde Estados Unidos hasta el sudeste de la provincia de Buenos Aires en el centro-este de la Argentina. Es una especie ampliamente presente en las barrancas costeras del río Paraná, formando la comunidad denominada subdistrito fitogeográfico del tala, una subvariante del distrito fitogeográfico del algarrobo, perteneciente a la provincia fitogeográfica del espinal. Mediante este subdistrito alcanza su distribución más austral, en los alrededores de Mar del Plata, en la costa marítima argentina. También, hasta los años cuarenta del siglo XX, fue común encontrarlo en la ciudad de Buenos Aires, uno de cuyos antiguos barrios, Villa Talar, llevó ese nombre justamente por la predominancia de este árbol. En Uruguay hay una ciudad llamada Tala, en el departamento de Canelones, a la que se le dio el nómbre del árbol por su fuerte presencia en la zona.

Prefiere suelos secos o moderadamente húmedos, con buen drenaje, calcáreos.

Uso

Detalle de sus hojas y fruto.

La madera del tala es dura y pesada; sólo la pequeña envergadura de su tronco impide su uso generalmente. Se emplea para piezas de ebanistería de poco tamaño, como cabos de herramienta, o como leña y para la elaboración de carbón.

Ecológicamente su densidad permite el desarrollo de una rica fauna en los talares. Anidan en él la calandria (Mimus saturninus), el chotoy (Schoeniophylax phryganophila), la cotorra común (Myiopsitta monacha), el espinero pecho manchado (Phacellodomus striaticollis), el hornero (Furnarius rufus), el leñatero (Anumbius annumbi) y el zorzal colorado (Turdus rufiventris).

Taxonomía

Celtis ehrenbergiana fue descrita por (Klotzsch) Liebm. y publicado en Kongelige Danske videnskabernes Selskabs Skrifter, Naturvidenskabeli Mathematisk Afdeling 2: 339. 1851.1

Etimología

Celtis: nombre genérico que deriva de céltis f. – lat. celt(h)is = en Plinio, es el nombre que recibía en África el “lotus“, que para algunos glosadores es el azufaifo (Ziziphus jujuba Mill., ramnáceas) y para otros el almez (Celtis australis L.)2

ehrenbergiana: epíteto otorgado en honor del botánico alemán Christian Gottfried Ehrenberg.

Sinonimia

  • Celtis azcurrensis Parodi
  • Celtis bonplandiana Planch.
  • Celtis cinerea Torr.
  • Celtis flexuosa var. glabrifolia Griseb.
  • Celtis lancifolia (Wedd.) Miq.
  • Celtis pallida Torr.
  • Celtis pallida var. pallida
  • Celtis punctata (Urb. & Ekman) Urb. & Ekman
  • Celtis sellowiana Miq.
  • Celtis spinosa var. pallida (Torr.) M.C.Johnst.
  • Celtis spinosa var. weddeliana (Planch.) Baehni
  • Celtis tala Gillies ex Planch.
  • Celtis weddelliana (Planch.) Romanczuk
  • Mertensia texana Trécul ex Planch.
  • Momisia ehrenbergiana Klotzsch
  • Momisia integrifolia Wedd.
  • Momisia lancifolia Wedd.
  • Momisia pallida (Torr.) Planch.
  • Sarcomphalus punctatus Urb. & Ekman3 4

 

FAUNA - LISTADO DE ESPECIES

Chancho Quilimero

Pecarí del Chaco (Catagonus wagneri)

chancho

Pecari del Chaco y una cría del zoo de los Angeles de 2008

44,270

06/05/09

El chancho quimilero (Catagonus wagneri) , también llamado chancho solitario y pecarí chaqueño, está en peligro de extinción según la IUCN.

Está considerado en peligro de extinción por la rápida reducción de sus poblaciones, y se ha llegado a calcular el serio declive de la población, estimado en más del 50 % en tres generaciones contando desde la actualidad, debido a la gran pérdida de hábitat, agravada por otras amenazas.

Además, actualmente la población de esta especie en el chaco es pequeña y dispersa, lo que la convierte en vulnerable a cualquier pérdida y fragmentación de su hábitat.

POBLACIÓN

Esta especie de cerdo salvaje ha desaparecido de grandes áreas en Argentina, donde su área original se ha visto reducida en aproximadamente un 40 %. Su área de distribución también se ha visto reducida en Bolivia y en el este de su área de distribución en Paraguay.

La población total es desconocida, aunque probablemente persistan varios miles entre Argentina y Bolivia, y para Bolivia se calcularon en los años 90 unos 5000 ejemplares. En Argentina M. Altricher estimó una población de 3200 ejemplares en 2002, aunque este estudio se realizó antes de la deforestación masiva para cultivar soja y criar ganado producida en 2003, por lo que ahora seguramente habrán menos. En otro estudio en el Chaco Argentino a manos de Altrichter y Boaglio (2004) se observó que es de las tres especies de pecarís de la zona el más raro, además del más vulnerable a la perturbación humana.

DESCUBRIMIENTO INESPERADO

De los pecarís se conocía su existencia pasada solamente mediante fósiles, hasta que fue redescubierto en 1972 (Wetzel et al. 1975).

En 1930, el paleontólogo argentino Carlos Rusconi describió los restos fósiles de una antigua especie de pecarí del Pleistoceno (período geológico que terminó hace unos 10.000 años) y le dio a esa especie el nombre de Catagonus Wagneri. Esto fue así porque ni se habían visto a estos pecaríes vivos, ni se pensaba que puedieran haber debido a la antigüedad de los fósiles. Pero como la naturaleza aún nos sorprende, sucedió algo inesperado, y es que algunos exploradores que viajaron por las remotas regiones del Gran Chaco (región seca que va desde Bolivia hasta el norte de Argentina), descubrieron al Catagonus viviendo allí. Esto ocurrió en los 70, y sin duda fue un descubrimiento de gran importancia, ya que una especie que se pensaba que estaría extinta desde hace miles de años, aún vive en zonas remotas de nuestro planeta.

CARACTERÍSTICAS

Como se ha visto recibe varios nombres, como el de chancho quilimero (chancho es sinónimo de cerdo, utilizados en algunos países), chancho solitario, solitario, pecarí chaqueño, pecarí del Chaco? en guaraní su nombre es taguá? por lo que una forma útil para saber que no nos equivocamos es comprobar su nombre científico, que será el mismo para todo el mundo.
Mientras que el nombre de Solitario es más usado en Bolivia, el de Taguá se usa en Paraguay y el de Quimilero en Argentina.

De los tres pecaríes que habitan el Chaco paraguayo, el pecarí de collar (Tayassu tajacu ) o kure´i, el pecarí barbiblanco (Tayassu pecari) o tañy katí y el chancho quilimero, este último es el más amenazado de extinción.

Es el mayor de los chanchos salvajes con una altura desde el suelo hasta la cruz es de entre 400 mm y 690 mm, y una longitud promedio de 1,1 m. Su peso está entre los 29 y 40 kg. Las hembras son ligeramente más grandes que los machos, aunque es difícil distinguir el sexo de estos animales.

Su cabeza y rostro son prominentes, con orejas largas y velludas, y patas relativamente largas con dos dedos en las traseras. Carece de uñas laterales en los miembros posteriores.
El hocico de los adultos presenta una superficie rugosa y callosa, que normalmente acusa incrustaciones de espinas de cactus ya que forman parte de su alimentación. Los pelos dorsales son largos en la línea superior del cuerpo y en los flancos son dos veces más gruesos comparado a otros pecaríes. Tienen extremidades alargadas, incluído el rostro, que son adaptaciones para la vida en bosques espinosos y secos. Es parecido físicamente al pecarí de collar (Tayassu tajacu) pero con extremidades, orejas y pelaje más largos.

Su color es el marrón oscuro a grisáceo, con una franja negra que recorre la línea dorsal del cuerpo.

Son animales territoriales y activos durante el día, volviéndose más inactivos con el atardecer.

Con respecto a sus rebaños, la media de tamaño varía entre uno y 9, con una media de 4,5 por grupo, aunque en las zonas donde los cazan los grupos no suelen tener más de 4 ejemplares.

Se trata de un animal social que se comunica a través de diferentes sonidos, y que no suele ser agresivo. Además, produce una sustancia olorosa y lechosa que le identifica frente a los demás. La sustancia es secretada de las glándulas ubicadas en la parte posterior, y se dispersa por el roce . También defecan en lugares determinados, lo que permite dejar señales marcando el territorio

Parece ser que los rebaños realizan viajes por todo su territorio en viajes que duran unos 42 días. Esto permite a los pecaríes controlar sus áreas

Como estrategia defensiva, los miembros de un rebaño pueden colocarse en una línea a modo de muralla defensiva, cubriendo los flancos débiles frente a los depredadores.

Se dan frecuentemente baños de polvo y barro para evitar los parásitos, como hacen otras muchas especies.

Su vista y olfato están bien desarrollados

Entre sus depredadores principales tenemos al Jaguar (Panthera onca) o yaguareté y al hombre.

Aunque su longevidad máxima se desconoce, en base a estudios relacionados con la dentición se ha calculado que viven al menos 9 años. En cautividad han llegado a vivir hasta 10 años y 6 meses.

ALIMENTACIÓN: Es básicamente herbívoro, y consume frutos de leguminosas, raíces y cactáceas, de las que aprovecha las reservas líquidas para subsistir en zonas áridas sin agua. También tienen el hábito de mordisquear el ´quimil (Opuntia quimilo) ´ para extraer el líquido, una cactácea gigantesca del chaco seco, y de frecuentar los ´quimilares´, lo que le dio el nombre de ´quimilero´.
Sin embargo, hay información de que también se alimentan de carroña y otros pequeños vertebrados, y de que lamen sal para obtener minerales de los que carecen con su dieta

REPRODUCCIÓN: Se sabe por las hembras cautivas en Paraguay que dan a luz entre los 1,2 y 8,3 años de edad. Las camadas tienen entre una y cuatro crías, con un promedio de 2,72. Sin embargo, parece ser que la media en libertad es de 1,7, seguramente debido a la más alta mortalidad de los recién nacidos, o a la menor tasa de reproducción. Los partos van de septiembre a enero, tras un periodo de gestación de unos 151 días, unos 5 meses. Tienen una camada por año

IMPORTANCIA ECOLÓGICA: El que se alimente de cactus y raíces de cactáceas hace que se convierta en un excelente dispersor de semillas, específicamente de opuntias y quiabientas, muy comunes en el Chaco. Esto es muy importante, sobre todo en zonas áridas y de vegetación xerofítica donde es difícil encontrar animales que ayuden a la dispersión de semillas.

HÁBITAT Y ÁREA DE DISTRIBUCIÓN

No es endémico de una zona exclusiva, aunque sí de distribución restringida. Cuenta con poblaciones reducidas y diseminadas en un área desértica que incuye al Gran Chaco de Paraguay, el sudeste de Bolivia y el norte de Argentina.

En Argentina se le encuentra en el bioma chaqueño de Salta, Formosa, Chaco y Santiago del Estero.

En Bolivia persiste en los Departamentos de Chuquisaca, Santa Cruz y Tarija

Es característico del Chaco seco, con vegetación xerófila (arbustos de zonas áridas), quebrachales, palosantales o cardonales con abundante cactáceas arbustivas o rastreras. La vegetación es principalmente de especies espinosas y leñosas de hojas pequeñas. Prefieren la cobertura vegetal densa.

AMENAZAS

Junto al jaguar, el enemigo más importante para el chancho es el hombre por varias razones:

CAZA: para comerciar con su piel o para comérselos. Si bien hay menos animales cazados de esta especie en comparación con otras especies de chanchos de la zona, la caza deportiva y de subsistencia pueden alterar dramáticamente su población según lo que se ha deducido de las observaciones directas. Pese a las normas que lo prohíben, las tres especies de pecarís de la zona son cazados enérgicamente dondequiera que se produzcan, incluso en los parques nacionales y áreas de reserva.
Aunque su piel es muchísimo menos valiosa que la de los otros pecaríes, aún se cazan con fines comerciales.

DESTRUCCIÓN DE SU HÁBITAT: uno de los mayores condicioantes para la supervivencia de estos pecaríes es la conservación de su hábitat, que cada vez está más reducido y alterado. Su territorio está siendo rápidamente transformado para ganadería, situación que se agrava aun más debido al pensamiento de colonización del Chaco paraguayo.

DEPREDACIÓN Y ENFERMEDADES: sin relación con el hombre, estas amenazas también contribuyen aunque en menor medida, al declive de los pecaríes

MEDIDAS DE CONSERVACIÓN

Todas las poblaciones que quedan son importantes debido al alto riesgo de extinción que enfrenta actualmente; sin embargo, no existen grandes medidas de conservación para el Pecarí del Chaco.

Lo que sí está es incluida en el Apéndice I de CITES.

La caza de fauna silvestre en todo el Paraguay está oficialmente prohibida.

PARQUES NATURALES: Sólo hay dos parques nacionales en Paraguay donde se pueda encontrar a estos animales, el Parque Nacional Defensores del Chaco (7800 km ²) y el Parque Nacional Teniente Enciso (400 km ²).
En Bolivia esta especie dentro y alrededor del Parque Nacional Kaa Iya del Gran Chaco y el Área de manejo Integrada (34400 km ²).
En Argentina, se le encuentra en el Parque Nacional Copo (1140 km ²), en la provincia de Santiago del Estero, y otras pequeñas reservas provinciales.

REPRODUCCIÓN EN CAUTIVIDAD:. La especie ha demostrado ser difícil de cuidar en cautiverio, ya que de 44 adultos capturados murieron 31. Esta captura formó parte de una Plan de Supervivencia de Especies (SSP) para intentar la cría en cautividad, iniciado a mediados de los 80. Sin embargo, ya en 1992 se han conseguido alcanzar los 44 ejemplares, la mayoría de los cuales nacieron en cautiverio. En 1996 un grupo mixto de 10 animales se importaron a los Estados Unidos desde la colonia paraguaya.

A través de un convenio entre Wildlife Conservation Society y la Capitanía del Alto y Bajo Isoso, a partir de 1996 en Bolivia se estableció un programa de monitoreo de la fauna en el Parque Nacional y Área Natural de Manejo Integrado Kaa-Iya del Gran Chaco en Santa Cruz, Bolivia. Con este programa se consiguió la implementación de estudios para explorar la presencia del solitario en el área. Con ello se trataba ampliar los registros ya existentes para conocer la distribución potencial de la especie en Bolivia y aportar nuevos datos de su comportamiento.

En argentina la Resolución N° 793/87 de la ex SECRETARÍA DE AGRICULTURA, GANADERÍA Y PESCA prohibe la exportación, tránsito interprovincial y comercialización en jurisdicción federal de productos y subproductos de pecarí (Catagonus wagneri). Aun así, el pecarí Chacoan está fuertemente cazados por su carne y los reglamentos vigentes que prohíben su caza se ignoran

MEDIDAS DE CONSERVACIÓN PROPUESTAS:

-Mejorar y ampliar el actual sistema de áreas protegidas en el Chaco seco del Paraguay, Argentina y Bolivia

-Ampliar el sistema de reservas privadas en el Chaco

-Establecer una efectiva prohibición de la caza de las especies, desarrollar los programas de educación ambiental en los tres países, y mejorar y ampliar las iniciativas de cría en cautividad

-Evaluar la viabilidad de la traslocación de ejemplares capturados desde zonas que están siendo destruidas a otras en mejores condiciones

-Realizar nuevas investigaciones sobre su biología reproductiva, comportamiento, ecología y sobre las futuras necesidades de gestión tanto en el medio silvestre como en cautiverio (Taber 1993)

TAXONOMIA

Reino: ANIMALIA

Filo: CHORDATA

Clase: MAMMALIA

Orden: CETARTIODACTYLA

Familia: TAYASSUIDAE

Nombre científico del chancho quilimero: Catagonus wagneri

Autor de la especie: (Rusconi, 1930)

Nombre común:
Inglés: Chacoan Peccary, Tagua
Francés: Pécari Du Chaco

 

Comadreja Común

Mustela nivalis

«Comadreja» redirige aquí. Para otras acepciones, véase Comadreja (desambiguación).

 comadrejaComadreja
Estado de conservación
ecomadreja
Preocupación menor (UICN)1
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Orden: Carnivora
Suborden: Caniformia
Familia: Mustelidae
Subfamilia: Mustelinae
Género: Mustela
Especie: M. nivalis
Linnaeus. 1766.
Distribución
comadrejadist
En color rojo la distribución de la Comadreja

La comadreja común, comadreja menor o, simplemente, comadreja (Mustela nivalis) es una especie de mamífero mustélido ampliamente distribuido en Eurasia y Norteamérica.2 Es la especie más pequeña de mustélido y lo es también de todos los integrantes del orden Carnivora. La especie cuenta con una amplia distribución y no se encuentra amenazada dentro de la Lista Roja de la UICN. A pesar de su pequeño tamaño es un cazador eficiente que puede abatir presas entre 5 y 10 veces su propio peso.

Gustav Mützel para Alfred Brehm.

Índice

Descripción física

Cráneos de Mustela frenata (arriba), a Mustela erminea (abajo a la izquierda) y Mustela nivalis (abajo a la derecha), ilustrado en el texto de Clinton Hart Merriam Synopsis of the Weasels of North America

La comadreja común tiene un cuerpo pequeño, muy alargado y extremadamente flexible con un hocico pequeño, aunque algo alargado, cabeza roma que no supera el grosor del cuello. Los ojos son grandes, prominentes y de color oscuro. Las extremidades y cola son relativamente cortas; esta última abarca menos de la mitad de su longitud corporal. Las patas están provistas de garras afiladas y las plantas son bastante peludas.3 El cráneo, especialmente las del grupo rixosa, poseen una apariencia infantil al compararlas con los demás miembros del género Mustela.4 El cráneo en líneas generales es similar al del armiño (Mustela erminea), pero más pequeño, aunque el cráneo de los machos grandes puede compararse en tamaño con el de las hembras pequeñas de armiño.5 Tienen normalmente cuatro pares de pezones visibles solamente en las hembras. El báculo es corto (16-20 mm), grueso y de eje recto. La grasa se deposita a lo largo de la espina dorsal, riñones, hígado y mesenterio intestinal, y en las extremidades. Posee una glándula anal muscular bajo la cola que mide 7 x 5 mm y contiene sulfuros volátiles, incluyendo tietanos y ditiaciclopentanos. El olor y la composición química de esta secreción son diferentes de los del armiño.5 La comadreja común se moviliza por medio de saltos, la distancia entre los miembros delanteros y traseros varía entre 18-35 cm.6

Sus dimensiones varían dependiendo de la ubicación geográfica, en una proporción inusual entre los mamíferos. Por ejemplo, los ejemplares del grupo vulgaris pueden superar en tamaño a la razas más pequeñas en casi cuatro veces. En algunas subespecies grandes, el macho puede ser 1,5 veces más grande que las hembras. La proporción del tamaño de la cola también es variable, constituyendo del 13-30% de la longitud corporal. La longitud promedio en machos es de 130-260 mm, mientras el promedio en la hembras es de 114-204 mm. La cola mide de 12-87 mm en machos y 17-60 mm en las hembras. Los machos pesan entre 36-250 gramos, mientras las hembras pesan de 29,5-117 gramos.7

El pelaje de invierno es denso, pero corto y ceñido al cuerpo. En las subespecies del norte, el pelo es suave y sedoso, pero es más tosco en las del sur. El pelaje de verano es muy corto más ralo y áspero. En latitudes más altas el pelaje durante el verano es oscuro, pero varía geográficamente de pardo leonado oscuro o chocolate oscuro a pardo rojizo pálido o rubio rojizo. El vientre y zonas inferiores, incluyendo la mandíbula y cara interna de los miembros, son blancas. La línea divisoria entre la zona oscura superior y la inferior más clara, es homogénea, pero en ocasiones describe una línea irregular. Durante el invierno, el pelaje de esta zona es blanco puro y solo presenta pelo negro en circunstancias excepcionales.4

Características

La comadreja es el mustélido más pequeño. Es similar al armiño (Mustela erminea), del que se diferencia en el tamaño y sobre todo en el pelaje: en el armiño, el extremo de la cola permanece negro tanto en verano como en invierno. Vive en cualquier hábitat, aunque prefiere los paisajes abiertos, en entornos rurales, con campos, praderas, lindes de los bosques y terrenos baldíos invadidos por la maleza. Pese a su epíteto específico nivalis, no tiene preferencia especial por los medios de montaña, al contrario que ocurre con el armiño en las regiones más meridionales de su área (Blanco, 1998).

Biología

Es un animal bastante común. Las comadrejas pueden presentar sorprendentes variaciones de tamaño. Éstas se deben, por una parte, al dimorfismo sexual, ya que las hembras son bastante más pequeñas que los machos y, por otra, a la existencia en las poblaciones de individuos de tamaño muy reducido, considerados hasta hace poco como pertenecientes a una especie autónoma.

Carácter

Dos comadrejas peleándose.

A pesar de su pequeño tamaño, es un mustélido bastante agresivo, siempre dispuesto para un ataque. Es tal su agresividad, que se ha informado que un ejemplar logró dar muerte a un ave de rapiña que la había capturado [cita requerida]. Más casos se han dado similares a este. No obstante, la comadreja alpina tiene que estar todo el día enfrentándose a animales más grandes que ella, como lo son sus presas. Quizás, entre todas las aves de rapiña, la única adaptada para capturar a este animal es el azor.

Alimentación

Su minúsculo tamaño no le impide capturar presas mayores que ella, como ratas, ratones y topillos, roedores a los que sorprende introduciéndose en sus propias madrigueras en las que cabe gracias a su extremada finura. Los machos, más grandes que las féminas, cazan conejos y liebres. Las aves y, especialmente las que anidan en el suelo, son presas también consumidas con mucha frecuencia. No sólo se conforma con las adultas, sino que saquea y destroza los nidos de los progenitores. Está físicamente muy bien dotada: sabe trepar, correr, escabullirse por pequeños agujeros, nadar e incluso bucear. Esto le permite un diversificado régimen alimentario en el que también se incluyen lagartos, serpientes (incluso las venenosas), ranas y peces. Los insectos le gustan bastante y también come otros invertebrados (crustáceos y moluscos, principalmente)..

Hábitat y distribución

La comadreja tiene una distribución holártica, viviendo en toda Europa, excepto en Irlanda, algunas islas del Mediterráneo e Islandia, en buena parte de Asia al norte de los Himalaya y de los desiertos centrales, en el Norte de África y en la mitad norte de Norteamérica, excepto las regiones más frías, septentrionales (Blanco, 1998). Ha sido introducida en Nueva Zelanda y Australia.

Vive en casi cualquier hábitat siempre que haya abundancia de presa (micromamíferos) y cierta cobertura vegetal, desde el nivel del mar hasta la alta montaña, en medios naturales o rurales, sin rehuir la cercanía de los asentamientos humanos (Blanco, 1998). Es abundante en entornos rurales, donde suele ser vista en la cercanía de muros de piedra, setos, montones de leña, en paisajes mixtos con prados, cultivos y bosques, que son ricos en micromamíferos

 

Gato Montes Común

Leopardus geoffroyi

 montesLeopardus geoffroyi
Estado de conservación
emontes
Casi amenazado (UICN 3.1)1
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Clase: Mammalia
Subclase: Theria
Infraclase: Placentalia
Orden: Carnivora
Suborden: Feliformia
Familia: Felidae
Subfamilia: Felinae
Género: Leopardus
Especie: L. geoffroyi
(d’Orbigny & Gervais, 1844)
Distribución
 montesdist
Sinonimia
  • Oncifelis geoffroyi

El gato montés sudamericano o gato de Geoffroy (Leopardus geoffroyi) es una especie de mamífero carnívoro de la familia Felidae. Es probablemente el felino salvaje más común de América del Sur.

Índice

Distribución

Esta especie se distribuye en el sudeste de Bolivia, el oeste y sur del Paraguay, el extremo sur de Brasil, todo el Uruguay y casi todo el territorio continental de la Argentina hasta el sur de la Patagonia argentina, donde su geonemia también desborda a los territorios esteparios de la Patagonia chilena. En Chile también habita en sectores fronterizos de la zona central.

Hábitats

Habita en numerosos ecosistemas, como estepas de los Andes australes, las Pampas, las estepas patagónicas y el Gran Chaco. Solo está ausente de bosques húmedos y selvas extensas, aunque vive en selvas en galería.

Características

Tiene el tamaño de un gato doméstico o apenas más grande, con el cual se han hecho intentos de cruzarlo, pero con muy limitado éxito.

Tiene manchas negras en todo el cuerpo, pero el color de fondo, generalmente castaño, varía de región en región: en el norte, lo común es un pardo amarillento; más al sur, el manto es grisáceo. El melanismo es algo común tanto en estado salvaje como en cautiverio. Mide cerca de 60 cm de largo más 35 cm de cola, y 30 cm de alzada. Su peso es habitualmente de entre 4 y 5 kg, aunque puede llegar a los 8 kg.

Historia natural

Primariamente depreda roedores, pequeños lagartos e insectos, y ocasionalmente ranas y peces; es el súper-predador de la cadena alimentaria. Aunque la especie parezca sufrir, algunos conservacionistas se preocupan del exceso de caza por su piel.

La hembra preñada busca muy cuidadosamente la guarida para tener su camada, y los cachorros se desarrollan muy rápidamente: a las 6 semanas son completamente móviles.

Nomenclatura

Le dio nombre en el s. XIX el zoólogo y naturalista francés Étienne Geoffroy Saint-Hilaire, quien lo identificó como una especie distinta cuando lo estudiaba siendo profesor de Zoología en París, Francia.

Subespecies

Se conocen cuatro subespecies de Leopardus geoffroyi:2

 

Iguana Colorada

iguanacolo

El género Tupinambis en Argentina, está representado por dos especies de saurios de gran tamaño, conocidos vulgarmente como “iguanas”. El Lagarto Overo o Iguana Overa (Tupinambis merianae) y el Lagarto Colorado, Iguana Colorada o Caraguay (Tupinambis rufescens). No pertenecen a la familia Iguanidae (de ahí que resulta un error denominarlas iguanas), sino a la familia Teiidae, que incluye unos 9 géneros y 120 especies de distribución americana.

El Lagarto Colorado es un saurio de tamaño grande, que puede superar los 480 mm de longitud hocico – cloaca, alcanzar una talla total de 1,30 m y un peso por encima de los 4 kg en el medio silvestre (en cautiverio puede duplicarlo). Los machos son de mayor tamaño que las hembras, tienen la cabeza gruesa y ancha en la región de los músculos maseteros. Las extremidades son cortas y la cola es larga (más que 1 vez y 1/2 la distancia hocico-cloaca) cilíndrica y ligeramente comprimida en su parte distal. La coloración general es rojiza, con manchas oscuras en series trasversas, e irregulares. De hecho, el vocablo aborigen “Caraguay” con el que se lo denomina en sectores del norte argentino, significa “cara roja”.

Como la mayoría de los reptiles de climas templados, el Lagarto Colorado presenta un régimen de actividad estacional. Durante el invierno permanece alojado en cuevas que él mismo construye u ocupa guaridas abandonadas por otras especies. En septiembre comienza la actividad, que se prolonga hasta el mes de marzo. En materia de alimentación, se trata de una especie generalista y oportunista. Consume frutos y otras partes vegetales, un variado elenco de invertebrados, pequeños vertebrados como anfibios, ofidios, roedores y pichones de aves. También consume huevos y es frecuente que ingrese por ellos a los gallineros.

A nivel reproductivo, se trata de una especie ovipara. Tras la cópula, las hembras oviponen hasta 45 huevos esféricos en el interior de una cueva, a la que acondicionan con restos vegetales. Habitualmente las puestas ocurren en diciembre y las crías nacen en febrero.

Se distribuye en ambientes chaqueños y del monte desde el extremo norte de Argentina hasta La Pampa, asociado principalmente a ambientes áridos y semiáridos de centro-oeste. El Lagarto Overo en cambio, asociado a ambientes más húmedos, se distribuye hacia el este, pero ambas especies se solapan a lo largo de una faja que se extiende de norte a sur.

Los lagartos del género Tupinambis son tradicionalmente cazados por los pueblos indígenas y criollos de América del Sur, con fines de subsistencia y comerciales. En la actualidad, las dos especies presentes en la Argentina son explotadas comercialmente por su cuero, que se curte en el país y se exporta para la posterior confección de una gran variedad de productos –en su mayoría relacionados con la industria del calzado y marroquinería –. La presión de caza que ambas especies han sufrido históricamente, ha llevado a que desde el año 1977 fueran incluidas en el Apéndice II de CITES y consideradas dentro de la categoría de “comercio significativo”. Los pobladores de vastas zonas de la Argentina utilizan la carne para alimentación y la grasa para fines medicinales, mientras que el cuero es vendido a acopiadores. En décadas pasadas, esto último significaba una importante fuente de ingreso y, a pesar de la merma en la demanda comercial reciente, la captura de iguanas actualmente sigue siendo una de las pocas alternativas económicas para los pobladores nativos y criollos comprendidos dentro del área de distribución de ambas especies.

 

Loro Hablador
EL GRAN IMITADOR DE LA SELVAHabita en las selvas y zonas abiertas de Sudamérica.Su plumaje es verde brillante, tiene la cabeza verde con amarillo pálido y azul en la frente y el borde de las alas amarillo y rojo. Sus ojos son color naranja, el pico negro y sus patas gris oscuro. Anidan en los huecos naturales de los árboles, donde la hembra incuba de 3 a 4 huevos blancos. Se alimentan principalmente de semillas, frutas y brotes. Es uno de los mejores imitadores que existen dentro del grupo de los psitácidos, después de los yacos. Tienen una capacidad de aprendizaje bastante desarrollada en los juveniles que disminuye con la edad. Son muy buscados como mascotas por su inteligencia y capacidad de imitar los sonidos.La extracción no controlada de ejemplares para su comercialización, la destrucción sistemática de árboles, nido y la captura en dormideros son factores que han provocado la fragmentación de su población.CLASIFICACIÓN TAXONÓMICA
REINO: Animal
TIPO: Chordata (cordados)
SUBTIPO: Vertebrata (vertebrados)
CLASE: Aves
ORDEN: Psittaciformes
FAMILIA: Psittacidae
GENERO: Amazona
ESPECIE: Amazona aestiva

DISTRIBUCIÓN Y HABITAT
Esta especie sudamericana se distribuye por Brasil nororiental hasta Paraguay, Bolivia y norte de Argentina.
Habitan en selvas y bosques semiáridos y en ocasiones se desplazan a zonas abiertas y poblados en busca de alimento. En Argentina se lo encuentra en la región chaqueña y en los bosques de transición del Noreste, de las provincias de Misiones, Corrientes, Chaco, Formosa, Jujuy, Salta, Santiago del Estero, Tucumán, este de Catamarca, norte de Santa Fe y de forma aislada en Capital Federal. Su área de distribución se estima en no menos de 430.000 km2.

CARACTERÍSTICAS
Su cuerpo mide de 35-38 cm de longitud y su peso varía entre los 350 a 450 grs. No presentan dimorfismo ni dicromismo sexual, tanto los machos como las hembras son físicamente iguales a simple vista.

El rasgo característico de los psitácidos es su fuerte pico curvo, en esta especie es negruzco-gris oscuro que junto con sus patas zigodáctilas (dos dedos hacia delante, y dos hacia atrás), grises de uñas filosas, son herramientas indispensables para treparse por las ramas, manipular su alimento, pelar las semillas y romper las cáscaras duras de los frutos.
El plumaje de su cuerpo es verde; su cabeza presenta variados colores: la frente es azul-turquesa y la corona, el área alrededor de los ojos y la garganta son amarillos. Presentan el anillo periocular de color blanco.
En los hombros tienen pequeñas manchas rojas y amarillas. La base de las cinco primeras remeras secundarias tienen el reverso rojo y las remeras primarias son azul-violeta, mientras que la base de las plumas caudales es roja y la cola amarillo-verdosa.
En los juveniles la coloración en general es más apagada que en los adultos: el azul y el amarillo prácticamente no existen; la cabeza es verde, azulado y amarillo pálido.

El color de los ojos cambia con la edad, en los adultos es naranja mientras que en los juveniles y crías, hasta alcanzar el año de edad, es de color marrón oscuro.

ALIMENTACIÓN
En la naturaleza, los loros habladores se alimentan principalmente de semillas, frutas, flores y brotes tiernos.
En Temaikèn su dieta consiste en semillas de girasol, frutas, choclo, alimento balanceado para psitácidos y semillas germinadas.
Los Loros habladores se alimentan principalmente en las copas de árboles, con poca frecuencia lo hacen en arbustos bajos del sotobosque y muy raramente descienden al suelo. Es frecuente verlos cerca de plantaciones de árboles frutales, especialmente cítricos.

COMPORTAMIENTO Y REPRODUCCIÓN
Esta especie vive en promedio 30 años, aunque en cautiverio se registraron casos de individuos que llegaron a vivir 70 ó 90 años.

Forman grupos muy numerosos ocupando ramas comunales. Se desplazan de a pares o en bandadas al amanecer en busca de alimento, alejándose de la espesa vegetación selvática que los protegió y dio refugio durante la noche; durante los vuelos es posible distinguir dentro del grupo las parejas formadas.

El período reproductivo de los loros habladores en Argentina comienza a principios de Octubre y finaliza a principios de Marzo. Durante la época de cría esta especie se vuelve muy agresiva, particularmente los machos.
Nidifican durante la primavera y verano en huecos o cavidades de árboles maduros que utilizan año a año. Al no tener la capacidad para construir estos huecos, aprovechan la condición natural de muchas especies arbóreas de ahuecarse al envejecer.
Las especies de árboles que utilizan para nidificar varían según el tipo de bosque y en algunos estudios se observó que esta especie presenta mayor abundancia de nidos en Quebrachos blancos (Aspidosperma quebracho-blanco) una especie característica del bosque chaqueño.
Dentro del hueco-nido la hembra pone de 3 a 4 huevos blancos que incuba durante 25 a 28 días. El macho se ocupa de alimentarla durante el periodo de incubación y las tres semanas posteriores a la eclosión de los huevos. En ese lapso de tiempo la hembra permanece dentro del nido junto a sus pichones. Las crías abandonan el nido luego de permanecer dentro 52 a 56 días y siguen siendo alimentados por los padres durante algún tiempo más.

El Loro hablador es uno de los mejores imitadores que existen dentro del grupo de los psitácidos, después de los yacos (Psittacus erithacus). Tienen una capacidad de aprendizaje bien desarrollada en los individuos jóvenes, pero al crecer su capacidad de aprendizaje disminuye significativamente. Son grandes imitadores de sonidos, tienen una voz muy potente, aguda y es muy común escuchar sus fuertes gritos.

ESTADO DE CONSERVACIÓN
Los loros habladores (y en general los psitácidos) son muy buscados como mascota por ser grandes imitadores y poseer una fuerte voz. La extracción no controlada de ejemplares para su comercialización, la destrucción sistemática de árboles-nido y la captura en dormideros son factores que han provocado la fragmentación de su población o su desaparición. Así muchos ejemplares no sobreviven bajo las condiciones a las que son sometidos durante los traslados, ya sea por hacinamiento, enfermedades y stress.

Esta especie está enlistada en el Apéndice II de CITES. Actualmente se considera que tiene una población estable pero en algunas zonas su número está decreciendo rápidamente debido al comercio ilegal; la destrucción de su hábitat por desmontes; el avance de la actividad agrícola ganadera; el efecto del uso de agroquímicos; la extracción forestal y los monocultivos.

 

Murciélagos

Chiroptera

Para otros usos de este término, véase Murciélago (desambiguación).

 murcielagosMurciélagos
Rango temporal: 52 Ma-0 MaPreЄЄOSDCPT

J

K

Pg

N

Eoceno inferior – Reciente1

Corynorhinus townsendii
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Subclase: Theria
Infraclase: Eutheria
Clado: Boreoeutheria Epitheria
Superorden: Laurasiatheria2
Orden: Chiroptera
Blumenbach, 1779
Subórdenes

Los quirópteros (Chiroptera), conocidos comúnmente como murciélagos,N 1 son un orden de mamíferos placentarios cuyas extremidades superiores se desarrollaron como alas. Con aproximadamente 1.100 especies, representan aproximadamente un 20% de todas las especies de mamíferos,3 lo que los convierte en el segundo orden más numeroso de esta clase (tras los roedores). Están presentes en todos los continentes, excepto en la Antártida.4

Son los únicos mamíferos capaces de volar,N 2 se han extendido por casi todo el mundo y han ocupado una gran variedad de nichos ecológicos diferentes. Desempeñan un papel ecológico vital como polinizadores y también desarrollan un importante papel en la dispersión de semillas; muchas plantas tropicales dependen por completo de los murciélagos.5 Tienen las patas anteriores transformadas en alas y más de la mitad de especies conocidas se orientan y cazan por medio de la ecolocación.6 Cerca de un 70% de las especies son insectívoras y la mayor parte del resto frugívoras; algunas se alimentan de pequeños vertebrados como ranas, roedores, aves, peces, otros murciélagos o, como en el caso de los vampiros (subfamilia Desmodontinae), de sangre.

Su tamaño varía desde los 29-33 mm de longitud y 2 g de peso del murciélago moscardón (Craseonycteris thonglongyai), a los más de 1,5 m de longitud y 1,2 kg de peso del zorro volador filipino (Acerodon jubatus).

A causa de los hábitos nocturnos de la mayoría de sus especies y la ancestral incomprensión sobre cómo podían «ver» en la oscuridad, se les consideraba y todavía se les considera a menudo como habitantes siniestros de la noche, y con pocas excepciones (como en China, donde son símbolo de felicidad y provecho) en la mayor parte del mundo los murciélagos han causado temor entre los humanos a lo largo de la historia; iconos imprescindibles en el cine de terror, aparecen en multitud de mitos y leyendas y, aunque en realidad sólo tres especies son hematófagas, a menudo se les asocia a los vampiros mitológicos.

Índice

Etimología

El nombre científico del orden, Chiroptera, proviene de dos vocablos griegos, cheir (χειρ), mano, y pteron (πτερον), ala. Aunque pocos quirópteros lo son completamente, antiguamente predominaba la creencia de que eran ciegos, como demuestra el origen de su nombre común, «murciélago», que es una metátesis histórica de «murciégalo», formada por la expresión del castellano antiguo mur cego «ratón ciego», la cual deriva a su vez de la unión de los términos latinos mus, ratón, caecŭlus (diminutivo de caecus), ciego, y alatus, alado. En otras lenguas su nombre también es una palabra compuesta que alude a su parecido con estos roedores y a su capacidad de volar, como ratpenat (rata alada) en catalán, o fledermause (ratón que vuela) en alemán, en euskera se llama sagu zahar (ratón viejo), los chinos les llaman sein-shii (ratón celeste) y los aztecas les llamaban quimich-papalotl, de quimich, ratón, y papalotl, mariposa.7 8 9 10

El término «vampiro», que se utiliza como nombre común de los murciélagos hematófagos, proviene del francés vampire, y este del alemán Vampir.11 Esta palabra tiene su origen en los míticos vampiros, término que generalmente se acepta que tiene su origen en la lengua eslava y la magiar pero cuyo origen etimológico es incierto.12

Morfología

Los murciélagos, junto con las aves y los ya extintos pterosaurios, son los únicos animales vertebrados capaces de volar.13 Para conseguirlo, han desarrollado una serie de caracteres destinados a permitir el vuelo; excepto el pulgar, todos los dedos de las manos están particularmente alargados y sostienen una fina membrana de piel, flexible y elástica, que garantiza la sustentación. Esta membrana, denominada patagio, está formada por dos capas de piel que recubren una capa central de tejidos inervados, vasos sanguíneos y fibras musculares.14

Su pelaje varía según las especies, pero generalmente son pardos, grises, amarillos, rojos y negros.15 Su tamaño varía desde los 29-33 mm de longitud y 2 g de peso del murciélago moscardón (Craseonycteris thonglongyai), el mamífero más pequeño existente en la actualidad,16 a los más de 1,5 m de longitud y 1,2 kg de peso del gran zorro volador filipino (Acerodon jubatus).17 18 Otros murciélagos de gran tamaño son el zorro volador de la India (Pteropus giganteus), el zorro volador de Livingston (Pteropus livingstonii) o el gran zorro volador (Pteropus vampyrus), el murciélago de mayor envergadura. A pesar de su nombre, los megaquirópteros no son siempre mayores que los microquirópteros, pues algunas especies tan solo miden seis centímetros de longitud y son más pequeños que los microquirópteros de mayor tamaño.

La orientación de sus extremidades inferiores es única entre los mamíferos; la unión de la cadera está girada 90° de forma que las piernas se proyectan de lado y la cara de las rodillas casi hacia atrás. En parte debido a esta rotación, su movimiento al andar es generalmente torpe y los diferencia de otros tetrápodos. Este diseño de las extremidades inferiores da apoyo al patagio en el vuelo y les permite colgarse boca abajo, posición en la que pasan gran parte de su vida, pendiendo de las ramas de los árboles o de los techos de las cuevas donde habitan. También tienen el pulgar de los pies libre y está dotado de una uña que les ayuda a colgarse y trepar. Cuando están colgados, su peso ejerce una tracción sobre los tendones que mantiene las garras en posición de enganche, lo que les permite permanecer colgados incluso dormidos y no gastar energía aunque permanezcan en esa posición durante grandes periodos de tiempo.19 20

Esqueleto

Esqueleto de Myotis myotis (las costillas están dañadas).

La principal adaptación esquelética de este orden de mamíferos es un pronunciado alargamiento del quiridio, especialmente en sus huesos más separados de la línea media. El radio es largo y la ulna reducida y está fusionada con éste, y el húmero es también muy largo y con una cabeza grande, articulada con la escápula de una forma especial, pues los movimientos de vuelo se dan sobre todo a nivel del hombro, permaneciendo rígido el resto de la extremidad; el codo tan sólo permite movimientos de flexión-extensión y el carpo realiza la flexión-extensión y el despliegue de los dedos. El primer dedo es robusto y externo al ala y siempre está provisto de uña (en el caso de los megaquirópteros también el segundo dedo); el resto de metacarpianos y falanges proximales están especialmente alargados para sostener el patagio, con las falanges distales relativamente cortas. Las extremidades posteriores son débiles y cuentan con cinco dedos provistos de uñas, que utilizan para colgarse sin necesidad de contracción muscular.21

El esternón forma una quilla donde se insertan sus potentes músculos pectorales y la ancha y vigorosa clavícula suele estar fusionada con el esternón y la escápula. Las costillas son anchas, tienen poca movilidad y pueden fusionarse entre sí y con las vértebras, lo que hace que su respiración sea predominantemente diafragmática. La pelvis ha evolucionado para adaptarse al vuelo; se halla desplazada de forma que el acetábulo queda situado dorsalmente y la pata se sostiene hacia afuera y hacia arriba, y generalmente carecen de sínfisis pubiana; en los microquirópteros, el ilion y el sacro están fusionados hasta el nivel del acetábulo, con lo que carecen de movilidad en la unión iliosacral, y en el caso de los zorros voladores los dos huesos están completamente fusionados. Las esternebras son robustas y están fusionadas, y las espinas neurales, la propia columna vertebral y especialmente la región lumbar son cortas. La columna está compuesta por siete vértebras cervicales, once vértebras torácicas y hasta diez vértebras caudales; para sustentar sus poderosos músculos de vuelo, las vértebras torácicas están fuertemente unidas entre sí formando una columna rígida.21 22 23

Cabeza

Su cabeza difiere considerablemente de una especie a otra. La cabeza de muchos murciélagos recuerda la de otros animales como pueden ser los ratones, pero tienen estructuras diferenciales en los quirópteros. Muchos tienen láminas nasales u otras estructuras en la cara, que sirven para emitir o potenciar los ultrasonidos. Las orejas, que en muchas especies son de gran tamaño, a menudo están dotadas de surcos o arrugas, además del trago, un lóbulo de piel que mejora su capacidad de ecolocación.

Ilustración del libro Kunstformen der Natur (Obras de arte de la naturaleza), de 1904.

Los microquirópteros tienen una visión dicromática en blanco y negro, mientras que los megaquirópteros ven en color.24 Aunque los ojos de la mayoría de los microquirópteros son pequeños y están poco desarrollados, con una baja agudeza visual, no se puede decir que sean casi ciegos. Utilizan la vista como ayuda en la navegación, especialmente en distancias largas, a las que no alcanza la ecolocación. Según investigaciones recientes, algunas especies también perciben la luz ultravioleta, que es la reflejada por algunas flores, lo que les ayudaría a encontrar néctar.25 Algunos disponen de un sentido de magnetocepción, lo que les permite orientarse utilizando el campo magnético terrestre, de manera similar a las aves migratorias y otros animales, y les ayuda a orientarse durante sus vuelos nocturnos.26 Al carecer de ecolocación, los ojos de los megaquirópteros están más desarrollados que los de los microquirópteros, y emplean el olfato y la vista para orientarse y localizar su alimento; su capacidad para captar la luz se intensifica por numerosas proyecciones de los bastoncillos de la retina.15

Tienen generalmente entre 32 y 38 dientes, de los cuales están especialmente desarrollados los caninos. La evolución de diferentes modos de alimentación ha desarrollado múltiples configuraciones dentales, y en este orden de mamíferos se conocen unas 50 fórmulas dentales diferentes; el vampiro común (Desmodus rotundus), con veinte dientes, es una de las especies de quiróptero con menor número. Los dientes de los microquirópteros son similares a los de los animales insectívoros; están muy afilados con el fin de penetrar el duro exoesqueleto de los insectos o la piel de la fruta. Los de los megaquirópteros están adaptados para morder la dura piel de algunos frutos.

La especie Anoura fistulata tiene la lengua más larga en relación a la medida corporal de todos los mamíferos. Con su lengua larga y estrecha puede llegar al fondo de muchas flores con receptáculo cónico y alargado, y le ayuda a polinizar y alimentarse. Cuando retracta la lengua, se enrolla dentro su caja torácica.27

Alas

Morfología del ala.

Los quirópteros son un ejemplo de la gran variedad de posibilidades de desarrollo que pueden tener las patas de los tetrápodos. Excepto en el pulgar, todas las falanges de los dedos de sus patas anteriores están especialmente alargadas para sostener una extensa y fina membrana de piel, flexible y elástica, que recibe el nombre de patagio y que le permite la sustentación en el aire. El patagio está formado por una capa central de tejidos plagados de nervios, vasos sanguíneos y fibras musculares, recubierta por ambos lados con capas de piel.14 El patagio se divide en propatagio (la parte que va desde el cuello hasta el primer dedo), dactilopatagio (entre los dedos), plagiopatagio (entre el último dedo y las patas posteriores) y uropatagio (membrana caudal o interfemoral, que une ambas extremidades posteriores entre sí, incluyendo la cola en todo o en parte).28 Dependiendo de las especies y su estilo de vuelo, pueden tener un uropatagio muy largo, ser más reducido o incluso carecer de él; del mismo modo algunas como Anoura spp. y Sturnira spp. carecen de uropatagio evidente y los géneros Desmodus, Diphylla y Diaemus carecen de cola pero tienen uropatagio, aunque muy estrecho.29

Los huesos de los dedos son mucho más flexibles que los de otros mamíferos. Una de las razones es que el cartílago carece de calcio y otros minerales en su extremo, lo que les permite una gran torsión sin romperse. La sección de los huesos de los dedos es aplanada, en lugar de circular como por ejemplo en los humanos, lo que los hace todavía más flexibles. La piel de las membranas alares es muy elástica y se puede estirar mucho más de lo que es habitual en los mamíferos.

Como tienen alas mucho más delgadas que las de las aves, pueden maniobrar de una manera más rápida y precisa, aunque también son más delicadas y se rasgan con facilidad; sin embargo, el tejido de la membrana se repone en poco tiempo, por lo que estos pequeños rasgones pueden curarse con rapidez.30 31 La superficie de las alas está dotada de receptores sensibles al tacto en forma de pequeños bultos llamados células de Merkel, presentes en la mayoría de mamíferos pero que el caso de los murciélagos son diferentes, pues cada bulto tiene un pelo diminuto en el centro, lo que la hace aún más sensible y le permite detectar y recoger información sobre el aire que fluye sobre sus alas y así poder cambiar su forma para volar con mayor eficacia.32 Muchas especies, como Myotis lucifugus, aprovechan esta destreza para volar cerca de la superficie del agua y beber mientras vuelan,33 y otras, como el zorro volador (género Pteropus) o los megaquirópteros, rozan con su cuerpo la superficie del agua y toman tierra en los alrededores para lamer el agua adherida a la piel de su pecho.34 La membrana de las especies que utilizan las alas para cazar a sus presas tiene un tipo adicional de célula receptora, sensible al estiramiento de la membrana.32 Estas células se concentran en las partes de la membrana en que los insectos impactan con el ala cuando los murciélagos los capturan.

Los murciélagos piscívoros tienen un uropatagio poco desarrollado, para minimizar la resistencia aerodinámica y mejorar su estabilidad durante el vuelo raso. Los que se alimentan de insectos voladores tienen alas largas y estrechas que les permiten volar a más de 50 km/h. Cuando se encuentran grandes concentraciones de insectos, a veces sólo tienen que volar con la boca abierta para capturar sus presas, de forma similar a como se alimentan de kril los cetáceos. En cambio, los que comen insectos situados en la corteza o las hojas de los árboles tienen unas alas de gran superficie que les permiten un vuelo lento y suave y volar entre la vegetación densa.35

Imagen termográfica que muestra el efecto aislante de sus alas.

Sus alas también les sirven como protección cuando el animal está en reposo, además de como regulador térmico; aíslan el cuerpo del animal del ambiente exterior para conservar calor (a lo que también contribuye que la sangre circula por ellas), pero también sirven para reducir la temperatura del animal mientras vuela (esta sangre que circula por los capilares de sus finas alas se enfría con el movimiento de las mismas).14

No todos los murciélagos tienen en el vuelo su único modo de locomoción. Algunos, como los mistacínidos de Nueva Zelanda tienen la capacidad de esconder sus alas bajo una resistente membrana, una adaptación que les permite desplazarse y alimentarse en tierra, e incluso escarbar madrigueras en el suelo.36

Existía cierto consenso científico sobre que los murciélagos evolucionaron a partir de antepasados planeadores del tipo de las ardillas voladoras. Sin embargo, el vuelo de los murciélagos es un sistema funcional muy complejo desde una perspectiva morfológica, fisiológica y aerodinámica, y la transición desde el planeo al vuelo requiere una importante serie de adaptaciones,37 y estudios recientes apuntan a que la evolución de los murciélagos no tiene relación con los mamíferos planeadores.38 39

Ecolocalización

Menú

0:00

Sonido de ecolocación emitido por el murciélago común o murciélago enano (Pipistrellus pipistrellus). El sonido se ha multiplicado por una frecuencia constante para conseguir una disminución de frecuencia y obtener un sonido audible.

Esquema de la ecolocación.
Emisión de ultrasonidos (en rojo) que alcanzan el objeto (en azul) y son reflejados en forma de eco (en verde), volviendo al murciélago, que calcula la distancia (r) en base al tiempo transcurrido entre la emisión y la recepción. La dirección la deducen por la diferencia entre la llegada del eco al oído derecho y al izquierdo.

Investigando la habilidad de los murciélagos para volar y capturar insectos en la oscuridad, Lazzaro Spallanzani descubrió en 1793 que se desorientaban si no podían oír, pero que evitaban obstáculos cuando estaban cegados. En 1920 el fisiólogo inglés Hartridge apuntaba la posibilidad de que localizaran y capturaran a sus presas con el oído. Ya en 1938, con el desarrollo de un micrófono que captaba las altas frecuencias, Donald Griffin descubrió que los murciélagos emitían ultrasonidos.40

Los murciélagos, al igual que los delfines o los cachalotes, utilizan la ecolocación, un sistema de percepción que consiste en la emisión de sonidos para producir ecos que a su retorno se transmiten al cerebro a través del sistema nervioso auditivo y les ayuda a orientarse, detectar obstáculos, localizar presas o con motivos sociales; se trata de una especie de «sonar» biológico. La utilizan fundamentalmente para la captura de sus presas y les proporciona información sobre su medida, velocidad y dirección.41

Los microquirópteros emiten ultrasonidos mediante contracciones de la laringe, que es proporcionalmente más ancha que en otros mamíferos.42 Estos sonidos pueden variar en frecuencia, ritmo, duración e intensidad. Son emitidos por la boca o la nariz y son amplificados por unas «láminas nasales».41 Las distintas especies emiten frecuencias diferentes. Los humanos pueden percibir hasta 20 kHz, pero los murciélagos emiten desde 15 hasta 200 kHz.42 43 Las frecuencias pueden ser constantes (no cambian durante la duración de la señal) o moduladas (varían en mayor o menor medida). Los gritos pueden acabarse repentinamente o gradualmente, según la especie. Los megadermátidos, filostómidos, nictéridos y algunos vespertiliónidos utilizan intensidades débiles, mientras que el género Nyctalus tiene llamamientos muy potentes que se pueden sentir desde una distancia muy superior.44 En ocasiones dejan de emitir sonidos cuando se encuentran en lugares familiares o que conocen bien, quizás para evitar que determinados predadores los descubran.41

Durante la búsqueda de presas emiten de media 4-12 señales de búsqueda por segundo en intervalos irregulares; cuando localizan una posible presa, durante la persecución el ritmo de las señales aumenta significativamente (hasta 40-50 por segundo), y justo antes de capturarlas emiten un «zumbido final» consistente en una secuencia de 10-15 pulsos cortos separados por un intervalo mínimo. La secuencia completa de localización, persecución y «zumbido final» dura menos de 1-2 segundos.45 42

Utilizan las orejas para escuchar su propio eco, y las de algunos grupos, como por ejemplo los rinolófidos, pueden moverse independientemente la una de la otra. Calculan la distancia de la presa por la diferencia de tiempo entre la emisión del sonido y la recepción del eco, y la dirección la deducen por la diferencia entre la llegada del eco al oído derecho y al izquierdo.42 El pabellón auricular de los quirópteros está adaptado al tipo de vuelo de cada especie; cuanto más rápido vuelan, más cortas son las orejas. El pabellón auricular de las dos especies del género Mormoops es uno de los más sofisticados entre los mamíferos.44

Con muy pocas excepciones, como el género Rousettus que sólo vive en cuevas y que es el único del suborden que produce auténticos sonidos de ecolocación para poder desplazarse en su interior en la más completa oscuridad,43 o como Rousettus aegyptiacus que cuenta con una forma rudimentaria de la misma,46 los megaquirópteros (que se alimentan de zumo de frutas, néctar y polen) carecen de esta capacidad, y utilizan la vista y el olfato para orientarse.47

Existen estudios que muestran que en vuelos a través obstáculos consistentes en alambres de diferentes diámetros estirados verticalmente, los murciélagos eran capaces de evitar alambres de un diámetro de 0,065 mm, y que incluso en los de 0,05 mm el porcentaje de vuelos sin colisiones era muy alto.48 44 Sin embargo, a pesar de esta precisión y de que la ecolocación permite a los quirópteros desplazarse y cazar en situaciones de poca luz o incluso en total oscuridad, también supone importantes desventajas con respecto a la percepción visual, como son el coste energético para su producción, el tiempo de respuesta en la recepción del eco frente a la percepción continua de imágenes de la visión, un campo sonoro limitado comparado con el campo visual de los mamíferos, su limitado alcance (generalmente menor de 20 m y con un máximo de 50-60 m) o la baja resolución de las «imágenes» que produce.49

Ecología

Murciélagos saliendo de sus cuevas al anochecer. Pueden formar colonias de millones de individuos.

Los murciélagos descansan en cuevas, edificaciones, agujeros, grietas o al aire libre.

Ocupan nichos en todos los hábitats, excepto en las regiones polares, los océanos o las montañas más altas. La mayor parte son insectívoros, pero tienen una amplísima variedad de dietas; algunos se especializan en una gama de alimentos relativamente estrecha y otros son omnívoros. Casi todos los murciélagos comen de noche y descansan de día, en sitios muy variados según las especies, como cuevas, edificaciones, agujeros, grietas o al aire libre. Algunas especies son solitarias, pero otras, como el murciélago cola de ratón (Tadarida brasiliensis), forman colonias de 20 y hasta 50 millones de individuos en algunas cuevas de Texas y el noroeste de Estados Unidos, que consumen entre 45 y 250 toneladas de insectos cada noche.50 51 Los murciélagos son vivíparos, y muchas especies han desarrollado una compleja fisiología reproductiva.

Ciclo vital

Suelen alcanzar la madurez sexual a los doce meses, y los sistemas de apareamiento varían de una especie a otra. Algunos murciélagos tienen un comportamiento promiscuo y se unen en grupos numerosos en uno o varios árboles y copulan con varios compañeros cercanos. Muchos microquirópteros neotropicales mantienen y defienden pequeños «harenes» de hembras. Aunque la mayoría de las especies son poliginias o promiscuas, algunas, como Vampyrum spectrum, Lavia frons, Hipposideros galeritus, Nycteris hispida y varias del género Kerivoula, son monógamas y, en estos casos, el macho, la hembra y su descendencia viven juntos en grupos familiares y los machos pueden colaborar en la protección y alimentación de los jóvenes. El comportamiento durante el cortejo es complejo en algunas especies, mientras en otras puede ser casi inexistente, llegando al caso de machos de algunas especies que se aparean con hembras en estado de hibernación que apenas reaccionan ante la cópula.52

Un gran número de especies se reproduce estacionalmente; las de zonas templadas a menudo lo hacen antes de iniciar la hibernación. Todas las especies que no son criadoras estacionales se dan en la zona tropical, donde los recursos son a menudo relativamente constantes todo el año. La función de la cría estacional es coordinar la reproducción con la disponibilidad de recursos que permita la supervivencia de los recién nacidos.52 Los murciélagos vampiro pueden nacer en cualquier época del año.53

Los murciélagos son vivíparos, por lo general con un desarrollo embrionario relativamente lento (3-6 meses), la duración de la gestación puede variar según la disponibilidad de alimentos y el clima,53 y de unas especies a otras puede variar desde los cuarenta días hasta los diez meses.54 Muchas especies han desarrollado una compleja fisiología reproductiva, como la ovulación retrasada, la implantación diferida, el almacenaje de esperma, el retraso de la fertilización o la diapausa embrionaria.52 La ovulación retrasada se da fundamentalmente en los murciélagos de zonas templadas, e implica que se apareen a finales del otoño y que la hembra almacene el semen durante todo el invierno; la ovulación se produce en primavera para que las crías nazcan en verano, cuando hay muchos insectos disponibles. En el caso de la implantación diferida el embrión empieza a desarrollarse inmediatamente pero se detiene poco después, esperando a que las condiciones vuelvan a ser favorables; este tipo de embriogénesis se produce en los megaquirópteros africanos y en el género Miniopterus y en otras especies, como Macrotus californicus, el óvulo se implanta pero el feto no se desarrolla hasta la primavera. También pueden alargar la gestación para evitar el mal tiempo; en zonas tropicales, lo pueden hacer para esperar una época mejor en términos meteorológicos o de disponibilidad de alimento. La migración y la hibernación también limitan la temporada óptima de apareamiento.55

Murciélago común (Pipistrellus pipistrellus) recién nacido.

Las hembras generalmente dan a luz a una cría por camada (aunque a veces pueden ser dos) y una camada por año, sin embargo algunas especies del género Lasiurus, como el murciélago boreal rojizo (L. borealis) de América del Norte, pueden llegar a tener tres o cuatro crías. En el norte de Europa los pipistrelos tienen una cría, pero en zonas más meridionales suelen tener dos, y teniendo en cuenta que los gemelos son más frecuentes entre ejemplares en cautividad, bien alimentados, que entre las mismas especies en estado silvestre, probablemente una mejor nutrición influya en el número de nacimientos.55 52

Al nacer ya tienen entre el 10 y el 30% del peso de sus madres, que necesitan de un gran aporte energético para producir leche para sus crías. Los recién nacidos son completamente dependientes de sus madres tanto para su protección como para su alimento, incluso hasta en el caso de los pteropódidos, cuyas crías ya nacen con piel peluda y con los ojos abiertos; los microquirópteros tienden a ser más altriciales al nacer.52 En algunas especies las crías nacen estando la madre colgada patas arriba y en otras vuelve la cabeza hacia arriba y recoge la cría con la membrana interfemoral (membrana cutánea que se extiende entre los miembros inferiores y la cola). En la mayoría de las especies las hembras disponen de dos mamas en el pecho, en algunas disponen de otro par de falsas mamas inguinales que sirven para que la cría se agarre y en otras, como en Lasiurus, hay cuatro mamas funcionales; la lactancia puede empezar a los pocos minutos de nacer.54

Las especies de zonas templadas forman generalmente colonias de maternidad, una especie de guarderías integradas casi exclusivamente por hembras adultas; estos hacinamientos reducen la pérdida de calor y el gasto energético de cada individuo. La mayoría de los murciélagos, sobre todos los insectívoros, que necesitan de la máxima maniobrabilidad posible, dejan a sus crías en las perchas mientras se alimentan y generalmente sólo las llevan encima cuando cambian de percha. Los jóvenes de especies pequeñas se desarrollan con rapidez y vuelan a los 20 días, en cambio los zorros voladores, de mayor tamaño, pueden tardar tres meses en iniciar su primer vuelo; los vampiros son los que se desarrollan más lentamente, y se amamantan hasta los nueve meses. Aunque generalmente alcanzan su peso corporal máximo pocas semanas después del destete, algunas especies pueden tardar varios años en conseguirlo.54

La longevidad media de los murciélagos suele ser de cuatro o cinco años, aunque a menudo alcanzan diez y hasta veinticinco años, y algunas especies pueden llegar a vivir treinta años de edad. La longevidad de los mamíferos generalmente está en relación con su tamaño, por lo que la vida de los murciélagos es sorprendentemente alta en proporción a su tamaño y por lo general es unas tres veces y media más larga que la de otros mamíferos de un tamaño similar.52 54

Distribución

Distribución geográfica de los murciélagos (en azul).56

Se encuentran por todo el mundo, excepto las regiones polares, las montañas más altas, las islas particularmente aisladas (principalmente del Pacífico oriental), los océanos o el centro de los desiertos más extensos; ocupan nichos en todos los hábitats y su capacidad de vuelo les permite colonizar nuevas zonas, si disponen de perchas de descanso y alimento. En Nueva Zelanda, Hawái, las Azores y muchas islas oceánicas, son los únicos mamíferos indígenas.15 14 Junto con los roedores, son el único taxón de euterios que colonizó el continente australiano sin contribución de los humanos, donde están representados por seis familias. Llegaron probablemente de Asia, y sólo están presentes en el registro fósil desde hace quince millones de años. Aunque el 7% de las especies de murciélagos del mundo viven en Australia, en este continente sólo hay dos géneros endémicos.

Algunas especies son migratorias y aunque generalmente no suelen migrar grandes distancias, pueden llegar a recorrer trayectos tan largos como el que separa el norte de Canadá de México.57

Han colonizado una gran variedad de hábitats. Viven en medios subterráneos, en grietas y fisuras de las paredes rocosas, entre la hojarasca, tras la corteza de los árboles o en sus cavidades. En cuanto a las construcciones humanas, los murciélagos también viven en sótanos, bodegas, puentes y construcciones militares.14

Alimentación

Los hábitos alimenticios de los quirópteros son casi tan variados como los de todos los mamíferos en conjunto, y esta diversidad dietética es responsable en gran medida de la diversidad morfológica, fisiológica y ecológica que se aprecia en estos animales. Se alimentan de insectos y otros artrópodos, fruta, polen, néctar, flores, hojas, carroña, sangre, mamíferos, peces, reptiles, anfibios y aves.58 59

Sus preferencias alimentarias varían mucho entre los dos subórdenes de quirópteros existentes y entre las distintas familias. Los megaquirópteros sólo comen fruta y néctar, pero entre los microquirópteros existe una gran variedad de dietas. El peculiar murciélago neozelandés Mystacina tuberculata es la única especie omnívora que se conoce. La familia Phyllostomidae tiene una extensa variedad en hábitos de alimentación y ecología y cuenta por si sola prácticamente con todas las dietas explotadas por los demás quirópteros, e incluye también a las únicas tres especies hematófagas (que se alimentan de sangre).52

Insectívoros

Aproximadamente dos tercios de las especies actuales, incluidas todas las de las latitudes templadas y frías, son únicamente insectívoras.N 3 La existencia de una gran cantidad de insectos los convierten en un alimento abundante y variado. Dados sus hábitos mayoritariamente nocturnos, cuando los pájaros insectívoros están inactivos los murciélagos no tienen competencia para cazar la gran cantidad de insectos que salen tras el ocaso. Casi todas las familias de insectos pueden ser sus presas y, aunque en mucha menor medida, también se alimentan otros tipos de artrópodos, como arañas, opiliones, crustáceos, escorpiones o ciempiés.60 58 59

La gran mayoría de quirópteros insectívoros son de pequeño tamaño y capturan sus presas en vuelo; algunos utilizan las alas o las patas y muchos tienen una membrana entre sus extremidades inferiores (uropatagio) que utilizan para capturar los insectos y que a veces tiene forma de bolsa. Para capturar a sus presas durante el vuelo se valen principalmente de la ecolocación,59 y para contrarrestar esta habilidad algunos grupos de polillas como los árctidos producen señales ultrasónicas que les advierten que están protegidas químicamente, o los noctúidos tienen un órgano en el oído que responde a la señal emitida por los murciélagos y que hace que los músculos de vuelo de la polilla se contraigan de forma errática, lo que hace que ejecute maniobras de evasión al azar, como dejarse caer o ejecutar una pirueta que despista a los murciélagos y dificulta su captura.60

Los murciélagos no cazan sus presas únicamente en el aire, sino que a veces también lo hacen en tierra.60 Algunos insectívoros, como el murciélago grande de herradura (Rhinolophus ferrumequinum), preparan emboscadas a sus presas, esperándolos en un lugar fijo para lanzarse a su persecución. El falso vampiro australiano (Macroderma gigas) captura grandes insectos atacándolos desde arriba y capturándolos con los pies para llevarlos después a lo alto de la rama de un árbol para comérselos, de manera similar a como lo hacen las aves de presa.61 62

Frugívoros y polinívoros

El murciélago frugívoro Eidolon helvum se alimenta de treinta y cuatro géneros de frutos, diez géneros de flores y cuatro especies de hojas.

Aproximadamente el 25% de las especies de quirópteros son vegetarianas, y se reparten por las zonas tropicales y ecuatoriales del planeta.63 Su dieta se puede componer de frutos, de néctar o, en mucha menor medida, de hojas. El murciélago frugívoro Eidolon helvum se alimenta de treinta y cuatro géneros de frutos, diez géneros de flores y cuatro especies de hojas.63 Hypsignathus monstrosus se alimenta principalmente de jugos de frutas, aunque complementa su dieta con carroña y aves.

Sus preferencias se inclinan generalmente hacia frutas carnosas y dulces, pero no particularmente olorosas o de colores llamativos.64 Arrancan la fruta de los árboles con sus dientes y vuelan hacia una rama o saliente con la fruta en la boca y allí la consumen de un modo específico; comen hasta satisfacer su hambre y el resto de la fruta, las semillas y la pulpa caen a tierra y estas semillas echan raíces y se convierten en nuevos árboles frutales. Más de ciento cincuenta tipos de plantas dependen de los murciélagos para reproducirse.65

En torno al 5% son polinívoras (se alimentan de polen); estas especies tienen una musculatura masticatoria y una mandíbula atrofiadas en comparación con el resto de murciélagos, una nariz larga y puntiaguda (que les permite introducirla dentro de las flores con forma de cáliz) y una lengua larga y rasposa con la que lamen rápidamente el néctar.63 El olfato y el gusto están bien desarrollados en estos murciélagos. Como en el caso de los insectos, las plantas que son polinizadas por murciélagos han coevolucionado con ellos; algunas plantas tienen tallos resistentes para no romperse cuando se apoyan los murciélagos, mientras que otros quirópteros son más delicados y toman el néctar en pleno vuelo, como los colibrís.66

Carnívoros y piscívoros

El murciélago pescador (Noctilio leporinus) aunque también se alimenta de insectos y crustáceos, es uno de los murciélagos mejor adaptados para una alimentación a base de peces.

Solamente diez especies han sido confirmadas como carnívoras. El término carnívoro se aplica a los murciélagos en los que los pequeños vertebrados (excluidos los peces) forman una parte significativa de su dieta, aunque no parece haber ninguna especie que sea carnívora exclusiva. Así, Vampyrum spectrum, Trachops cirrhosus o los megadermátidos se alimentan de artrópodos, otros murciélagos, pequeños roedores, aves, lagartos y ranas.59

Algunos murciélagos son predominantemente piscívoros, aunque, como en el caso de los carnívoros, no suele ser su alimento exclusivo. Entre las pocas especies piscívoras existentes, como Myotis vivesi o Myotis capaccinii, el murciélago pescador (Noctilio leporinus) aunque también se alimenta de insectos y crustáceos, es uno de los murciélagos mejor adaptados para una alimentación a base de peces.67 Esta especie, la mayor de la familia Noctilionidae, cuenta con adaptaciones anatómicas como unas patas enormemente alargadas, garras y el espolón de sus miembros traseros, que le dotan de una gran eficacia en la captura de los peces que se encuentran cerca de la superficie del agua; con un sistema de ecolocación extremadamente sensible, estos murciélagos detectan a sus presas por medio de las turbulencias producidas por los cardúmenes de peces en la superficie del agua.67 Aunque la mayoría captura peces de agua dulce, algunas especies, como Pizonyx vivesi, se alimentan de crustáceos y peces marinos,68 llegando a experimentar adaptaciones que les permiten beber agua salada, algo muy poco común entre los mamíferos.69

Hematófagos

Artículo principal: Murciélagos vampiros

A pesar de la extensa visión popular de los murciélagos como animales que se alimentan de sangre, en realidad sólo existen tres especies hematófagas, todas originarias de América e incluidas en la subfamilia Desmodontinae. Los murciélagos hematófagos se conocen con el nombre de vampiros.

El vampiro común (Desmodus rotundus) se alimenta de la sangre de ganado, perros, sapos, tapires, guanacos e incluso focas.

El vampiro común (Desmodus rotundus) es el más extendido; se alimenta de la sangre de ganado, perros, sapos, tapires, guanacos e incluso focas, mientras que el el vampiro de patas peludas (Diphylla ecaudata) se alimenta de la sangre de aves. El vampiro de alas blancas (Diaemus youngi), la más rara de estas especies, también se alimenta de la sangre de aves y la mayoría de la información que se tiene de ella ha sido obtenida a partir de ejemplares encontrados en gallineros.70

Cuando se pone el sol, los vampiros salen en grupos de entre dos y seis animales. Una vez localizada su presa, como un mamífero dormido, aterriza sobre una zona desprovista de pelo,71 o bien cerca de su presa y se dirige a ella por tierra; elige un lugar conveniente para morder utilizando un sensor de calor situado en su nariz con el que localiza un área donde la sangre fluye cerca de la piel. No chupan o absorben la sangre, sino que la beben a lengüetadas, y su saliva tiene una función clave en el proceso de alimentarse de la herida pues contiene varios compuestos que prolongan el desangrado, como anticoagulantes que inhiben coagulación de sangre y compuestos que previenen el estrangulamiento de los vasos sanguíneos próximos a la herida.72 73

La pérdida de sangre provocada por sus mordeduras es relativamente pequeña (unos 15-20 ml), por lo que el daño producido a las presas es también pequeño. El mayor riesgo en sus presas a causa de estas mordeduras está asociado a su exposición a infecciones secundarias, parásitos y el contagio de enfermedades transmitidas por virus como la rabia. La rabia se produce de forma natural en muchos animales salvajes, pero es mucho más frecuente en mofetas o zorros que en murciélagos, y dado que las mordeduras de vampiros a humanos son muy poco frecuentes, el contagio de esta enfermedad a los humanos es muy rara; aun así, teniendo en cuenta que los vampiros pueden ser portadores de este virus, deben ser manejados con precaución.71 70

Hibernación

Un pequeño murciélago hibernando en la pared de una cueva.

Los murciélagos que viven en las zonas templadas sufren en invierno, no sólo por las bajas temperaturas, sino también por la escasez de sus presas (principalmente insectos). La mayoría no migran, sino que duermen hasta la primavera en un estado denominado hibernación. En este estado se producen una serie de cambios fisiológicos que permiten un descenso de la temperatura corporal y una disminución general de las funciones metabólicas para prolongar la duración de las reservas de energía; su duración es más larga cuanto más cerca estén de los polos (las más extremas duran hasta seis meses, mientras que las más suaves son cortas e intermitentes).74 Muchos otros mamíferos hibernan, como los osos (carnívoros), las ardillas y lirones (roedores) o los erizos (erinaceomorfos), pero ninguno en el grado de muchas especies de murciélagos, pues la mayoría de los mamíferos hibernadores disminuyen menos de 10 °C su temperatura corporal normal en activo, mientras que la de algunos murciélagos baja de los 0 °C (hasta -5 °C en el caso del murciélago boreal rojizo).75

Durante el otoño o a finales del verano ingieren grandes cantidades de alimento para acumular reservas y aumentan rápidamente de peso, sobre todo en forma de grasa subcutánea que queda almacenada en los hombros, el cuello y los flancos, donde forma unos bultos visibles, y que puede representar hasta un tercio de su masa corporal; si no acumulan bastantes reservas, dado que no pueden volver a alimentarse hasta la primavera, podrían morir de hambre. El cambio de costumbres de verano a inverno es súbito, y está provocado por un factor o una combinación de factores como la disponibilidad de comida, la temperatura externa o la duración del día. Las funciones vitales van disminuyendo y baja el metabolismo; el corazón late tan solo diez veces por minuto, en contraste con las 600 pulsaciones durante la caza estival; la respiración es tan tenue que resulta casi imperceptible y tan solo supone el 1% de la respiración en fase de actividad, llegando a permanecer varios minutos sin respirar; la temperatura corporal cae y se iguala con la temperatura ambiental (0-10 °C). Cada especie tiene una temperatura preferida, y cuanto más baja sea la temperatura corporal, tanto más durarán sus reservas de energía; sin embargo deben evitar quedar congelados, y las bajas temperaturas pueden ser peligrosas y tienen efectos negativos como una menor resistencia a las enfermedades.75 76

Los murciélagos en este estado despiertan periódicamente, para orinar y defecar a fin de eliminar el exceso de agua y productos de desecho, tóxicos para los tejidos, y restablecer el equilibrio fisiológico (homeostasis), o para trasladarse o otro lugar. Algunos murciélagos despiertan cada diez días, mientras que otros pueden tardar noventa; los períodos de adormecimiento suelen ser más largos al principio de la hibernación. Escogen lugares como cuevas, minas, oquedades de árboles, grietas o incluso en lugares expuestos; es importante que escojan lugares con humedad alta (en general por encima del 90%), a fin de evitar el exceso de pérdidas por evaporación, que les obligaría a despertarse con más frecuencia para beber y para evitar que se le sequen las alas (es particularmente importante para los murciélagos de herradura, que cuelgan en lugares expuestos envueltos en sus alas). Algunas especies que duermen en cuevas lo hacen solos o en pequeños grupos, pero otras forman grupos de decenas y centenares de miles, o incluso de millones de individuos, con concentraciones de más de tres mil ejemplares por metro cuadrado.75 76

Los murciélagos que hibernan pueden aletargarse también en cualquier momento del verano, especialmente en climas fríos, cuando el alimento escasea. Este letargo estival no es tan extremo como la hibernación; también acumulan reservas alimentarias cuando la comida es abundante y entran en cierto letargo cuando escasea. Su temperatura corporal ronda los 30 °C, mucho mayor que durante la hibernación.75

Depredadores

Algunas especies introducidas, como el gato, se vuelven salvajes y se especializan en la caza de murciélagos.

En general los murciélagos tienen pocos depredadores naturales, que se limitan a algunas aves rapaces, mamíferos carnívoros, serpientes y lagartos de gran tamaño.

Sobre todo en los trópicos, las boas y las culebras atacan a los zorros voladores que cuelgan de las ramas; estas serpientes suben a los árboles y los capturan por sorpresa mientras descansan, sobre todo a las crías. Cuando los ataques de estos reptiles son reiterados, pueden causar un gran impacto en algunas poblaciones al dejarlas sin jóvenes. En cambio las serpientes que cazan en las cuevas no parecen tener a los murciélagos entre sus presas habituales, y solo las atacan esporádicamente. Algunos lagartos tropicales de gran tamaño también comen murciélagos.77 78

El milano murcielaguero es un ave de presa que caza murciélagos, atacándolos cuando salen durante el crepúsculo. El cernícalo común, el alcotán europeo y el halcón peregrino también los cazan, pero el mayor peligro aviar para los quirópteros son las rapaces nocturnas, como las lechuzas y los búhos, que esperan en el exterior de las cuevas a que llegue el anochecer para atrapar a los murciélagos que salen. Los búhos les cortan las alas antes de comérselos. Algunas aves han aprendido a adaptarse a las costumbres de los murciélagos, atacándolos cuando están buscando insectos. Sin embargo, en la gran mayoría de casos sólo representan el 0,1-0,2% de las presas de las aves rapaces.77

Algunos carnívoros oportunistas, como el mapache boreal, las mofetas, el gato montés y los mustélidos cazan murciélagos activamente, mientras que el tejón europeo y el zorro sólo se comen crías que se caen del techo de una caverna o que han optado por perchas a una altura demasiado baja; sin embargo, los quirópteros son presas poco habituales para estos animales. También algunos roedores, como el ratón de campo, se alimentan ocasionalmente de murciélagos, así como otros animales como las arañas migalomorfas, algunos peces carnívoros y algunos grandes anfibios como la rana toro.79

Sin embargo las especies introducidas por los humanos sí que pueden diezmar sus poblaciones. Así, a causa de la introducción de la serpiente arborícola parda (Boiga irregularis) en Guam, entre 1984 y 1988, todas las crías de algunas especies de murciélago fueron devoradas antes de llegar a adultos; una situación similar se produjo con la introducción de la serpiente lobo de la India (Lycodon aulicus capucinus) en la Isla de Navidad.80 81 El gato, otra especie introducida, es uno de los predadores más peligrosos para los murciélagos; algunos gatos se vuelven salvajes y se especializan en la caza de murciélagos, pudiendo exterminar una colonia fácilmente accesible y no muy grande en cuestión de días. Algunos murciélagos, para defenderse, luchan o se hacen los muertos.79

Amenazas y conservación

Las poblaciones de murciélagos están descendiendo con rapidez en todo el mundo, y varias especies se han extinguido recientemente.82 De las 1150 especies que se relacionan en la Lista Roja de la UICN algo más de la mitad figuran como especie bajo preocupación menor y de unas doscientas no se dispone de datos para su clasificación, pero setenta y siete figuran como especie casi amenazada, noventa y nueve como vulnerables, cincuenta y tres se encuentran en peligro de extinción, veinticinco en peligro crítico y cinco figuran como ya extintas (Desmodus draculae y cuatro miembros del género Pteropus: P. brunneus, P. pilosus, P. subniger y P. tokudae).83

Myotis lucifugus con el síndrome de la nariz blanca.

El síndrome de la nariz blanca ha provocado la muerte de más de un millón de murciélagos en el noreste de Estados Unidos en menos de cuatro años.84 La enfermedad recibe ese nombre a causa de un hongo blanco que se encontró desarrollándose en el hocico, oído y alas de algunos murciélagos, pero no se sabe si el hongo es la causa primaria de la enfermedad o es simplemente una infección oportunista.85 86 Se ha observado una tasa de mortalidad del 90-100% en algunas cuevas.86 Al menos seis especies hibernantes se han visto afectadas, incluida Myotis sodalis, que se encuentra en peligro de extinción. Debido a que las especies afectadas tienen una esperanza de vida larga y un índice de natalidad bajo (aproximadamente un descendiente por año), se cree que las poblaciones tardarán en recuperarse.87

Entre las amenazas de origen antropogénico se encuentran los aerogeneradores, un medio de producción de energía limpia y renovable, pero que causan un elevado índice de mortalidad entre los murciélagos;88 89 teniendo en cuenta que a menudo no se aprecian señales de traumas externos, se supone que su alta mortalidad en las cercanías de estos dispositivos se debe a una mayor sensibilidad de sus pulmones frente a las repentinas fluctuaciones de presión del aire y que, a diferencia de los de las aves, los hace más propensos a romperse.90 Por otra parte, en la oscuridad confunden los aerogeneradores con árboles y son heridos o muertos por sus aspas, o quedan atrapados en los vórtices de aire generados por la rotación de las mismas.91 Aunque diversos estudios indican que algunas especies se han adaptado a una alimentación en espacios abiertos de insectos atraídos por las lámparas de vapor de mercurio, trabajos recientes muestran que la contaminación lumínica tiene un fuerte impacto negativo en especies como el murciélago pequeño de herradura (Rhinolophus hipposideros) y otros murciélagos nocturnos de vuelo lento, pues les impide una selección de rutas adecuadas de vuelo hacia sus zonas alimenticias y que afectan de forma drástica al crecimiento de los jóvenes, y el volar en zonas iluminadas les hace más vulnerables ante sus depredadores.92 A todo lo anterior hay que añadir las muertes por atropellos de coches, camiones o trenes, una mortalidad todavía no cuantificada pero que probablemente es elevada.93

Durante siglos, en África, sudeste de Asia e islas de los océanos Índico y Pacífico, se han cazado en pequeñas cantidades los grandes zorros voladores frugívoros por su carne; sin embargo con el incremento de las armas de fuego y las facilidades para acceder a sus hábitats se ha sobreexplotado este recurso y muchas especies están en peligro de extinción, lo que, debido a su importancia en la polinización y dispersión de semillas, tiene una importante repercusión en las cosechas y un gran impacto en el desarrollo del bosque tropical y la sabana. Los murciélagos cavernícolas son particularmente vulnerables, pues a menudo las cuevas solo disponen de una reducida entrada a través de la cual deben pasar todos los animales y si los cazadores se apostan a su entrada pueden matar fácilmente gran cantidad de ejemplares; a ello se une el problema de las capturas accesorias (captura de especies distintas a la que se pretende cazar), como en el caso del pequeño murciélago insectívoro Tadarida plicata de Tailandia, que forma colonias de más de un millón de individuos en algunas cuevas y donde los habitantes locales han recolectado su guano durante doscientos años, pero que convive con murciélagos frugívoros a los que ahora los cazadores capturan para comercializar su carne montando redes en las entradas de las cuevas, y que al mismo tiempo capturan a T. plicata, a los que matan en grandes cantidades y que después desechan, con lo que, además de disminuir la población de ambas especies, se ha visto afectada la producción de guano que aprovechaban los campesinos locales.82

En las regiones templadas, las causas principales del descenso en las poblaciones de murciélagos son la pérdida de hábitat y las matanzas, deliberadas o accidentales. La recolección del guano de los murciélagos es un problema para estos animales, pues perturba sus lugares de reposo, y cuando son molestados regularmente durante su hibernación mueren de hambre y muchos lugares de descanso, como cuevas y árboles huecos, han sido obstruidos o derribados. La proliferación y el uso intensivo de insecticidas representan una amenaza para los murciélagos insectívoros. Además de una gran reducción en el tamaño de las poblaciones de insectos, que son su alimento, los plaguicidas pueden causar el envenenamiento indirecto de los murciélagos cuando comen presas intoxicadas. En el mundo desarrollado ya no se utilizan tanto los insecticidas, pero en los países en desarrollo todavía tienen un uso muy extendido, y la falta de regulación implica que a menudo se utilizan insecticidas muy tóxicos.94 93 82

Algunas especies son perseguidas porque se alimentan de los cultivos agrícolas, o bien porque son vectores de enfermedades, y los Ministerios de Agricultura de algunos países consideran a algunos murciélagos como plagas y recomiendan su exterminio o la reducción de su número. Sin embargo, organizaciones como Bat Conservation International, un organismo que se dedica a reunir datos sobre la situación, la distribución y las amenazas que les acechan, organiza programas educativos y fomenta las investigaciones y la conservación. También los mitos, las supersticiones y los recelos hacia estos animales a menudo han impedido el desarrollo de programas de protección. Sin embargo actualmente se han firmado acuerdos internacionales para su conservación y los murciélagos se hallan protegidos por las leyes de la mayoría de los países europeos y de muchos otros, y se están designando lugares de descanso y hábitats alimentarios para potenciar su conservación.93 95 82 96

 

Oso Hormiguero
Oso hormiguero
 osoh
Características
El “yurumí” es uno de los dos grandes devoradores de hormigas que viven en nuestro territorio. El otro es el “tamanduá”, que se distingue del “yurumí” por tener cola prensil y por sus costumbres arborícolas. El “yurumí” tiene un abundante pelaje cuya coloración varía del negro al blanco, pasando por diversas tonalidades de gris y se prolonga en una extensa cola, poblada de pelos de hasta 40 centímetros de largo, los cuales le otorgan un aspecto de abanico o “bandera”. Esta especie tiene ejemplares que alcanzan los 2 metros de largo, de los cuales 80 centímetros corresponden a la cola. El peso de un macho adulto puede llegar a los 40 kilos. su hocico es largo y estrecho, no tiene dientes y su lengua es larga. Está armado con dos potentes garras cavadoras en las patas delanteras.
Oso hormiguero
Nombre
“Yurumí” es el nombre que recibe en guaraní, aunque también se lo denomina “tamanduáguazú”, “oso hormiguero grande”, “oso hormiguero bandera” (por su vistosa cola). Su nombre científico es “Myrmecophaga tridactyla” (Linneo). Pertenece a la clase de los mamíferos, orden vermilingua y familia myrmecophagidae. Esta especie se ha convertido, desde 1977, en símbolo de la Fundación Vida Silvestre Argentina.
Hábitat
Desde Venezuela y Guayanas  hasta algunas provincias del norte de la Argentina: la selva misionera, Formosa, El impenetrable y otras áreas chaqueñas, este de Salta, noreste de Santiago del Estero y, probablemente, norte de Corrientes. En todas estas regiones busca áreas que presenten sabanas o abras cubiertas de pajonales donde haya termiteros o tacurús, estructuras de regular tamaño construidas por estos invertebrados.
Alimentación
La dieta del “yurumí” es insectívora, basada principalmente en hormigas y termes, que atrapa con su larga lengua viscosa. Para lograrlo abre boquetes en las colonias de estos insectos, empleando las largas y curvadas uñas de sus patas delanteras.
Sus crias
El período de gestación del “yurumí” dura aproximadamente 190 días, luego de lo cual nace, por lo general en primavera, una cría pequeña que suele pesar 1600 gramos. La madre transporta sobre su lomo a la cría desde las primeras dos o tres semanas de vida y por más de un año.
Por qué está en peligro
Hay tres causas que hacen temer por la perpetuación de esta especie: la alteración de su hábitat natural, su bajo potencial reproductivo y su alta vulnerabilidad ante el hombre. Así como se talan paulatinamente las selvas que le dan refugio, se lo captura clandestinamente para venderlo a zoológicos y coleccionistas privados.

 

Puma

puma

Características e información del Puma – Puma concolor

El puma es también conocido como león de montaña o pantera. Pertenece a la familia Felidae y es un mamífero carnívoro nativo de América. Es el segundo mayor felino en el continente después del jaguar y el cuarto con mayor tamaño en el mundo.

Distribución del puma

El puma tiene una gran distribución geográfica, habitando desde Canadá hasta los Andes de América del Sur.

Su hábitat incluye bosques de coníferas, bosques tropicales, praderas, pantanos y ambientes con abundante vegetación.

Puma en su hábitat natural

Descripción del puma

Los machos adultos miden entre 1.5 y 2.75 metros de largo, abarcando desde la punta de la cola hasta la nariz. Pueden pesar de 53 a 72 kilos. Lo más grandes han llegado al peso de 120 kg. Las hembras suelen ser de menor tamaño y peso variando entre 34 y 48 kilos.

Los más próximos al Ecuador, suelen ser más pequeños que los que habitan en regiones cercanas a los polos.

Su larga cola mide alrededor de un tercio de la longitud del cuerpo del puma. Sus extremidades son musculosas, cortas y fuertes que junto con la mandíbula y los colmillos, cazan exitosamente a sus presas. Posee cinco garras retráctiles en las patas delanteras que le sirven para enterrarlas en las víctimas y evitar que escapen. Con sus patas también realizan grandes saltos verticales de hasta 5.4 metros y persecuciones de carreras cortas. En saltos horizontales abarcan de 6 a 12 metros.

Estos felinos alcanzan la velocidad de 55 km/h pero no está adaptado a carreras largas. Es más hábil para escalar y aunque no es muy afecto a nadar, puede realizarlo sin problema.

Este animal no puede rugir a diferencia de los grandes felinos. En vez de eso, emite silbidos agudos y ronroneos como un gato doméstico. Igualmente realiza gritos que son confundidos con otros animales.

Su pelaje por lo general es dorado, pero puede tener variaciones en gris o tonos rojizos.

Puma en su hábitat natural

Reproducción del puma

Un puma no se aparea hasta que no haya encontrado un territorio apto y cómodo para hacerlo. La hembra en celo emite sonidos que son respondidos por el macho de la misma manera al mismo tiempo que huele el área genital de esta. En una hora pueden copular hasta nueve veces, aunque este acto dure sólo menos de un minuto.

Las hembras son maduras sexualmente entre el año y medio y los tres años. Los machos lo son a los tres años.

El período de gestación dura aproximadamente 91 días y comúnmente preñan cada dos a tres años. Hay casos de monogamia en las hembras pero mayormente se relacionan con diferentes parejas.

Las camadas van de uno a seis cachorros, pero por lo regular se dan de tres a cuatro. Su peso al nacer varía de 226 a 453 gramos y lo hacen con los ojos cerrados que después de diez días logran abrir.

Después de 40 días son destetados y permanecen junto a la madre los próximos 15 meses como mínimo.

Amenazas hacia el puma

Principalmente en Sudamérica, esta especie se encuentra en grave peligro de extinción. Su caza se realiza de manera inmoderada e incluso hasta gobiernos de provincias ubicadas en la Patagonia, promueven la caza de este felino como forma de controlar su población y evitar que ocasionen daños a las zonas ganaderas.

De igual manera, se entrenan perros para la caza del puma de manera muy cruel, pues estos caninos son enfrentados frente a frente con pumas en cautiverio para que vayan aprendiendo y mejorando sus técnicas de ataque. Esto se realiza de manera clandestina en países de América del Sur.

 

Tatu Carreta
Características  tatu
El tatú carreta es el más grande de los armadillos que aún viven. Mide alrededor de 1,5 metros de longitud, desde el hocico a la punta de la cola y suele pesar 60 kilos. Tiene un caparazón oscuro, formado por numerosas placas ordenadas en filas transversales, que llegan a cubrir también la cola. Muestra un cuerpo voluminoso y cortas extremidades, muy musculosas, con uñas potentes y algo desproporcionadas con el resto de su pesado cuerpo, especialmente en sus extremidades anteriores.
Tatú carreta

 

Nombre
Suele llamárselo “tatú guazú” en guaraní, “cuspa” en quichua, “etopinic laté” en mocoví, o “gran armadillo” y “armadillo gigante”. Su nombre científico es “Priodontes maximus” (Geoffroy 1803). Pertenece a la clase de los mamíferos, orden edentata, familia dasipodidae y tribu priodontini.
Hábitat
Es un animal cuya ubicación es preferentemente tropical y subtropical. se lo encuentra en la mayor parte del este de América del sur, desde el sudeste de Venezuela y las Guayanas, hasta el noreste de la Argentina. En nuestro país habita en Misiones, Formosa, Santiago del Estero, Chaco y tal vez Corrientes. Busca terrenos áridos, con arbustos, montes, bosques en galería, bosques xerófilos, selvas y sobre todo sabanas donde la aparición del hombre se haya retrasado.
Alimentación
Es un animal solitario y para alimentarse tiene hábitos nocturnos. Hace recorridas cotidianas de casi 3.000 metros buscando su alimento favorito: invertebrados como hormigas, termes, arañas, gusanos y larvas, que obtiene destrozando hormigueros y termiteros o desmembrando troncos podridos. Su dieta se completa con carroña, culebras y vegetales.
Sus crias
Durante el verano dan a luz una sola cría, que al principio recibe leche materna y paulatinamente se adapta a la dieta de los adultos.
Por qué está en peligro
Además de que las actividades como el desmonte, la agricultura, la ganadería y la caza, han reducido o exterminado poblaciones de tatús en varias áreas, se ha presentado el caso de la desaparición de tatús que residían cerca de asentamientos humanos, probablemente perturbado por los disturbios generados por los asentamientos.

 

Yaguareté
Características  yaguarete
El yaguareté es el felino de mayor tamaño de¡ continente americano. Puede pesar entre 70 y 130 kilos, y desde el lomo al suelo mide 80 centímetros. El pelaje del yaguareté tiene un color de base amarillo anaranjado, salpicado de rosetas negras dispuestas irregularmente. La región ventral es blanca. La subespecie que habita en la Argentina es la de mayor tamaño.
Yacaré overo

 

Nombre
El yaguareté ha recibido diferentes nombres, de acuerdo con los grupos humanos que to hen conocido a to largo de América. Para los araucanos es nahuel para los tobas, kiyué; en guaraní, yaguá‑eté. También se to (lama jaguar, tigre, tigre americano. su nombre científico es Leo onca palusuis (Ameghino). Pertenece a la clase de los mam(feros, orden carnivore y familia felidae. t..a legislación argentina prohíbe totalmente la comercialización de ejemplares vivos o sus restos para vender pieles o realizar trofeos.
Habitat 
Dentro del territorio argentino, el yaguareté habita actualmente la selva húmeda salteña y jujeña, algunos sectores del chaco y la selva misionera, donde encuentra una gran variedad de ambientes naturales: bosques tupidos, caminos y en especial, sitios cercanos al agua (costas fuviales, esteros, bañados, etc.) El yaguareté puede nadar con gran facilidad, y puede cobrar víctimas en el ague.
Alimentación
Dado que el yaguareté es un gran cazador solitario, exclusivamente carnívoro, captura y consume pequeños roedores, pecaríes, corzuelas, carpinchos, pacas, coatíes y yacarés. Además es el único que puede enfrentar con éxito al poderoso tapir.
Sus crías
Los cachorros nacen después de unos 100 días de gestación. Pueden ser entre uno y cuatro, aunque to más común es que sean dos.La madre les prodiga cuidados por dos años, hasta que los cachorros se independizan.
Por qué está en peligro
El hombre ha perseguido al yaguareté desde mucho tiempo atrás, dado que to consideró peligroso para el ganado o para su propia vida. Además, su piel ha sido siempre un trofeo valioso. Actualmente el mayor problema se debe a la profunda alteración de los ambientes naturales donde vivía el yaguareté, debido a la explotación agropecuaria o de energía.

 

Zorros de Monte

Zorro de monte (Cerdocyon thous)

zorro

Nombres vulgares: Zorro de monte, Zorro cangrejero

Nombre indígena: Aguará – í (en Guaraní)

Nombre científico: Cerdocyon thous

 

 

Orden: Carnivora

Familia: Canidae

 

En el mundo: Sudamérica

Región: Colombia, Venezuela, Guyana, Surinam, Perú, Bolivia, Paraguay. Uruguay, Argentina, Brasil

En Argentina: Chaco, Corrientes, Entre Rios, Formosa, Jujuy, Misiones, Salta, Santa Fe, Santiago del Estero, Tucumán

 

Ecorregiones

Chaco húmedo

Chaco seco

Delta e islas del Paraná

Espinal

Esteros del Iberá

Selva de las yungas

Selva paranense

 

Longitud: 60cm

Altura: 55cm

Peso: 6 a 7kg

 

Hábitat: montañas, estepas, orillas de ríos, llanuras herbosas, bosques secos, selvas en galería. Hasta 3000m snm

 

Alimento: mamíferos, aves,

Mamíferos:

Cuis campestre (Cavia aperea)

Reptiles:

Anaconda amarilla (Eunectes notaeus): solo ejemplares jóvenes.

Yacaré negro (Caiman yacare) sólo ejemplares jóvenes

Materia vegetal:

Frutos de:

Pindó (Syagrus romanzoffiana)

Chal chal (Allophylus edulis)

Palma butiá (Butia capitata)

 

Comportamiento: de hábitos solitarios o en parejas, cubren un área de 0,6 a 0,9km2

 

Predadores: Aguará guasú (Chrysocyon brachyurus)

 

 

Chelco

El Chelco (Homonota fascialis) es una especie de lagartija que habita ámplias regiones del territorio argentino. Este reptil es de tamaño mediano y cuerpo robusto, alcanzando un tamaño de hasta 60 mm. Se reconoce por sus grandes escamas quilladas dorsales en series oblicuas convergentes hacia la línea vertebral, pero sobre todo por su coloración de grandes bandas transversales oscuras y claras, extendidas en la cola. También sus ojos grandes con las pupilas verticales son muy típicas para el chelco.

Debido al efecto de los cromatóforos posee una coloración variada que ofrece desde un ocre grisáceo en el fondo dorsal, marrón con gránulos oscuros en la cabeza, anchas bandas bilaterales oscuras separadas por bandas claras como también un vientre blanquecino. Sumamente características son las franjas claras y oscuras a lo largo de su cola.

El Chelco ocupa hábitats muy distintos: desde las cumbres del Volcán Diamante en Mendoza en 2.500 m de altura a los biotopos subtropicales de Tucumán y Salta, desde las habitaciones humanas a los paisajes subdesérticos de San Juan en el oeste. Su distribución es ámplia y se extiende desde el alto Valle del Río Negro y el sur de La Pampa y Mendoza hasta el noroeste argentino y zonas limítrofes de Bolivia y Paraguay. Hacia el este llega a Santa Fe y al sur de Córdoba.

En el noroeste de Argentina recibe la denominación “utútu” que proviene del quechua, un idioma indígena de esta región.

chelco

 

 

 

 

Corzuela Parda

Mazama gouazoubira

 corzuealGuazuncho
Ejemplar de M. gouazoubira, de Brasil
Estado de conservación
ecorxuela
Preocupación menor (UICN)1
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Orden: Artiodactyla
Familia: Cervidae
Género: Mazama
Especie: M. gouazoubira
G. Fischer, 1814
Distribución

El guazuncho, viracho, guazú virá, masuncho, urina o corzuela parda (Mazama gouazoubira) es un cérvido de mediano tamaño nativo de América.

Hoy se encuentra algo reducido en su hábitat por la presión cinegética y la destrucción de su hábitat, pero sigue siendo relativamente abundante y no se lo considera en peligro de extinción.

Índice

Características

El guazuncho no presenta gran dimorfismo sexual; tanto machos como hembras alcanzan entre los 55 y los 65 cm de altura a la cruz, y hasta 110 cm de longitud. Su peso llega a los 30 kg. La coloración varia según la zona, pero suele ser de pardogrisácea a pardorojiza, con un matiz gris que lo distingue de otras especies de Mazama, género del cual es la especie de mayor tamaño. Muestra el interior de la cola, las verijas y el vientre blanquecinos. El juvenil es más oscuro, con manchas blancas en flancos y lomo. A partir del año de vida, los machos desarrollan una cornamenta sin ramificar que alcanza los 15 cm de longitud dependiendo de la zona en la que se encuentra.

Hábitos

El guazuncho habita normalmente en zonas boscosas, abiertas o semiabiertas. Se alimenta de brotes tiernos, hojas, hongos y frutos; además, descorteza el tronco de los árboles para señalar su territorio. Suele habitar en solitario o en parejas, y es marcadamente territorial, marcando el perímetro de su zona con heces, orina y una secreción de fortísimo aroma que proviene de las glándulas anterorbitales, interdigitales y frontales. El territorio de cada guazuncho se extiende a una hectárea como mínimo; sin embargo, son hoy raros los entornos en que exista tanta concentración, siendo la densidad mucho más baja en promedio.

Es activo nocturna y crepuscularmente, excepcionalmente por la mañana durante el invierno. En horas de calor, se retira hacia las secciones más espesas del bosque o de pastizal para descansar. En zonas de ocupación humana o actividad de caza, su nocturnidad se incrementa.

La reproducción tiene lugar en el otoño normalmente, aunque el ciclo de celo no está estrictamente atado al climático. La gestación dura unos 220 días, y concluye con el parto de una única cría, excepcionalmente dos, que permanecerá junto a la madre hasta cumplir ocho meses de vida. Pesan entre 500 gr. y 1 kg. al nacer. Durante este período, tiende a mantenerse en zonas de bosque cerrado para eludir a los depredadores. La madurez sexual adviene entre 1 y 2 años de edad.

Conservación

El guazuncho se ve afectado por la desaparición de su hábitat a causa de la tala de los bosques, su reutilización para terrenos de pastoreo en los que compite con el ganado doméstico, y la caza.

En Argentina está protegido en algunas provincias (en especial Corrientes, Catamarca y Entre Ríos), mientras que en otras, la actividad cinegética es libre; en 1.997, en la provincia de Santiago del Estero se cazaron unos 2.000 guazunchos por mes, estimándose que cuatro quintos de éstos serían hembras. Al ser el otoño la principal temporada de caza, muchos de los ejemplares abatidos serían reproductores.

 

Gato Moro

Puma yagouaroundi

 moroYaguarundí
Puma yagouaroundi cacomitli
Estado de conservación
emoro
Preocupación menor (UICN 3.1)1
Clasificación científica
Superreino: Eukaryota
Reino: Animalia
Subreino: Eumetazoa
Superfilo: Deuterostomia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Infrafilo: Gnathostomata
Superclase: Tetrapoda
Clase: Mammalia
Subclase: Theria
Infraclase: Eutheria
Superorden: Laurasiatheria
Orden: Carnivora
Suborden: Feliformia
Familia: Felidae
Subfamilia: Felinae
Género: Puma
Especie: P. yagouaroundi
Étienne Geoffroy Saint-Hilaire, 1803
Distribución
 morodist
Subespecies
Sinonimia
  • Felis yagouaroundi
  • Herpailurus yagouaroundi

El yaguarundí (Puma yagouaroundi)2 es una especie de felino de pelaje pardo a negro uniforme, cuyo estado de conservación se considera de preocupación menor.1 Vive desde el sureste de México hasta el centro de Argentina. Más pequeño que su pariente próximo, el puma (Puma concolor), el yaguarundí caza animales pequeños.

Índice

Nombres vernáculos

Además del nombre yaguarundí, del cual procede el nombre científico de la especie, recibe otras denominaciones comunes en las diferentes regiones en donde habita, como gato colorado, gato moro, león breñero, gato zonto, leoncillo, onza, tigrillo, yaguarundi, jaguarundí.1 También es conocido como guina, gato lagarto, gato nutria, gato eyrá, gato servante y zorro-gato.[cita requerida]

Características

Yaguarundí.

Yaguarundí.

Yaguarundí.

Es de talla pequeña, del tamaño de un gato doméstico, con cráneo y cara muy similares a los del puma (Puma concolor). Presenta dos formas en la coloración de su pelaje: una de color castaño rojizo, y otra parda casi negra o grisácea, pudiendo estar presentes ambas en la misma camada.3 Este felino alcanza una longitud de 50 a 70 cm de largo, más la cola que mide de 30 a 60 cm. Mide en promedio 33 cm de altura.4 Los adultos alcanzan un peso entre los 3,5 y 9,1 kg.3 5

Su constitución se asemeja en general a la del puma, aunque a diferencia de éste, su talla es muy inferior, posee orejas más pequeñas, forma más alargada, patas más cortas y sus colores son más variados (rojizos, negros, grises claro y oscuro); al igual que en el puma, su color es siempre uniforme, sin manchas.

Distribución y hábitat

El área de distribución del yaguarundí incluye el sur de Texas y ambas zonas costeras de México, América Central y en América del Sur, la región al oriente de los Andes hasta el norte de la Patagonia argentina.3 1

Habita zonas de tierras altas, matorrales, semideciduos, bosque húmedo, pastizales, generalmente cerca de una corriente de agua. Aunque en general vive en tierras bajas, fue también encontrado en altitudes de hasta 3200 msnm.3 1

Reproducción

En esta especie las madres tienen de uno a cuatro cachorros. El período de gestación es de 70 a 75 días.3 Alcanzan la adultez entre los 2 y los 3 años de edad. Se le estima una longevidad de 15 años.

Dieta

Se alimenta de pequeños mamíferos y aves. También caza reptiles y anfibios, y se beneficia de los peces que quedan atrapados en las orillas de los ríos y lagos. Es más activo durante el día. En México convive en los mismos hábitats que el gran roedor conocido como guatusa o cherenga (Dasyprocta punctata), que es muy apreciado por el yaguarundí.

Taxonomía

La nomenclatura del yaguarundí ha cambiado notablemente. En la década de 1970 este felino estaba situado en el Género Herpailurus de la subfamilia Felinae. A finales del siglo XX, el yaguarundí y el puma (Puma concolor) fueron considerados monofiléticos y situados en el mismo género: Puma.2

Árbol filogenético

Árbol filogenético de su linaje:6

  Puma  
 Puma concolor – Puma
 Puma yagouaroundiYaguarundí

Subespecies

Se reconocen 8 subespecies de yaguarundí:2 7

 

Lampalagua

La sigilosa lampalagua

lampalagua
Movediza y silenciosa, la boa de las vizcacheras –también conocida como lampalagua– aparece como, quizá, la serpiente más grande que habita la Argentina.

Bautizada con el nombre científico de “boa constrictor occidentalis”, esta especie es dueña –además de su notable tamaño– de otra particularidad: es una de las variedades de ofidios que más cerca está de la extinción.

Con presencia cada vez menor en provincias como Salta, Formosa, Chaco, Jujuy, Santiago del Estero, Tucumán, La Rioja, Catamarca, San Juan, Córdoba, Mendoza y San Luis, la lampalagua es una serpiente de comportamiento solitario y más bien nocturno.

Popular como mascota –una de las causas que, junto con la caza indiscriminada y la destrucción de su hábitat, la transforma en un reptil casi extinto– la lampalagua rara vez ataca al hombre, aunque su manipulación siempre debe ser hecha con precaución dada su tendencia a la mordedura cuando se ve amenazada o tiene hambre.

Carente de veneno, la boa de las vizcacheras se sirve de la tremenda musculatura de su cuerpo y su boca dentada para atrapar a sus presas. La lampalagua mata por constricción, y entre sus alimentos favoritos aparecen lauchas y ratones, vizcachas, pájaros pequeños y lagartijas.

Dueña de una piel que combina colores como el castaño claro o el gris oscuro con manchas claras en la línea media del cuerpo, la lampalagua en su edad adulta puede llegar a medir más de 4 metros.

Hábil a la hora de trepar árboles y mejor nadadora, la boa de las vizcacheras suele elegir como refugio cuevas en el suelo o agujeros en la misma vegetación.

En lo que hace a la reproducción, este ofidio es de régimen vivíparo –sus crías nacen vivas y, a diferencia de sus progenitores, incorporan una coloración rosada– y cada ejemplar hembra puede dar a luz hasta 50 descendientes.

Con relación a la longevidad, las lampalaguas viven entre 20 y 30 años. La especie argentina integra el numeroso grupo de boas constrictor que se distribuyen por gran parte de nuestro continente.

Precisamente desde la Argentina hasta México, esta familia de reptiles dice presente en casi todos los países del norte de América del Sur y Centroamérica; incluso en algunas islas del Caribe.

 

Mataco o Tatu Bola

Tolypeutes matacus

 matacoTolypeutes matacus
Estado de conservación
emataco
Casi amenazado (UICN 3.1)1
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Orden: Cingulata
Familia: Dasypodidae
Género: Tolypeutes
Especie: T. matacus
(Desmarest, 1804)
Distribución
 matacodist

Tolypeutes matacus, comúnmente conocido como Corechi, Mataco Bola, Quirquincho Bola, o Tatú Bolita, es una especie de armadillo que pertenece al género Tolypeutes.2 Es nativo de Argentina, Brasil, Bolivia y Paraguay.1 Es una de sólo dos especies de armadillo (el otro es Tolypeutes tricinctus) que puede arrollarse en una bola.

Índice

Descripción

El tamaño de T. matacus puede variar entre 22 y 33 cm. Suele tener un color amarillo o marrón. Las tres bandas características que cubren la parte posterior del animal le permiten la flexibilidad suficiente para arrollarse en una bola casi perfecta, lo que le permite proteger su bajo vientre, extremidades, ojos, nariz y oídos de los depredadores. La cáscara que cubre su cuerpo está blindado y la capa exterior está hecho de queratina, el mismo componente que forma las uñas humanas.3

  1. matacus tiene una larga lengua pegajosa que le permite capturar y comer muchas especies diferentes de insectos, por lo general hormigas y termitas. En cautiverio también come frutas y verduras.

Tiene una tasa de reproducción lenta y las hembras solo dan a luz a una o dos crías por año.1

Distribución y hábitat

El área de distribución de T. matacus se extiende del este de Bolivia y suroeste de Brasil, hacia el sur, incluyendo el Gran Chaco de Paraguay, hasta la provincia de San Luis en Argentina.1 Anteriormente la especie habitaba también la parte sur de la provincia de Buenos Aires, pero datos recientes parecen indicar que está extinto en ésta zona.1 El rango altitudinal oscila entre el nivel del mar hasta 770 msnm. Su hábitat incluye áreas secas en el Chaco.1

Galería

T. matacus en el zoológico de Louisville. En el proceso de arrollarse. Bola defensiva.

 

Musurama

El género Clelia pertenece a un grupo de culebras ovíparas (que ponen huevos) cuya distribución abarca desde el sur de México hasta Argentina.

En el campo argentino se la conoce como “La Nochera” y también como “Holando” por la coloración que adoptan algunas de ellas, semejante a la popular vaca lechera.

Es una culebra que puede llegar a medir de 1,50 a 2,50 metros. Para su correcta identificación, es muy importante conocer que siendo juvenil el dorso es rosado y el vientre blanco. En cambio, la coloración de una musurana adulta es negra con manchas blancas al costado o negra con vientre blanco.

Tiene fuertes dientes para poder capturar a sus presas y en la parte posterior de la boca posee dientes inoculadores de veneno para inmovilizarlas.

Generalmente, su mordedura no es peligrosa para el hombre. Es sumamente mansa y sólo muerde si es pisada o se asusta. Es una culebra constrictora y de esa manera mata.

Su característica principal es su hábito alimenticio ya que come otras víboras, principalmente yararás. Una musurana adulta puede alimentarse, en época de mayor actividad, de 4 o 5 yararás adultas por mes ya que  tiene una particularidad, es inmune al veneno de yarará pero no al de coral. No obstante, no sólo las víboras forman parte de su dieta sino que también se alimenta de roedores.

Si bien las serpientes son de hábitos crepusculares o nocturnos no es raro verlas en pleno día. Tener conocimiento de ello es primordial para el hombre de campo, para que la proteja y no la mate.

La musurana es protegida y querida en Centroamérica donde, prácticamente, no ocurren accidentes ofídicos.

En nuestra provincia hay 20 especies de víboras, de las cuales sólo 4 son peligrosas: yarará grande, yarará chica, yarará ñata y coral. Por desconocimiento y prevención, generalmente se matan a todas, cometiéndose un grave error ya que si bien todas son útiles, las peligrosas pueden controlarse naturalmente por sus predadores: chimangos, águilas, caranchos, ñandúes, zorrinos, peludos y, por nuestra culebra amiga, la musurana.

 

Pecari Labiado

Tayassu pecari

 pecariPecarí barbiblanco
Estado de conservación
epecari
Vulnerable (UICN)1
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Orden: Artiodactyla
Familia: Tayassuidae
Género: Tayassu
Especie: T. pecari
(Link, 1795)
Distribución
pecaridist
Distribución del pecarí barbiblanco

Tayassu pecari, llamado comúnmente pecarí barbiblanco, pecarí labiado, huangana, cafuche, chacure, tañí katí, senso, tropero o coyámel (nahuatlismo de coyametl),2 es una especie de mamífero artiodáctilo de la familia Tayassuidae.

Índice

Descripción

Se caracteriza por una mancha clara, en forma de barba, en la base de la boca o en torno a los labios.3 Tiene una altura promedio, en la cruz, de 55 cm, y una longitud de 90 a 139 cm. El adulto pesa entre 25 y 40 kg.

Comportamiento

Es un animal diurno y vive en inmensas manadas, de 50 a 300 individuos. En ciertas épocas del año, en algunas zonas, las manadas grandes se dividen en grupos más pequeños de acuerdo con la distribución y abundancia de los alimentos o la presencia de depredadores.1 4

Hay evidencia de intercambios de individuos entre manadas vecinas y de apareamientos entre macho y hembra de diferente manada.1 La gestación dura aproximadamente 250 días, después de los cuales nacen una o dos crías.4

Es omnívoro y, aunque prefiere consumir frutos,1 también se alimenta de raíces, tubérculos, nueces, hierba e invertebrados.

Distribución y hábitat

Se le encuentra desde México hasta Argentina, con la excepción de El Salvador, donde se extinguió, y no se le ha registrado en Chile. Vive desde el nivel del mar hasta más de 1900 m de altitud en las laderas orientales de los Andes. De todas las especies de pecaríes, ésta es la que más prefiere la fronda cerrada y los ámbitos perhúmedos: alrededor del 60 % vive en los bosques tropicales húmedos. Sin embargo, está adaptado a una gran diversidad de hábitats, que incluye praderas, bosques secos y hasta zonas xerófitas y manglares costeros.1 4

Subespecies

De acuerdo con estudios morfológicos se han registrado 5 subespecies:5

Amenazas

Al igual que el pecarí de collar (Pecari tajacu), sufre la depredación del jaguar (Panthera onca) y, con menor frecuencia, del puma (Puma concolor). Tayassu pecari es objeto de la cacería humana, tanto por su carne como por su piel, que es objeto del comercio internacional de cueros.1 4

 

Tapeti

Sylvilagus brasiliensis

 tapetiTapetí1
Litografía coloreada a mano, por John James Audubon
Estado de conservación
etapeti
Preocupación menor (UICN 3.1)2
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Subclase: Theria
Infraclase: Placentalia
Orden: Lagomorpha
Familia: Leporidae
Género: Sylvilagus
Especie: S. brasiliensis
(Linnaeus, 1758)
Distribución
 tapetidist
Subespecies
[1]

  • S. b. subsp. gibsoni
  • S. b. subsp. paraguensis

El tapetí (Sylvilagus brasiliensis), también conocido como conejo brasileño, conejo de páramo, conejo muleto y conejo del bosque, es una especie de mamífero lagomorfo de la familia Leporidae propia de Centro y Sudamérica.

tapeti brasileirao

Es un animal nocturno y solitario. Usualmente aparece de noche o al oscurecer, comiendo pasto y ramitas; siempre en bosques, y cerca de cursos de agua, y en áreas humanizadas, como jardines y plantaciones.3

Su coloración oscila entre grisáceo, a negruzco en el dorso, aclarándose hacia los costados, y el vientre es blanquecino, menos una pequeña mancha oscura en la garganta. Es la única especie de lepórido en tantas regiones.3

Tiene amenazada su existencia por pérdida de hábitat. [2]

 

Tortuga Terrestre Común

tortuga

También conocida como Tortuga de Tierra, Hualu (en quichua), Tarecayá (en guarani), entre otros nombres que le daban los aborígenes.

Es una especie exclusivamente argentina, propia de la región de los montes. Antiguamente, las especies adultas, solían ser cazadas por su carne. Pero en la actualidad su captura se limita a la venta como mascota.

También, al igual que el Oso Hormiguero, los comerciantes prefieren sus crías que luego serán vendidas en pajarerías, veterinarias, ferias, etc.

Esta tortuga pertenece a la familia de los reptiles. Y, antiguamente se le confería poderes mágicos, e incluso se creía “que nunca moría”; puesto que sus músculos se siguen moviendo por un tiempo, después de muerto el animal (por eso hasta no hace mucho se la cocinaba viva).

Como mascota requiere mucho menos atención que otra especie; sin embargo un alto porcentaje de estos animales mueren antes de los tres años de cautiverio (cuando en la naturaleza llegan a cien años). Las causas de mortandad más frecuentes son: ataques de otros animales domésticos como un perro -por ejemplo- por pisadas accidentales de las personas, o por diversas patologías que adquieren por su vida no natural (cegueras, parálisis de los miembros posteriores,
caparazón blando, dieta inadecuada, etc.).

Este reptil tan codiciado como mascota, está clasificado, tanto a nivel nacional como internacional como una especie amenazada “Vulnerable” a la acción del hombre…en primer lugar

Yarará Chica

Bothropoides diporus

 Bothropoides diporus
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Clase: Sauropsida
Orden: Squamata
Suborden: Serpentes
Familia: Viperidae
Subfamilia: Crotalinae
Género: Bothropoides
Especie: Bothropoides diporus
Cope, 1862
Sinonimia
  • Lachesis neuwiedi Boulenger, 1896
  • Lachesis neuviedi Berg 1898
  • Bothrops neuwiedi meridionalis Amaral, 1930
  • Bothrops neuwiedi diporus Cochran, 1961
  • Bothrops diporus Silva in Campbell & Lamar, 2004
  • Bothropoides diporus Fenwick, et al. 2009

La yarará chica (Bothropoides diporus) es una especie de serpiente venenosa del género Bothropoides, de la subfamilia de las víboras de foseta. Habita en selvas serranas del centro-este de Sudamérica.1

Índice

Taxonomía

Esta especie fue descrita originalmente en el año 1862 por el herpetólogo estadounidense Edward Drinker Cope, bajo el mismo nombre científico.2

Localidad tipo

La localidad tipo es: «región del río Vermejo, en el límite de Paraguay y Argentina»; es decir, en la zona del río Bermejo, en la región chaqueña argentina.

Distribución y hábitat

Esta especie se distribuye en variados ambientes desde el centro del Brasil, en los estados de: Mato Grosso do Sul, São Paulo, Paraná, Santa Catarina, y el noroeste de Río Grande del Sur; en Bolivia, el Paraguay, y en gran parte de la Argentina, en las provincias de: Catamarca, Chaco, Córdoba, Corrientes, Formosa, Jujuy, La Pampa, La Rioja, Mendoza, Misiones, Neuquén, Río Negro, Salta, San Luis, Santa Fe, Santiago del Estero y Tucumán, llegando por el sur hasta el norte de la Patagonia argentina.

 

Zorros Pampa

pampa

Nombre Común: Zorro de las Pampas
Nombre Científico: Pseudalopex gymnocercus
Clase:  Mamíferos
Orden: Carnívoros
Familia: Cánidos
Datos: Cánido sudamericano de mediano tamaño, propio de sabanas, bosques y serranías de Paraguay, Bolivia, parte de Brasil y Argentina.
La coloración general es pardo grisácea, con tonos ocres en la cabeza, el pecho y las patas. Como en todos los zorros, presenta una cola larga y densa.
El zorro pampa es de hábitos solitarios. Merodea en los pastizales y bosques en busca de ratones, cuises y perdices, pero también come invertebrados y frutos.
A nivel reproductivo, las hembras dan a luz hasta 5 cachorros por camada, tras dos meses de gestación. Las pariciones se producen en el interior de vizcacherales o madrigueras construidas por otros mamíferos.
En Argentina, el zorro pampa ha incrementado sus poblaciones en los últimos años, debido principalmente a la inexistencia de mercado para su piel.
A nivel internacional, está incluído en el Apéndice II de CITES.
Area de Distribución:  pmapadist

 

CONTENIDOS RELACIONADOS

OTROS CONTENIDOS

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: