DESTINOS
S

u nombre deviene de la combinación de dos palabras de origen yamán o yagán: ush y waia. El significado: bahía profunda. Levantada sobre tierras ocupadas ancestralmente por las etnias selknam -conocidos popularmente como “onas”- y yamán, Ushuaia surge de una serie de asentamientos anglicanos que comenzaron a expandirse tras el arribo, a mediados del siglo XIX, de expedicionarios europeos en busca de oro y plata.

Con fecha de fundación fijada en el 12 de octubre de 1884, lo cierto es que la ciudad ya se encontraba operativa al menos una década antes. Precisamente ese año, la instalación de las primeras bases de la Armada confió al lugar un rango de base estratégica que consolidó la supervivencia de Ushuaia hasta nuestros días.

A su alrededor se multiplican las fuentes de agua como la laguna Del Diablo, los ríos Olivia y Pipo, o glaciares como el Martial y el Vinciguerra. Rodeada de serranías, Ushuaia ostenta un clima que en invierno promedia los 10 grados bajo cero mientras que, ya en verano, alcanza los 13. Muy cerca de la ciudad, a sólo 12 kilómetros, se extiende el parque Nacional Tierra del Fuego.

Cercana a los 60.000 habitantes, su población está integrada mayormente por argentinos y chilenos, aunque en las últimas décadas la ciudad vive una creciente afluencia de inmigrantes norteamericanos y europeos. De ahí que, además del español, en sus calles también pueden oírse palabras o conversaciones en inglés, alemán o portugués.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: