TRAVESÍA EN 4X4: EL IMPENETRABLE

Viaje al corazón del monte chaqueño por caminos angostos de tierra y vegetación cerrada. Sólo apto para camionetas todoterreno y conductores expertos.

E

l Impenetrable es uno de los últimos Parques Nacionales que se creó en nuestro país. Después de tres años de campañas y esfuerzos de distintas ONGs, organizaciones gubernamentales y la sociedad civil en general, a fines de 2004 el Congreso de la Nación sancionó la ley que protege 130.000 hectáreas de monte chaqueño. Se trata del Parque Nacional más grande del norte argentino que, ubicado entre los ríos Teuco-Bermejo y Bermejito, protege algunas especies autóctonas en peligro de extinción como el yaguareté, el tatú carreta, tres tipos de pecaríes, el oso hormiguero, el águila coronada y la boa arco iris, por mencionar algunas.

Que se llame “El Impenetrable” no es una casualidad. Hay dos condiciones claves para poder recorrer la zona sin mayores complicaciones: que el vehículo sea 4×4 de verdad y el conductor, más o menos experto. La vegetación acá es densa y espinosa, los caminos son angostos y de tierra húmeda, especialmente resbaladizos después de una lluvia como la de anoche. Al volante va Jorge “El Pulpo” Sánchez, que trabaja en la promoción del turismo en la provincia, y que lleva muchos años explorando los senderos del monte chaqueño. Antes de llegar al ingreso del parque propiamente dicho, El Pulpo se mete en una picadita sin nombre, de tierra salitrosa, para visitar y presentarnos a una vieja amiga de la comunidad Qom, Doña Tita.

La camioneta se abre paso entre las ramas secas que cruzan y tapan partes del camino. No hay numeración ni carteles que indiquen por dónde vamos, pero sabemos que la casa de Tita queda por esta calle, justo después de cruzar un puente, en el extremo sur de la franja de 140.000 hectáreas que tiene la comunidad Qom en Chaco. Finalmente damos con el frente de la casa, donde su nieto Roque limpia el área a machetazos, bajo el sol del mediodía. Con un pañuelo en la cabeza y rodeada de perros y cotorras, Tita teje unas mantas para vender a los turistas que la visitan. Compramos una, nos convida con un pan de grasa que cocinó esa mañana, y seguimos viaje a través del monte hasta la entrada al PN.

El Impenetrable es el segundo ecosistema boscoso más grande del mundo después del Amazonas, y el bosque seco más importante y biodiverso que existe. Por eso tanta lucha para convertir la chacra La Fidelidad, de propiedad privada, en una reserva natural y pública. Al menos, la mitad chaqueña de este gran campo, porque hay otras tantas hectáreas de bosque virgen en suelo formoseño. Si bien todavía el Parque Nacional no está abierto al público, se puede visitar las zonas aledañas y ya está custodiado por guardaparques como el que nos recibe, Guillermo “Chiquito” Aguer, de 26 años.

Chiquito viene con nosotros a recorrer el perímetro, primero hacemos unos cuantos metros en la camioneta, y después seguimos caminando.“El mayor problema acá es la cultura de la caza, incluso la palabra Chaco significa ‘lugar de cacería’ en quechua. Muchos paisanos comen lo que cazan en el monte, y es muy difícil hablarles de ecología, sustentabilidad, protección ambiental, cuando hay hambre”, explica Chiquito. En el ratito que exploramos el monte a pie, pudimos ver una familia de tatús, un par de tapires y varias águilas sobrevolando las copas de los algarrobos y palos borrachos.

MÁS INFORMACIÓN

Desde la ciudad de Resistencia, hay que ir por la RN 16 hasta la localidad de Roque Sáenz Peña, desde ahí por la RN 95, que empalma con la RP 9, y que desemboca en la ciudad de Castelli. Esta es la puerta de acceso principal al PN El Impenetrable. Hasta acá son unos 300 kilómetros por pavimento. Para entrar al PN, se recomienda seguir sólo en vehículos todoterreno.

Si hay un experto en los caminos de El Impenetrable, ese es Carlos Schumann. Su empresa Eco Tur Chaco ofrece visitas en camionetas y overlands 4×4. Las excursiones pueden durar dos días o más. La operadora está ubicada en Av. San martin 500, Juan José Castelli. Más información en www.ecoturchaco.com.ar

Gualok significa “algodón” en lengua qom. Ubicado en la ciudad de Castelli, este hotel ofrece habitaciones dobles súper cómodas y prolijas con desayuno incluido, pileta, spa, canchas de tenis y gimnasio. En Ruta 95 y Av. Leandro N. Alem; tel.: 0364 4477055, más información en www.atriumgualok.com.ar/elimpenetrable

Fotos por: Astrid Anguinetti, Douglas Tompkins, Natalia Paulucci, Luis M. Astarloa, Verónica Quiroga

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: